En la Ciudad Deportiva de Valdelasfuentes (Alcobendas), se dieron cita dos equipos con diferentes objetivos, el Alcobendas Levit luchando por eludir el descenso de categoría, y el Atlético de Pinto buscando meterse en los play off.

Mañana soleada, 16º de temperatura y un par de cientos de espectadores presentes cuando el Sr. David Cortes Romero dio la orden de iniciar el encuentro, puso el balón en juego el delantero centro de los de casa, Lacaba.

Enseguida se vieron los dibujos tácticos que uno y otro entrenador aplicarían en el juego de sus equipos. El local Lolo Escobar puso en liza una defensa de 4, algo adelantada, un pivote-organizador-multiusos como era el capitán Lorente, por delante de este un dúo de formado por Otia y Pinilla, y en la delantera 3 picas, Santa, Lacaba y el inconmensurable en este partido Junior. Javier García Márquez colocó a 4 defensas, dos medios de control, Héctor y Manu Rosales, tres centrocampistas adelantados, y arriba el luchador, solo ante el peligro, Nico.

El Alcobendas L. salió a buscar algo rápidamente, empezó a presionar y a marcar su territorio desde el principio, puso su nave en dirección al área visitante, y en principio el peligro salía de las botas del numero 7 de los verdes, Santa, quien volvía loco al lateral izquierdo de los rojos Boriba.

El Pinto lo intentaba con algún tiro lejano pero sin peligro, y el balón lo recogía mansamente en sus brazos el portero local Gonzalo, devolviendo de inmediato la jugada Otia al marco contrario, también de tiro lejano, pero también sin peligro para la portería visitante defendida por Parra.

A los 7´, y fruto de una falta de Boriba al extremo Santa, a la derecha del ataque de los dueños del terreno de juego, es puesta la pelota en movimiento por Lorente, raso al área, y allí recoge el balón Lacaba, rematando duro y por bajo, y lo único que puede hacer Parra es tocar con los dedos de su manopla, pero sin poder evitar que se aloje el cuero en las mallas, y así al poco tiempo del inicio del encuentro, el Alcobendas Levit se pone por delante en el marcador, 1 a 0, y las espadas aun seguían en alto.

El Pinto decide adelantar sus líneas, y hacerse con el balón, obligando al Alcobendas L. a jugar al contraataque. Así se produce un toma y daca entre ambos conjuntos, Manu Sánchez lanza el cuero por encima de la portería local, al no poder llegar a adentrarse en el área. A continuación recibe una falta Lacaba que lanza Lorente, enviando la zaga pinteña a córner.

Al cuarto de hora el Pinto seguía con el control del balón, pero no creaba peligro, y este “tiempo muerto” que se tomaron ambos equipos, solo fue finalizado por un altercado en la grada que motivó un espectador poco afortunado en la crítica al número 19 del Pinto, Boriba, siendo recriminado por los aficionados visitantes, con razón.

En media hora de juego, dominaba el Pinto, pero nada más, no estaba justificando el puesto tan alto que ocupa en la tabla clasificatoria, y sin embargo el que ponía el peligro era el conjunto que está en puestos de descenso, lo que es el futbol.

El balón cobraba intensidad y se convertía en peligroso cuando llegaba a los pies de Junior, que todo lo que tocaba lo convertía en ocasión de gol, siendo el mejor de su equipo, terminando la mañana siendo el mejor del partido. Por parte del Atlético de Pinto, destacaba su número 22 Héctor, por quien pasaban los balones que hacían daño al Alcobendas.

Poco a poco los de verde se fueron quitando la presión de los rojos, y volvieron a tener la bola, jugando su particular partido en pos de una victoria que les sacase del pozo del descenso, pero el Pinto no parecía querer meterse en la lucha por el ascenso, dado el juego que desplegaban sus jugadores, demasiado conformistas.

Los últimos 5´si que el Pinto metió una nueva velocidad y parecía que iba a igualar el encuentro, pero la defensa local lo resolvía todo con soltura, y el acoso no fue a mas, señalando el Colegiado el final de los primeros 45 minutos, y la marcha a los vestuarios.

Como anécdota, el Sr. Cortes Romero se marchó a la caseta, sin preocuparse de lo que le sucedía al número 26 de los visitantes, que en la última jugada de la primera parte sufrió un balonazo que le tuvo en el suelo atendido por las asistencias 5´, tras lo cual Manu Rosales se dirigió camino de los vestuarios, doliéndose de un brazo, por el golpe del balón en el mismo, pero ya el Arbitro estaría reponiendo fuerzas en los vestuarios, algo extraño.

Y en ese momento la megafonía de Valdelasfuentes se puso nuevamente a funcionar, con canciones que amenizaban la espera, quizás demasiado alto de volumen, ya que el comentario general de la grada era “que alta esta la música…”, con lo cual se agradecería que se tomaran en consideración estos comentarios y modularan el nivel de decibelios de los altavoces, para que algo que es para entretener a los espectadores, no se convierta en algo que les incomode.

