Sigue el idilio de la RSD Alcalá en El Val esta temporada, donde tan solo el Pozuelo (que ganó) no se marchó de vacío en su visita. Los rojillos son el mejor equipo de la categoría en casa, lo que les está aupando a luchar por los puestos nobles, a los que han vuelto tras dos salidas consecutivas con malos partidos y ningún gol a favor.

Les costó (y mucho) a los de Jorge Martín de San Pablo batir a un Santa Ana bien plantado, que no concedió un solo error. Como reconocería después en rueda de prensa, la idea de Pablo Bueno era meterse atrás, con dos líneas de cuatro muy juntas, sin espacio, que no permitiera el habitual juego interior y por bandas de los complutenses. Arriba, dos nueves claros como Manu Sánchez y Álvaro Portero que tendrían que buscarse la vida como buenamente pudieran, y apenas pudieron.

Sin ser el ciclón de los dos últimos partidos en casa en el arranque, de nuevo los alcalaínos dominaron desde el inicio. El balón era propiedad local, y el juego se desarrollaba en la parte del terreno de juego en la que defendía a un gran nivel el cuadro de Fuencarral; que parecía más cómodo que su rival sobre el césped. La mayor diferencia de los dos últimos partidos jugados a orillas del Henares fueron que los cervantinos no anotaron en la primera ocasión que tuvieron; y sobre todo, no crearon tanto peligro ni tocaron con tanta verticalidad como venían haciendo.

El guión parecía que se repetía: a los dos minutos del pitido inicial, Moha puso un gran balón desde la banda diestra al área pequeña. Allí apareció David López, que con un remate forzado con Iván Oviedo batido, mandó el balón a las nubes. Esta vez, los rojillos perdonaron la primera que tuvieron, y les costó seguir creando peligro; puesto que hubo que esperar un cuarto de hora para ver la segunda ocasión. De nuevo Moha se vistió de asistente con un gran centro para Castiella, que el navarro menos afortunado que en anteriores ocasiones, envió alto.

Mediado el primer tiempo, se asomó el Santa Ana por vez primera sobre el portal de Juancho, creando dos ocasiones por mediación de Álvaro Portero (quien sino). En la primera, el goleador santanero lo intentó con una vaselina desde unos treinta metros con mucha intención, que se marchó junto al larguero. En la segunda asistió a su compañero en el frente del ataque, Manu Sánchez, que escorado, no pudo batir a su ex equipo. Parecía que podía ser el despertar del letargo amarillo, pero los de Pablo Bueno no perdieron ni el sitio ni su idea. Se hicieron fuertes atrás, sin cometer ningún error y no dejando tocar cómodo al Alcalá con una buena presión. Aún así, los locales pudieron adelantarse por mediación de Nanclares (falta directa que se marchó cerca del palo)  y Zapata (balón al palo desde fuera del área) antes del descanso.

En el segundo tiempo, el control alcalaíno bajó. Aunque el peso del partido volvió a corresponder a los locales, lo cierto fue que el dominio fue menor. Es más, con un poco de ambición el Santa Ana podría haber puesto contra las cuerdas a los rojillos, muy difuminados y perdidos en el inicio del segundo tiempo. Y aunque los de Pablo Bueno se asomaron algo más al área rival, tan solo gozaron de una ocasión por mediación de Álvaro Portero, que intentó aprovecharse de un despeje en falso de Juancho, aunque Rafa acabó anticipándosele en la acción.

Viendo que a su equipo se le empezaba a ir el partido, Jorge Martín de San Pablo movió el banquillo, introduciendo a Shafa en el terreno de juego, que aunque no fue protagonista, si pareció darle otro empaque a su equipo. A raíz de la salida del canterano del Rayo Vallecano, el Alcalá volvió a crecer sobre el césped, y volvió a crear ocasiones de gol; cobrando Iván Oviedo protagonismo. El cancerbero le detuvo un remate a bocajarro a Moha tras servicio de Castiella; un lanzamiento de Nanclares desde fuera del área; y otra a Castiella tras jugada personal. Incluso en un gol anulado a los locales por fuera de juego de Shafa intervino el ex del Moscardó, puesto Shafa remató tras un rechace del portero a disparo de Moha.

Todo hacía indicar que El Val iba a ver su primer empate del curso, y que al Alcalá se le iban a ir dos puntos que podrían ser de oro con el alto ritmo de puntuación que están marcando este año los seis equipos de cabeza; hasta que apareció la calidad de Zapata. El centrocampista rojillo, que venía de ver como Sebas le paraba un penalti, se atrevió con una falta a la altura del pico del área, perfilado a la izquierda según atacaba su equipo. Desde allí con total convicción, ejecutó el lanzamiento con maestría, salvando la barrera y colando el balón por la escuadra diestra de Iván Oviedo, que no pudo más que tirarse para salir en la foto.

Tras el 1-0, Pablo Bueno y los suyos cambiaron lógicamente la idea y el planteamiento, dejando el técnico  a su equipo con una defensa de tres. El partido se rompió, aunque solo tenía emoción por lo apretado del marcador, ya que ningún equipo creaba buen fútbol ni peligro. El Santa Ana trataba de cargar, y el Alcalá se defendía bien, centrando más sus esfuerzos en no cometer errores que en tratar de jugar, cuando ya sí tenía espacios. Y fruto de esos espacios, en un contragolpe en el último minuto del tiempo reglamentario, los complutenses remataron el partido. Castiella remató desde el interior del área, repeliendo una vez más Iván Oviedo el balón, estrellándose éste en el palo. El rechace le cayó a Pablo Rojo, que con la portería vacía aunque con alguna dificultad, hizo el segundo tanto de la mañana, con el que acabó el partido.

De este modo, el Alcalá volvió a la senda de la victoria, la séptima en ocho partidos como local, recuperando la cuarta posición. Por su parte, el Santa Ana se marchó con mal sabor de boca a casa, ya que a última hora, y gracias al talento individual de uno de sus adversarios, vio como se le escapaba un punto que había defendido con uñas y dientes durante ochenta y cinco minutos.

ALCALÁ Juancho; Del Valle, Isma (Pablo Rojo 81’), Rafa (A), Navarro; Moha, Gonzalo Rodríguez, Zapata, David López (Shafa 56’); Nanclares (Molino 86’) y Castiella.
SANTA ANA
Iván Oviedo (A); Huelves, Cano, Raúl Aguilar (A) (Adrián Saballs 86’), Héctor; Álex Muñoz (A), Juli (Txirla 82’), Mani, Camarero (A); Manu Sánchez (Roberto 65’) y Álvaro Portero.
GOLES 1-0 Zapata (85’); 2-0 Pablo Rojo (89’).
ÁRBITRO Lorand Zoltan Toth (0). Expulsó al preparador físico local, Alberto Ginés.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 400 espectadores.
Los Importantes 2017/2018
ALCALÁ
SANTA ANA
3. Moha 3.
2. Nanclares 2. Iván Oviedo
1. Zapata 1. Álvaro Portero
E: Jorge Martín de San Pablo 2 E: Pablo Bueno 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre