Informa: Ismael Corregidor (Alcalá de Henares, Madrid). | Foto: Ismael Corregidor.

Una vez más, y van ni se sabe, se repitió el guión. Iván Mateo tiró del carro rojillo, y el Alcalá vuelve a recortar (aunque sigue lejos) puntos con los puestos de play off. Ante el Puerta Bonita los alcalaínos lograron una nueva victoria, gracias a que creyeron algo más que los de Carabanchel, que dieron la sensación de no creer ni en las matemáticas.

ALCALÁ
PUERTA BONITA

2

0

ALCALÁ
Juancho; Isra, Altares (A), Rafa, Maikel; Mancera (De la Cuerda 82’), Morato; Palacios (Jairo 92’), Iván Mateo (A) (Valcárcel 92’), Koke (A); y Manu (A).
PUERTA BONITA
Sanmiguel; Paniagua (A), Miguel Ángel (A), Rubén Muñoz (R 90’), Puertas; Viso, Nacho Sierra (A) (Felipe 46’); Auñón (Val 46’), Javi de Mesa, Gorka (A) (Turi 63’); y Hugo (R 56’).
GOLES
1-0 Manu (24’)
2-0 Iván Mateo (penalti) (91’)
ÁRBITRO
Vázquez González.
INCIDENCIAS

Municipal del Val, unos 300 espectadores.

LOS IMPORTANTES 2015/2016
ALCALÁ
3
IVÁN MATEO
2
RAFA
1
MANU
E
FRAN BLASCO
1
PUERTA BONITA
3
2
1
E
PACO SÁEZ
0
ÁRBITRO
VÁZQUEZ GONZÁLEZ
2

Dada la gran necesidad de puntos de los porteños, se esperaba de los visitantes una salida en tromba, o al menos con más intensidad. Al contrario, los que saltaron mejor fueron los de Fran Blasco, sin arroyar a su rival, pero si jugando en campo contrario, con el control del partido y del balón. Dominaban los alcalaínos, pero no eran capaces de crear peligro sobre la portería de Sanmiguel. El portero visitante tan solo vio peligrar tímidamente su portería en un disparo de Isra al rechace de un córner y en una acción en la que Koke pecó de individualista, en la que trató de batir al portero en el mano a mano. El extremo trató de colar el balón entre las piernas del cancerbero, que llegó a tocar con una de ellas el esférico, perdiendo fuerza y la dirección de la portería, sin acabar en su destino final.

Mediado el primer tiempo, se adelantaron los locales. Iván Mateo disparó desde unos treinta y cinco metros, y cuando el balón iba camino de la portería rozó en Manu. El balón desvió ligeramente su trayectoria, lo justo para que Sanmiguel no lo viera y no alcanzara a despejarlo. Dos minutos después, el Puerta pudo empatar a la salida de un córner botado al segundo palo que Gorka no acertó a rematar correctamente, marchándose el balón directamente fuera.

La acción a balón parado visitante fue lo último a reseñar de un primer tiempo que fue decayendo según iban pasando los minutos, y equilibrándose a nivel de juego, donde reino el centrocampismo. Para tratar de ponerle remedio, Paco Sáez realizó una doble sustitución tras el descanso. Buscando más poder ofensivo en su equipo Auñón y Nacho Sierra se quedaron en la caseta, entrando en su lugar Val y Felipe. La intención del técnico visitante parecían claras, aunque su equipo no respondía sobre el césped. Además, diez minutos después del paso por vestuarios, Hugo era expulsado con roja directa por sacar el brazo y la mano a pasear en una carrera con Maikel a la altura del centro del campo.

Con un hombre más sobre el campo, al Alcalá se le despertaron los fantasmas de la pasada jornada, en la que en los diez primeros minutos en superioridad numérica el Pozuelo le remontó el marcador. Sin embargo, la falta de ambición visitante hizo que los complutenses olvidaran pronto aquello, y aunque el partido seguía desarrollándose con más pena que gloria en el centro del campo, los rojillos lograron crear algo de peligro. Palacios estrelló un balón en la cruceta, poco después de que Sanmiguel le sacara el segundo. Iván Mateo lo intentó de nuevo desde fuera del área en una posición similar a la del primer gol, mientras que desde la esquina también generó un par de ocasiones que acabaron quedando en nada; como un remate a la media vuelta de Morato. Del Puerta Bonita no había noticias, y aunque en los últimos minutos merodearon el área de Juancho, más por repliegue local que otra cosa, no pusieron en ningún apuro al capitán local.

Ya cuando el partido parecía que moriría sin más, un error defensivo de los de Paco Sáez propició que el Alcalá pudiera anotar el segundo tanto. Primero Sanmiguel no acertó atrapar un balón que parecía muy franco, devolvíendole la zaga el cuero al cancerbero. Al no poder el portero jugarlo con la mano, trató de sacarlo con el pie, saliendo incluso del área grande. El poco hábito del ex del Torrejón en jugar el balón lo aprovechó Iván Mateo para robárselo, y con la portería desguarnecida, rematar a placer el que parecía que iba a ser el 2-0. Sin embargo, por el camino Rubén Muñoz despejó el balón con la mano por encima de la cabeza dentro del área, decretando Vázquez González a instancias de su asistente penalti y expulsión para el central. La pena máxima se encargó de ejecutarla a las mil maravillas Iván Mateo, engañando a Sanmiguel, disparándolo raso y ajustadísimo a la cepa del poste diestro del cancerbero, que se tiró al lado contrario. Con esta acción y una doble sustitución en el bando local, finalizó un partido que no quedará en el recuerdo de muchos.

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.