Buena mañana de fútbol en el Municipal del Val. Como queriendo homenajear a sus respectivos padres, los futbolistas de ambos equipos realizaron un gran encuentro, más vistoso de lo habitual en la categoría y en el feudo complutense. Finalmente la victoria volvió a caer del bando local, pero con sufrimiento, mucho más de lo esperado ante un combativo Parla, que qué sería de él si ahora comenzara la temporada…

La primera mitad resultó más vistosa que la segunda. Desde el pitido inicial, ambos equipos trataron de jugar el balón, y pensaron en la portería contraria, con algunas variaciones en sus onces iniciales, y sobre todo en su apuesta futbolística. Por los locales, Joselu dispuso de un 4-3-3, con dos hombres de creación en el medio como Matas y Morato, lo que le permitió a su equipo tener más el balón de lo habitual. Enfrente, Blaqui saltó sin complejos, con un equipo con las líneas muy adelantadas, que iba a apretar en campo contrario, situándose por momentos la defensa a la altura de la línea que divide el campo en dos.

Fruto de estas novedades ofensivas, pronto comenzaron a verse ocasiones claras de gol. Comenzaron golpeando inicialmente los negriazules, que tras un córner vieron como hasta dos veces Kupen casi sobre la línea de gol rechazaba dos balones. Poco después, los locales tuvieron dos mano a mano que detuvo Víctor Holguín. Tras dos fallos defensivos, primero Seubert y después Manquillo ganaron en velocidad a la zaga, rematando contra la portería rival en la que se hizo fuerte el mencionado Víctor Holguín. Poco después, el propio Seubert (que fue un peligro constante) lo intentó desde unos treinta y cinco metros, marchándosele el balón rozando el larguero; y también la tuvo de cabeza a la salida de un córner. Por parte visitante, Juan Carlos también rozó la madera con un disparo cruzado desde fuera del área.

Todo lo anteriormente relatado ocurrió en los primeros veinte minutos, quedando en el olvido los llamados minutos de tanteo, que parecieron venir después. Pasado el ecuador del primer acto, los dos equipos levantaron el pie del acelerador, y aunque jugaron con buen criterio el balón (sobre todo los locales que lo tenían más en sus pies), no lograban crear peligro. Las dos defensas se hicieron fuertes, y aunque unos y otros merodeaban el área rival, antes del descanso tan solo Manquillo tuvo opción de marcar. El mediapunta rojillo recibió el balón desde la banda diestra, controló dentro del área, remató a la media vuelta, pero el balón se le marchó directamente fuera.

Tras el paso por vestuarios, les costó meterse de nuevo en el encuentro a los dos equipos. Los negriazules, jugando sin presión clasificatoria, parecían más cómodos y sueltos sobre el césped, pero ningún equipo era capaz de hacer daño. La posesión del balón estaba más repartida, lo que derivó a que se viera más lucha sobre el césped que en la primera mitad, pero afortunadamente el choque seguía teniendo ritmo y pocas interrupciones.

Viendo que el partido se le podía ir como en sus dos últimos desplazamientos, Joselu comenzó a mover el banquillo dando entrada a Jorge Rojas y Maikel. Éste último, que tan solo duró un cuarto de hora sobre el campo debido a un fuerte golpe que afortunadamente quedó tan solo en el susto (tuvo que ser retirado en camilla), resultó determinante, al convertirse en el asistente del único tanto del partido. Cuando apenas llevaba tres minutos sobre el campo, el mediocentro elevó el balón por encima de la defensa desde la imaginaria línea de ¾, metiendo el balón en un hueco que se había abierto en el área, previendo el movimiento de Seubert. El siete rojillo bajó el balón, lo controló, y fusiló a Víctor Holguín con un disparo cruzado.

Con el marcador favorable a los alcalaínos, fue el técnico parleño el que comenzó a mover el banquillo. Jose Manuel Blázquez introdujo a Robert y Alo, e hizo adelantar líneas a su equipo, obligando a los jugadores rojillos a retrasar metros, ante la desesperación de su entrenador que les pedía insistentemente que salieran de su campo. Pero aunque el Parla hizo sufrir a la parroquia local, no lograba crear peligro real, dado el buen hacer de la zaga complutense. Así pues, tan solo Juan Carlos remató contra la portería rival, marchándosele el balón fuera; y despejando su remate Manu Ruiz a la salida de un córner. Enfrente, el Alcalá trató de ralentizar el juego, teniendo dos opciones de matar el partido a la contra. Pero a Seubert su remate se le marchó alto por poco; mientras que a Kupen le quitó el gol Víctor Holguín, con una extraordinaria parada cerca de la escuadra.

En definitiva, una sufrida victoria para el Alcalá, que le permite recortar distancias con los puestos de play off, al no ganar ninguno de los tres primeros clasificados, avivando así su sueño de intentar el ascenso en el mes de Junio. Todo ello frente a un gran Parla, que demostró tener mucho más nivel de qué dice su mala situación clasificatoria, y que aunque irremediablemente va a descender a Preferente, lo va a hacer a un gran nivel, compitiendo, sin que nadie le pinte la cara, y sobre todo, con mucho trabajo adelantado para intentar el retorno el próximo curso.

  1. ALCALÁ
    Juancho; Huelves, Kupen, Benítez, Isra (A); Gonzalo Rodríguez, Morato (Maikel 63’) (Manu Ruiz 79’), Iván Matas (Jorge Rojas 52’) (A); Manquillo, Cristian Seubert y Juanito.
    PARLA
    Víctor Holguín; Ismael, Isaac (A), Agus, Adri; Javi (A) (Garci 86’), Cerra (Alo 71’); Josete (Robert 75’), Juan Carlos, Greuchi; y Gonzalo.
    GOLES 1-0 Cristian Seubert (66′).
    ÁRBITRO Gutiérrez Borjabad (2).
    INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 300 espectadores.
  2. Los Importantes 2016/2017
    ALCALÁ
    PARLA
    3. - 3. -
    2. Cristian Seubert 2. Juan Carlos
    1. Manquillo 1. Víctor Holguín
    E: Joselu 2 E: Jose Manuel Blázquez 2

No hay comentarios

Dejar respuesta