Aníbal, del Pinto, volvió a la batalla, y puso el esférico en movimiento, dando lugar a la segunda parte de este entretenido partido de la tercera madrileña. El Pinto se fue a por el empate, y adelanto líneas, poniendo su míster en liza un 3-4-3, presionando a la defensa local, y jugando durante los primeros 15´en el campo del Alcobendas Levit. Los locales no se amilanaron con el esquema de su técnico un 4-3-3, pero iban ganando y no tenían la urgencia que sus rivales.

Lorente se rompió en los primeros minutos de la segunda parte, lo que suponía un gran contratiempo para Lolo Escobar, pero tenía que cambiarle, y lo hizo por De Prada que cuajo un gran partido, sin desmerecer la labor que le dejo el capitán verde.

El show de Junior se materializo a partir del minuto 55, y sus compañeros decidieron darle el balón a él, que lo convertía en ocasiones de peligro siempre, bien con centros, regates, llegadas al área, provocación de faltas, destapó “el tarro de sus esencias” y así en el minuto 63 le llegó un balón en el medio campo, lo controló, avanza unos metros y lanza un disparo en parábola que le pasa por encima a Parra y se introduce en la portería local, un golazo que significa el 2 a 0 para el Alcobendas Levitt. Y ni corto ni perezoso, Junior tras marcar y para celebrarlo hace un sprint dirigiéndose a la grada a darle un beso a su novia que se encontraba presenciando el partido, dedicación curiosa del joven jugador a su chica, y así Rebeca, que es el nombre de ella, se convirtió en protagonista inesperada del segundo gol de los locales.

Anteriormente el Pinto tuvo una buena oportunidad de gol, a saque de una falta, pero Ismael solo frente a la portería local da tiempo a la zaga a colocarse, estrellando la pelota en el cuerpo de un defensa, la jugada continuó y termino en falta, que sacada por Aníbal terminó estrellando el cuero en el lateral de la red.

Junior se quejaba de problemas en los abductores y en los isquios, pero no mermaba su manera de jugar, y Lolo Escobar no quería saber nada del cambio, tenía que arriesgar porque el partido era difícil, y su jugador número 11 era el que marcaba la diferencia.

El Pinto y su hinchada se empiezan a desesperar con el Árbitro, que a partir del minuto 75 empezó a tirar de tarjetas como si no hubiera mañana, inclusive sacó una roja a un técnico integrante del banquillo visitante. Este carrusel de amonestaciones se lo recriminó la afición del Pinto “es un espectáculo arbitro”, que no entendía bien lo que estaba sucediendo, siendo la afición consciente de la importancia que para el futuro podría tener la cantidad de tarjetas amarillas que se mostraban a sus jugadores.

En el minuto 80 gran zambombazo de Aníbal en la frontal del área, despejando el balón a saque de esquina Gonzalo en gran estirada. Javier García Márquez consciente de la importancia de arrancar al menos un punto para continuar en la lucha por el ascenso en la que este año estaban metidos, dejó prácticamente una defensa de dos, al adelantar a Boriba que ocupaba el lateral izquierdo de la defensa de tres que puso en funcionamiento en la segunda parte.

Mientras tanto Junior, convertido en este partido en Sénior, continuaba dándolo todo, y cada balón, cada jugada en la que participaba, sacaba petróleo, proporcionando oxigeno a su equipo y a cada uno de sus compañeros, pues o terminaba la jugada en peligro de gol o en falta.

84´se lesionó Manu Rosales en su hombro, como en la primera parte, y como no se podía levantar, lo cogió en brazos el cancerbero Parra depositándolo cuidadosamente en la banda, en un meritorio esfuerzo del meta, ya que Manu Rosales no es un peso pluma. A los pocos minutos se reincorporó Manu al juego mermado, porque no podía mover el brazo derecho, pues parece ser que se le salió el hombro.

Y con el achuchón del Pinto y la contención del Alcobendas Levit se puso fin a este intenso e interesante encuentro, donde el marcador hizo justicia a lo que se vio en el terreno de juego: Existió diferencia en la clasificación pero no así en el juego. Y la afición local terminó preguntándose que sería de su equipo si todos los domingos jugase así.

  1. ALCOBENDAS LEVITT
    Gonzalo; Ángel, Kike Hermoso, Guadaño, Cañas; Lorente (A) (De Prada 51´) (A); Otia, Pinilla (A); Santa (A)  (Koke 32´), Lacaba (Joaco 88´)  y Junior.
    PINTO
    Parra; Macho (Greciano 69´) (A), Ivan González (A), Maroto (Pablo Iglesias 45´), Boriba; Héctor, Manu Rosales; Manu Sánchez, Aníbal (A), Jaime (A)  (Ismael 45´) (A); Nico (AA 87’)
    GOLES 1–0 Lacaba (7´); 2–0 Junior (63´)
    ÁRBITRO Cortes Romero (0).
    INCIDENCIAS Valdelasfuentes, unos 200 espectadores.
  2. Los Importantes 2016/2017
    ALCOBENDAS LEVITT
    PINTO
    3. Junior 3. Héctor
    2. Otia 2. Nico Ybarra
    1. Kike Hermoso 1. Aníbal
    E: Lolo Escobar 3 E: Javier García Márquez 1

1 comentario

Dejar respuesta