ALCORCÓN | Llega Cristóbal y se va Montoya

Cambios en los banquillos de los dos primeros equipos alfareros

1
2836

El próximo curso va a tener muchas caras nuevas en la AD Alcorcón. Al típico vaivén de jugadores, se sumará que para la próxima temporada, los dos inquilinos de sus banquillos cambiarán de cara. En el primer equipo ya se conocía la salida de Julio Velázquez, se suma la salida de Diego Montoya en el filial.

La salida del técnico del segundo equipo amarillo pillará a más de uno por sorpresa. El técnico, volvió el pasado mes de Septiembre a la que fue su casa durante dos temporadas, para sustituir a Fran Blasco tras dos jornadas disputadas. Este curso, frente al Colmenar, alcanzó los cien partidos como máximo responsable del segundo equipo, cifra que por el momento se ha quedado en ciento doce. Su próximo destino podría ser otro filial, el Getafe B.

Y no es la única salida, puesto que del organigrama de la cantera amarilla también ha salido Javier Hernández, que hacía funciones de director deportivo del filial, para enrolarse en el proyecto de Víctor Cea en la Cultural Leonesa.

Cristobal Parralo dirigirá al primer equipo

A buen seguro, lo que más importa ahora mismo a los aficionados amarillos es quien será el entrenador del primer equipo para la próxima temporada. Descartada la opción de Julián Calero, dado su compromiso con la RFEF para ayudar a Fernando Hierro (desde su salida del Navalcarnero parecía un secreto a voces de que Calero dirigiría a los amarillos); comenzó de nuevo el casting para buscar entrenador. Aunque sonó con mucha fuerza el retorno de otro ex amarillo (Calero dirigió al Alcorcón B en su primera temporada en Tercera) como es Manolo Cano (actualmente en el juvenil del Atlético de Madrid y ex ayudante de Anquela en la entidad de Santo Domingo); finalmente el elegido es Cristobal Parralo. El cordobés firmará por una temporada, algo que se hará oficial a lo largo de este Martes.

El nombre del nuevo preparador amarillo sonará más a los aficionados de su época de futbolista. Criado en la masía, llegó hasta el primer equipo del Barcelona, pasando también por Oviedo, Logroñés y Espanyol, todos ellos en Primera división. Su retirada como futbolista la vivió en el PSG. Internacional absoluto con España, disputó seis partidos con la roja, anotando un gol.

Como técnico, sus primeros pasos fueron como segundo entrenador en el Espanyol (con Luis Fernández) y Benfica (con Camacho). Su estreno como máximo responsable de un equipo fue en la Peña Deportiva Santa Eulalia, en Segunda B, con la que no pudo evitar el descenso en 2009. A la temporada siguiente, debutó en Segunda División al frente del Girona, al que dirigió durante nueve partidos. Tras unos años dedicados a la dirección deportiva, volvió a los banquillos para dirigir durante cuatro cursos al máximo exponente de una de las mejores canteras de Cataluña, como es la Damm en División de Honor.  De allí, dio el salto al Deportivo de la Coruña, para dirigir al Fabril durante dos temporadas. En la primera, ascendió al filial a Segunda B; y durante la segunda (la que acaba de concluir) tras dirigir con éxito al segundo equipo blanquiazul en la división de Bronce (lideraba el grupo), lo que le abrió las puertas del primer equipo, para sustituir al madrileño Pepe Mel. Ésta última etapa como máximo responsable deportivista no resultó tan positiva, y tras quince partidos fue destituido el pasado mes de Febrero.

1 comentario

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre