Reparto de puntos, y todos contentos. Ese puede ser el breve resumen de este Alcobendas Sport-Móstoles URJC por todo lo alto, que en lo futbolístico no lo fue. Los locales, con su billete para el play off garantizado, jugaron con algún no habitual, y con el freno de mano echado, aunque esperando un tropiezo del Adarve, para poder arrebatarle la segunda plaza, que este año lleva adjunto el premio de la Copa del Rey. Enfrente el Móstoles dependía de sí mismo, pero no las tenía todas consigo para acompañar a su rival de este domingo en la aventura por el ascenso, como finalmente fue.

Entre tanto respeto, y porqué no miedo, el partido resultó espeso. Los dos equipos sabían del potencial del contrario, y tomaron demasiadas precauciones, en un partido de guante blanco, en el que poquitas cosas se veían. Ambos equipos trataban de jugar el balón siempre por el suelo, pero con poca fluidez, y las ocasiones de gol escaseaban, por no decir que eran prácticamente inexistentes. Lo que sí se notaba es que al Móstoles le iba más en juego, y era el equipo de Iván Ruiz el que tenía más intención, aunque sin superar la férrea defensa local.

Dado este desarrollo de partido, las contadas aproximaciones y ocasiones eran mayoritariamente mostoleñas, en un ataque liderado desde la banda por Gonzalo Ónega, que fue el mejor sobre el césped de un discreto partido. De hecho, las mejores ocasiones azulonas nacieron de las botas del ex del Móstoles, que en apenas un minuto pudo adelantar a los suyos por dos veces. Primero con un disparo que salvó Andrés con una gran parada, desviando el balón a córner. Y en ese mismo saque de esquina, el que evitó el gol fue el segundo palo, puesto que Ónega lo botó con mucha rosca buscando el gol olímpico, que se le escapó por centímetros. Enfrente, en la primera mitad, el Alcobendas Sport tuvo un par de acercamientos a balón parado, que acabó despejando la zaga visitante, uno de ellos sobre la línea.

Tras el descanso el choque ganó en fútbol y emoción. A buen seguro tras conocer que los resultados del resto de campos les dejaba fuera del play off, el Móstoles salió a por todas desde el inicio, buscando derribar el muro alcobendense, que se vio obligado a retrasar unos metros. Los de Iván Ruiz lograron crear peligro, aunque sin finalizar entre los tres palos. Es más, la mejor ocasión fue para los de Rubén Reyes, en un contragolpe liderado por Carlitos con una gran cabalgada, que remató el omnipresente Joao con la cabeza solo ante Sierra, pero que se le fue por milímetros. El que sí que tuvo que intervenir fue Andrés, tras un disparo desde fuera del área de Lozano en un rechace, desbaratando el guardameta la ocasión de peligro con una bonita palomita.

Mediado el segundo tiempo, el arreón de los visitantes bajó, equilibrándose de nuevo el partido. El Alcobendas Sport recuperó los metros perdidos, volviendo a convertirse el choque en el combate nulo de los primeros minutos. Pero a diferencia de lo que ocurrió en la primera mitad, ya no se veía al Móstoles con más intención y menos incisivo. Los de Iván Ruiz, parecieron pensar en eso de “cuando no puedes ganar, lo importante es no perder”, aunque el empate en ese momento no les valía para disputar el play off, al estar dándose el triple empate que les apartaba del sueño.

A falta de menos de un cuarto de hora, llegó la jugada que mató definitivamente el partido. Y no se produjo sobre el césped del Luis Aragonés, sino en la Ciudad Deportiva de Getafe, donde Calleja empató el partido para el Pozuelo, rompiendo así el triple empate que dejaba a los azulones sin play off. Además, también se conocía que el Unión Adarve le había dado la vuelta al marcador frente al Villaverde, por lo que el Alcobendas Sport tampoco podía aspirar a nada más que la tercera plaza. Y lejos de tranquilizar a los dos equipos, lo que ocurrió es que el miedo a perder se apoderó de los dos equipos, que no arriesgaron lo más mínimo. Los de Rubén Reyes se adueñaron del balón, pero tocándolo en horizontal, sin apenas pisar la mitad del terreno de juego en la que defendía atrincherado el Móstoles, que centraba sus energías en que los locales no avanzaran.

Al final, y a pesar de que Luis Carlos y Carlitos tuvieron una opción para cada equipo, el choque acabó con el 0-0 inicial, que dejó satisfechos a ambos. Pero con agonía para los mostoleños, que tuvieron que esperar cuatro minutos sobre el césped radio en mano, esperando que el Getafe B no anotara el tercer gol que les dejara sin play off, como así fue, dando paso a una gran fiesta visitante sobre el terreno de juego, con la satisfacción del deber cumplido.

  1. ALCOBENDAS SPORT
    Andrés; Parra, Iñaki, Jorge González, Carlitos; Kike Vázquez (Adrián 49’), Sumy, Iván Mateo, Rubén Blanco; Óscar Saugar (Izan 87’) y Joao.
    MÓSTOLES URJC
    Sierra; Samu (A), Luis Fratelli, Sardi, De Pedro (Ivo 70’); Nacho Gil (Barri 62’), David Rodríguez, Lozano (Iván Bueno 62’); Bravo (A), Luis Carlos y Gonzalo Ónega
    GOLES No hubo
    ÁRBITRO Vázquez González (1).
    INCIDENCIAS Luis Aragonés, unos 300 espectadores.
  2. Los Importantes 2016/2017
    ALCOBENDAS SPORT
    MÓSTOLES URJC
    3. 3.
    2. 2. Gonzalo Ónega
    1. Joao 1. Luis Carlos
    E: Rubén Reyes 1 E: Iván Ruiz 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre