A punto estuvo de perder su imbatibilidad el Atletico B, no hubiera sido injusto visto lo visto porque al fútbol jugó mejor el filial celtiña. Ocurre que en este juego hay variables que se deben administrar (como en el baloncesto o en otros deporte de contacto) con cabeza. Cuando el marcador sonreía a los celestes, se asustaron, se echaron atrás o el Atleti los echó a su área, pongamos que las dos cosas, y Keidi empató en un balón bien llevado hasta el área. Porque hasta ese golazo del albanés poco habían hecho los de Oscar ofensivamente, bueno poco en relación a crear ocasiones porque trabajar, trabajan como estajanovistas. Esta vez hubo premio.

Nada más ponernos a pintar la planilla de alineaciones nos dio un susto el Celta. Resbalón inoportuno de Montoro que deja el balón a los pies de Juan Hernández que encara con todo a favor a Carlos Marín. El portero rojiblanco estuvo más listo en su salida y le arrebató el balón. Primer aviso que despertó a los locales. Durante quince minutos acumularon llegadas, algunas con mucha pasión y poco sentido, dejando a los celtiñas con la boca abierta por la forma de dominar sin enlazar tres pases con sentido. Ródenas, Manny y Juan Moreno tuvieron a su alcance algo más que el ¡uy!. Sin tino. El visitante entendió el mensaje, subió líneas, tomó el balón, lo puso en el piso y dominó todo lo que quedó de primera mitad.

Dominó además con criterio, buen futbol, sentido y con mucha movilidad de los de arriba. La defensa colchonera se ganó el jornal porque los gallegos llegaban con mucha soltura a línea de tres cuartos y amenazaban con cierta frecuencia los dominios de un Carlos Marín, muy seguro en el juego aéreo. Que el marcador fuera gafas al descanso sólo se explica por la falta de fortuna o de puntería o las buenas actuaciones del portero local. La más clara de, otra vez, Juan Hernández se fue al palo con Carlos ya batido. Lo mejor al descanso para los atléticos era el marcador.

Entendió Oscar en el intermedio que debía subir un puntito la presión sobre el balón, intentar robar más arriba si quería llegar hasta un Sostres muy tranquilo. El partido se igualó mucho. Los dos se presionaron como chavales que son, por momentos el encuentro se convirtió en un ida y vuelta que nos auguraba goles. No tuvimos esa suerte porque las defensas cumplieron bien su cometido y el dominio vespertino del Celta se atenuó mucho por el trabajo de un Olabe tremendo en la recuperación. Con el discurrir de los minutos se fue atenuando el ímpetu porque ambos pensaron que convenía no conceder, no permitir un error o esperar uno del rival.

Ese error lo encontró el Celta. Un disparo lejano de Riki sin aparente dificultad para Carlos Marín acabó en la red. El meta colchonero pensó que la pelota se iba fuera, dejó pasar el balón y el 0-1 saltó al marcador. Lo que es el fútbol, en la menos prevista, pues gol. Con marcador a favor el Atleti se fue arriba. Qué remedio. La entrada de Toni Moya dio algo más de control al juego y Arona aportó llegada desde la banda derecha complementando las llegadas de Sergi en el otro lado. El filial celeste se asustó, lo asustaron o creyó que su defensa lo iba a sostener. Se metió atrás (o lo metieron) y acabó cediendo ocasiones que antes no permitía. En una de ellas, gran pase de Rafa que rompe por medio la defensa rival, asistencia para Keidi que se revuelve y marca por bajo. Empate.

El Atleti se lo creyó, se fue a por el partido y el Celta sufrió en los últimos minutos lo que no había sufrido en todo el tiempo anterior. La “sangre” no llegó al río porque no hubo minutos suficientes, porque la defensa visitante se sosegó y cerró los caminos a un rival encorajinado, poseído por la fe que da esa camiseta, por ese espíritu o lo que sea que convierte al Atlético en un equipo diferente. Gracias a eso, que también vale en este juego, arrancó un empate que no es poco, visto lo visto.

  1. ATLÉTICO B Carlos Marín; Isaac, Montoro, Rafa, Sergi; Juan Moreno (A) (Arona 64´), Rentero (Toni Moya 64´) Olabe (A), Manny (Rubén Fernández 81´); Keidi y Ródenas
    CELTA B
    Sotres; Kevin (Ros (A) 70´) Alende, Costa, Riki; Juan Hernández, Solís, Rai, Agus; Aarón (Tía 66´) y Drazic (Pastrana 84´).
    GOLES 0-1 Riki (61′); 1-1 Keidi (84′)
    ÁRBITRO Mena Gimeno, colegio valenciano.
    INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 400 espectadores.
  2. Los Importantes 2017/2018
    ATLÉTICO B
    3. Olabe
    2. Keidi
    1. Rafa
    E: Óscar Fernández 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre