Canillas 3-0 Esperanza (Preferente Gr. 1 - 8ª Jornada) | Foto: Daniel Domínguez.

Informa: Miguel Ángel Montoya (Madrid). | Foto: Archivo.

ESPERANZA
TORREJÓN

1

5

A.D. ESPERANZA
Samu (A); Guada (Lain 25´), Ñete, Pepe, NAcho (vivanco (A) 57´); Dani (Fer 63´), Rubo; Ibáñez (A), Reque, Luque (AA´52´); Rivero (A) (Javito 63´).
A.D. TORREJÓN
Nuñez; Monpe (Felipe 65´), Jandro (Márquez 76´), Otero, Tito; Nacho, Liñan; David (A) (Marqués 84´), Zurita, Ronky; Abel (Ismael 80´).
GOLES
0-1 Abel (20′)
0-2 Abel (35′)
0-3 David (58′)
1-3 Lain (65′)
1-4 Abel (73′)
1-5 Abel (75′)
ÁRBITRO
Piña García
INCIDENCIAS
Esperanza, 100 espectadores.
LOS IMPORTANTES 2015/2016
ESPERANZA
IBÁNEZ
TORREJÓN
ABEL

Nueve goles en dos jornadas y dos victorias consecutivas son los números de la metamorfosis del Torrejón que no había sumado ningún triunfo antes de esta buena racha. En el campo de la Esperanza, el estudio del terreno de juego de reducidas dimensiones dio su fruto en el planteamiento del equipo visitante que convirtió cada rechace y centro al área en medio gol. La Esperanza sufrió una dolorosa derrota merced a la puntería de su rival que cada acercamiento significaba un martillazo.

El campo de la Esperanza, con prácticamente la anchura mínima reglamentario, convierte cada partido de fútbol en un infarto continuo. Desde cualquier lugar del campo se puede dirigir la pelota al área y desde la banda en una zancada se percute en el área grande.

Sumergidos en el ida y vuelta, no hace falta elaborar para rematar a gol. En ese contexto Esperanza y Torrejón comenzaron el choque a toda pastilla. En el primer minuto de juego, el Torrejón buscó el marco rival con una volea de Rubo que desvió Samu. Alos cuatro minutos respondieron los locales con un fuerte tiro de Luque que después de ser desviado por Jandro se estrelló en el travesaño.

A los veinte minutos, la delgada línea roja entre cometer un error o marcar un gol la cruzó Abel para beneficio del Torrejón. Desde la banda derecha un centro al área fue rematado por el goleador de cabeza para abrir el marcador, 0-1. La Esperanza no se amilanó y de falta Luque buscó el empate pero Núñez protegió su arco.

Quien no perdonaba era el conjunto visitante que cada vez que llamaba a la puerta anotaba un nuevo gol y Abel era protagonista. Parecía que no sucedía nada en el juego hasta que se tiraba a gol. Abel, a los treinta y cinco minutos de juego, ampliaba la grieta, encontró un balón huérfano para sorprender a Samu adelantado, 0-2.

En el segundo tiempo la expulsión de Luque por doble amonestación dejó a la Esperanza con un jugador menos y a renglón seguido apuntillado por el Torrejón con otro disparo lejano que se colaba a gol, esta vez el goleador fue David. Aún asó, los locales demostraron personalidad y escalaron hasta recortar distancias. En una falta lateral Lían cabeceaba a gol desde el segundo palo.

Sin embargo, Abel tocado por una varita mágica se encargó de silenciar la esperanza de buscar un empate épico. El goleador del Torrejón anotó dos golazos más para completar su póker de goles y ajusticiar al rival. Anotó el triplete con un derechazo desde el balcón del área en un saque de corner sacado con un pase atrás y completó su cuarteto goleador con un testarazo a bocajarro tras un preciso centro de Ronky.

Los instantes finales fueron el epílogo de un partido con que estaba deseando de terminar. En el campo de la Esperanza se juega un fútbol peculiar, todas las jugadas tienen aroma de gol y si los delanteros tienen su día… cada partido se puede convertir en una sangría. Así fue con Abel apagó a la Esperanza

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.