Toda la plantilla velillense salió con camisetas a su compañero Moba, lesionado en el ligamento cruzado. | FOTO: ISMAEL CORREGIDOR.

Cómoda victoria del Alcalá B, que no sufrió para ganar a un Velilla atenazado al que pareció pesarle la sombra del descenso que se jugará la próxima jornada frente al Coslada.

Toda la plantilla velillense salió con camisetas a su compañero Moba, lesionado en el ligamento cruzado. | FOTO: ISMAEL CORREGIDOR.
Toda la plantilla velillense salió con camisetas a su compañero Moba, lesionado en el ligamento cruzado. | FOTO: ISMAEL CORREGIDOR.

 

Todo y nada estaba en juego en el Vicente García, escenario del último partido de la siempre decisiva penúltima jornada. Los locales, aún con la permanencia sin cerrar, tenían ante sí la oportunidad de dejarla prácticamente sentenciada, ante un Alcalá B sin nada en juego, más que el mérito clasificatorio de quedar lo más arriba posible.

Dados estos antecedentes, se podía intuir que un equipo iría a morir con el cuchillo entre los dientes (los rojiblancos), y otro saltaría al campo con la falta de intensidad que da el no tener nada realmente importante en juego. Sin embargo, esto último podía ser un arma de doble filo, y poder jugar mejor al no tener la presión de los puntos. Además el sistema ofensivo empleado por Toñín, con hasta cinco hombres ofensivos y dos delanteros centros desde el inicio contribuyó a ello.

Muy pronto se pusieron los complutenses por delante en el marcador. Tras una falta mal despejada por la zaga, que acabó en un córner letal para los rojiblancos, que para colmo de males vieron como tras el saque de esquina, Molón introdujo el balón en su propia portería.

El tempranero tanto encajado, y el saber todos los resultados de la jornada atenazaron a los de Chechu Doblado, lo que pareció impedirles con soltura y la intensidad suficiente del que le va la vida en el envite, puesto que tras la finalización del resto de partidos, comenzaron el propio en zona de descenso, por primera vez en toda la temporada. Sin embargo, a pesar de esto los locales gozaron de dos ocasiones para igualar de nuevo la contienda, algo que hicieron desde los once metros. Tras un centro de Javi Toledo, el balón impacto en las manos de Herreros dentro del área, transformando la correspondiente pena máxima Fran, engañando a Bechir.

Con el partido de nuevo igualado, parecieron despertar los locales, que vieron como Bechir le sacaba dos mano a mano a su goleador Juárez, ante un filial que continuó jugando su partido, y que asestó una cornada casi de muerte antes del descanso. Corría el último minuto del tiempo reglamentario, cuando Aleix recuperó el balón por la banda izquierda, avanzó metros, y prácticamente sobre la línea lateral, a unos treinta y cinco metros de la portería, soltó un zapatazo espectacular que se alojó en toda la escuadra contraria, en lo que posiblemente fue el gol de la temporada en la categoría.

Tras el golazo del lateral zurdo rojillo, se llegó al descanso. Con ello se esperaba la inexistente reacción de los velillenses, que sin embargo se mostraron como un equipo sin alma, hundido, que parece verse incapaz de remontar la situación. Todo ello a pesar de que no les entraron las prisas, ni cayeron en la precipitación, siendo fieles a su estilo tratando siempre de elaborar con el balón por el suelo. Pero la falta de ideas de los rojiblancos, único al buen posicionamiento táctico de los alcalaínos, y del buen hacer de su zaga que apenas cometió errores, y casi siempre ganaba y se anticipaba en todas las jugadas, hizo que el partido se convirtiera prácticamente en un querer y no poder de los locales; mientras que los de Toñín jugaban relajadamente, viendo también como su rival no le remató entre los tres palos.

Y al igual que ocurriera en el primer acto, los visitantes logaron marcar en el último minuto del tiempo reglamentario. Con un Velilla jugando casi a la desesperada, cerrando con tan solo tres hombres atrás, una pérdida de balón en el centro del campo de Manolo, se convirtió en un arma letal. El balón se lo llevó Jose Antonio sin oposición, plantándose rápidamente ante el guardameta Andrés, ante el que el cruzó el balón sin que el meta pudiera hacer nada para evitarlo.

Con el último tanto del filial, finalizó un partido que podía haberle dado más de media salvación al Velilla, que ve como cae a puestos de descenso por primera vez en toda la temporada. Sin embargo, a pesar de ocupar la zona roja, los de Chechu Doblado dependen de sí mismos, al enfrentarse al equipo que marca la salvación (el Coslada), en El Olivo, donde tendrán que ganar si quieren continuar una temporada más en la categoría.

FICHA TÉCNICA:

AT. VELILLA: Andrés; Parra, Molón (A), Jesús, Arroyo (A) (Paco 77’); Guille, Fran (A), Charlie; Javi Toledo (A) (Manolo 77’), Juárez, Javi López (Flores 59’).

ALCALÁ B: Bechir (A); Israel, Molino, Herreros (A), Aleix (A) (Ronqui 56’) (A); Mariete (Ferchu 73’),  Aldo (A), Patric (A) (David Hernández 63’), Nene; De la Cruz (De Prada 60’) y Jose Antonio.

GOLES: 0-1 Molón (pp) (5’); 1-1 Fran (p) (28’); 1-2 Aleix (44’); 1-3 Jose Antonio (89’).

ÁRBITRO: Ruiz García. Mal. Amonestó al técnico visitante, Toñín Lozano y al portero suplente local, Mario.

INCIDENCIAS: Vicente García, unos 150 espectadores.

LOS IMPORTANTES 2013/2014

AT. VELILLA

Jugador destacado: Fran

ALCALÁ B

Jugador destacado: Aleix

1 comentario

  1. Animo Moba, esto es lo que tiene tambien el futbol y más en un jugador como tu que lo da todo en el campo.
    Ten paciencia y recuperate pronto que volveras a ser el mismo

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.