No pudo el Real Madrid Castilla emular al primer equipo, que la tarde anterior si derrotó al Athletic. Los de Solari no jugaron un buen partido, y se marcharon de vacío de Lezama, y fuera de los puestos de play off.

Sin embargo, la cosa empezó bien. Aunque sobre el césped no se estaba viendo un buen filial blanco, si tuvieron la fortuna de poder adelantarse en el marcador. No se había cumplido la media hora, cuando Achraf centró, Nikos llegó a tocar el balón con la testa, empujándolo al fondo de las mallas el local Núñez. Minutos antes, el propio Nikos pudo haber generado otro gol, al ser derribado dentro del área por el meta Simón. Sin embargo, Enzo Zidane decidió cambiar, lanzó el penalti por alto (suele lanzarlos rasos ajustados al palo), y envió el balón directamente fuera.

Pero poco les duró la alegría a los merengues. Cinco minutos después de adelantar al adversario, Núñez pasó de villano a héroe, rematando de cabeza una falta lateral, nivelando el marcador, a diez minutos para el descanso.

Tras el paso por vestuarios, el partido extrañamente se embruteció. El fútbol dio paso a otro tipo de guerrillas, típicas antiguamente de la categoría, pero con otro tipo de equipos. Así pues, el partido iba avanzando poco a poco, sin que ninguno de los dos equipos crearan peligro, viéndose más cómodo al Bilbao Athletic, que se adelantó a la hora de partido. Jurgi Oteo se aprovechó de un fallo defensivo de los madridistas, para plantarse sin oposición ante Carlos Abad, que poco pudo hacer para evitar el 2-1.

Por debajo en el marcador, se esperaba una reacción, al menos futbolística del Castilla, que no supo salir del atasco. El partido andaba embarullado, y los cachorros blancos no supieron hacerse con el control del partido a través del balón como acostumbran, ante un filial bilbaíno que parecía cómodo con la situación, y sobre todo con el marcador. Solari movió el banquillo buscando una reacción que llegó, volviéndose para Madrid sin puntuar, y con un sancionado para la próxima semana: Enzo Zidane. El capitán blanco vio la segunda amarilla en tiempo de prolongación, lo que le costó la expulsión y perderse el partido del próximo sábado ante el Barakaldo.

BILBAO ATHLETIC
Simón; Aguirrezabala, López, Nuñez, Gorka Pérez (A); Tarsi, Jurgi Oteo (Guruzeta 68′); Undabarrena (A) (Olaetxea 81′), Villalibre (A), Bengoa (Nolaskoain 88′); y Córdoba.
REAL MADRID CASTILLA
Carlos Abad; Achraf, Lienhart, Hermoso (A) (Álvaro Tejero 74′), Lienhart, Abner (Quezada 63′); Seoane (A), Javi Muñoz (A); Enzo Zidane (AA 91′), Aleix Febas Sergio Díaz (Mario 69′); Nikos.
GOLES 0-1 Núñez (propia puerta) (29′); 1-1 Núñez (34′); 2-1 Jurgi Oteo (61′).
ÁRBITRO Fuente Martín, colegio cántabro
INCIDENCIAS Lezama, unos 600 espectadores.

 

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre