Informa: Miguel Romero (Majadahonda, Madrid). | Foto: Archivo.

Mientas tuvo fondo el Puerta aguantó francamente bien. Bien plantado, posicionado correctamente, con todo el mundo presionando la salida del balón para obligar a pelotazos y esperando que cayera alguna contra o despiste local para buscar la sorpresa. En un campo más pequeño y con otra situación el plan pudiera haber dado resultado, en el Cerro es complicado porque el filial juega a un ritmo tremendo, obliga a un desgaste físico máximo y si no controlas el tempo del partido acabas perdiendo por agotamiento más que por fútbol. Eso le pasó al Puerta y si no les ha pasado a otros ha sido por falta de puntería o porque parece que el Cerro es el lugar donde los porteros se reivindican.

AT. MADRID B
P. BONITA

2

0

AT. MADRID B
Bernabé; Rafa (A), Márquez, Nacho (A), Espejo (Iván 69′); Amath, Pierre, Pape, Villa (Teté 69 (A)’); Néstor (Godoy 82′) y Roberto (A)
PUERTA BONITA
Riaco (Paco 79′) Miguel Angel, Rubén (A), Paniagua; Toñín (Angel 74′), Val (Nacho 58′); De Mesa, Jiménez (A), Gorka; Felipe.
GOLES
1-0 Roberto (71′)
2-0 Amath (90’+)
ÁRBITRO
Vázquez González.
INCIDENCIAS
Ciudad Deportiva de Majadahonda, 300 espectadores.
LOS IMPORTANTES 2015/2016
AT. MADRID B
3
ROBERTO
2
AMATH
1
NÉSTOR
E
VÍCTOR AFONSO
3
PUERTA BONITA
3
SANMIGUEL
2
PANIAGUA
1
RUBÉN
E
PACO SÁEZ
2
ÁRBITRO
VÁZQUEZ GONZÁLEZ
2

Sanmiguel no fue excepción. Hizo el meta porteño cuatro paradas de mucho mérito con las que sostuvo a su equipo mientas hubo gasolina. Porque estos chicos corren que se las pela. Para muestra un botón, sobre el minuto 80 Amath coge el balón en su campo y echa a correr superando defensores rivales, alguno recién salido, para llegar hasta el área contraria con el balón controlado; luego no supo resolver pero confirma que el punto físico del filial está, como es natural que nadie se confunda que esto es tercera, un pelín por encima de la mayor parte. Así que el primer acto fue más igual, con el equipo de Paco Sáez bien dispuesto, con las líneas muy juntitas y cerrando la salida en corto, negando el pase por dentro para Néstor o Villa y obligando al filial a jugar en largo hacia los costados. Amath lo intentó siempre pero Paniagua puso un candado y convirtió esa banda en un duelo hermoso de dos jugadores esforzados al máximo. Negó casi siempre la profundidad de ahí que el filial tuviera problemas para enlazar arriba.

De hecho la primera ocasión (y eso probablemente define un partido) la tuvo el Puerta con una colada de Gorka con pase atrás que remató Jiménez, desviado por poco; lo suficiente para acaba por fuera de la red. Ese avisó despertó al filial que recurrió, por fin, a buscar entre líneas a los buenos. Aprovechando el soberbio trabajo de Roberto arriba, incombustible generando espacios, Néstor y Villa consiguieron asociarse y los problemas llamaron a la puerta de Sanmiguel. Primero un mano a mano con Villa y luego con un escorzo fantástico a disparo de Roberto donde doblan los porteros. Sólo dos pero que apuntaban lo que podría ser la segunda mitad.

Como así fue. El ritmo del filial se incrementó de golpe, quizá con menos precisión, pero con una intensidad tremenda. Sin filigranas, por puro aplastamiento fue conduciendo al Puerta cada vez más atrás y, esta vez, el rival no se dejaba, no quería meterse atrás. En la porfía quedaba mucho espacio a la espalda de los centrales atléticos pero a Felipe le faltó un poco de, algo, para llegar a un balón que cazó antes que él Bernabé. Y el guión se repitió, el filial empujó y empujó. Las ocasiones se sucedían: un disparo de Néstor, con toda la mala leche posible, abajo, a la misma cepa del poste obligó a Sanmiguel a una parada tremenda y a levantarse como un resorte para limpiarle las botas a Roberto que llegaba para empujar. Luego el mismo Néstor remató alto una colada de Amath, que ya empezaba a imponer su físico, y antes del gol, Amath no supo batir al meta rival en un mano a mano franco que le sacó el portero porteño con oficio.

Podía ocurrir que no, mas era difícil que no llegara el gol. Al Puerta se le hizo el campo muy largo, perdió las opciones de salir para asustar a la contra y Afonso, muy listo, movió ficha para apretar por su izquierda a un desgastado Riaco con Tete y sobre todo con un Iván muy motivado. En una buena jugada por esa banda el balón acabó en los pies de Roberto que fusiló al portero. Consciencia lógica de lo que acontecía. No se resignó Paco Sáez que dio entrada a Angel para tratar de revertir la situación. El mediocampista porteño recuperó a su equipo, le dio algo más de profundidad e incluso obligó a Bernabé a esforzarse (y a Afonso a meter otro medio centro) con un disparo desde la frontal. Pero el partido se convirtió en un correcalles y en el espacio el filial es letal. Amath sentenció sin tiempo para más.

2 comentarios

  1. Vamos a ver que esto es una chorrada pero por favor pongamos los resultados correctos, yo no sé si es que usáis la nueva versión de Windows y peta (como casi todas,..) que no es 0-0 ni 1-0 ni 2-2. Leñe, lo digo sin acritud y sin ánimo de ofensa alguna pero lo primero que hago es consultar esta Web (de las pocas que se ocupan del fútbol modesto) para enterarme de los resultados y pienso seguir haciéndolo. Con todo el cariño pongamos los resultados bien que es lo fundamental para los aficionados. Saludos.

  2. Solo un inciso en el titular, no es 0-0 obviamente. Corríjanlo porque viéndolo pensé en ese empate y luego veo dos goles del At. B. Saludos

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.