Seis partidos y casi dos meses después, la RSD Alcalá se reencontró con la victoria. Un triunfo, que a falta de la disputa de toda la jornada, permite coger aire a los complutenses, y sobre todo levantar la maltrecha moral de una plantilla muy tocada. Todo ello frente a un Santa Ana que mostró una falta de ambición muy grande, lo que hizo romper su buena dinámica de nueve jornada sin perder.

Y es que el partido lo ganó quien mostró interés en ganarlo. No es que los de Fuencarral no quisieran ganarlo ni muchísimo menos, pero en ningún momento fueron a por el partido. Como luego confesaría Pablo Bueno en sala de prensa, su idea pasaba por hacer el partido largo; para jugar con los nervios y la ansiedad de los rojillos. Eso, y el contragolpe a la carrera de Álvaro Portero eran los argumentos amarillos para ganar a orillas del Henares diecinueve años después (la última victoria amarilla en El Val data del 6 de Febrero del 2000). Enfrente, el Alcalá con sus armas de siempre, con tres novedades en el once, incluido el recién fichado Castiella.

El partido se desarrollo como esperaba. El Alcalá tenía más el balón y quería llevar la iniciativa del juego; frente a un Santa Ana que eso sí jugó menos cerrado que en anteriores enfrentamientos. El juego se desarrollaba del centro del campo hacia la mitad de campo en la que defendían los forasteros, que eso sí no sufrían. Aunque muchas veces daba la sensación de que los treinta y tres puntos que tienen los amarillos les hacían jugar sin mucha tensión, lo cierto es que se defendían a buen nivel. Las embestidas cervantinas solían quedar en nada, puesto que la finalización tampoco está siendo el fuerte alcalaíno esta temporada. Así pues, pocas ocasiones de gol se vieron. Tan pocas, que tan solo una vez los visitantes tuvieron opción real de gol; en un contragolpe liderado por Álvaro Portero, en un mano a mano que se le escapó a Thiago. Enfrente, Benítez rozó el gol a balón parado; al igual que Navarro al rematar un rechace en la frontal del área que se le marchó por poco. Pero la más clara fue para Nanclares, en un contragolpe liderado por Castiella tras un córner favorable al Santa Ana; que Iván Oviedo le sacó al vallecano desde el interior del área pequeña.

El segundo tiempo tuvo un claro color rojillo. Los de Jorge Martín de San Pablo dieron un paso al frente, y ganaron metros y ambición sobre el campo; los mismos que cedió el Santa Ana, que apenas salió de su campo. Aunque no se puede decir que los complutenses borraran del campo a los de Fuencarral; si se vio un Alcalá mejor y superior, que volvió a errar en la finalización, aunque tampoco creó mucho peligro. Si que daban los locales sensación de peligro, y merodeaban el área de Iván Oviedo, pero no lograban concretar. Si daba la sensación de que si se veía un gol, sería de los locales, aunque estos no daban mucho trabajo a Iván Oviedo. Aunque el meta le quitó dos goles a Castiella (tras un gran servicio de Nanclares) y a Merchán.

Mediado el segundo acto llegó el único tanto del partido. Corría el minuto sesenta y ocho, cuando Merchán puso un centro medido desde la banda izquierda. El balón fue hacia el segundo palo, por donde entró Del Valle con todo (el propio futbolista acabó dentro de la portería debido a la inercia), enviando el balón al fondo de las mallas. Iván Oviedo llegó a tocar el balón sobre la línea, pero este entró por alto cerca del larguero; quedando así la marca amarilla en 472 minutos sin encajar un gol. Por cierto que tras conseguir el gol, los futbolistas rojillos fueron a abrazarse con Jorge Martín de San Pablo, en señal de apoyo al entrenador.

Una vez por debajo en el marcador, se esperaba la reacción santaanera; pero esta no llegó. Aunque los de Pablo Bueno ganaron metros sobre el campo; y el desarrollo del juego pasó más a ser en el centro del campo; lo cierto fue que los amarillos seguían teniendo una gran falta de ambición. Por su parte, el Alcalá bajó su ímpetu, y aunque siguió mandando en el partido y pisando área rival, pareció aprender de los últimos partidos en casa en los que se adelantó en el marcador pero se quedó sin victoria. Pero aunque la sensación de peligro la siguieron dando los locales, la ocasión más clara fue para los visitantes. O más bien pudo ser, puesto que los de Pablo Bueno gozaron de un libre indirecto dentro del área decretado por el siempre controvertido Torres Carrión; pero Saballs envió el balón a las nubes.

En definitiva, justo triunfo de los locales, que fueron los únicos que fueron realmente a buscar la victoria; lo que les permite tomar aire en la tabla; y sobre todo coger moral de cara a sus trascendentales choques frente a San Agustín y Parla. Por su parte, el Santa Ana ve como vuelve a perder nueve jornadas después (curiosamente su última derrota fue en Pozuelo, otro equipo de la zona baja); y sobre todo ve como no va a poder aprovechar el enfrentamiento entre San Fernando y Villaverde de esta jornada; de cara a acercarse a los puestos de play off.

ALCALÁ
Thiago (A); Manu Díez (Huelves 85’), Rafa (A), Benítez (A), Navarro (A); Del Valle, Gonzalo Rodríguez, Pablo Rojo, Merchán; Nanclares (Seubert 87’) y Castiella (Mario 89’).
SANTA ANA
Iván Oviedo; Diego, Cano (A), Raúl Aguilar, Roi; Álex, Sánchez (A); Sergi (Pedro 74’), Saballs (A) (Koke 83’), Gabri; y Álvaro Portero.
GOLES 1-0 Del Valle (68’).
ÁRBITRO Torres Carrión (1). Expulsó por doble amarilla al delegado visitante, Roberto Martín.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
ALCALÁ
SANTA ANA
3. 3.
2. Del Valle 2.
1. Nanclares 1. Álvaro Portero
E: Jorge Martín de San Pablo 2 E: Pablo Bueno 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.