CARLOS SÁNCHEZ BLAS | El Rayo y su bolsa de la compra

5
5883

Un sector de la hinchada del Rayo anda mosca con la confección de la plantilla para el curso que arranca en algo más de tres semanas. En realidad muchos aficionados del equipo viven en permanente estado de enfado desde hace años. Algo posiblemente lógico por mor de la gestión del presidente, escalonada en grandes y pequeños detalles que afectan a todos los departamentos de la entidad. Pero ojo, este texto sólo va a acoger detalles de la parcela deportiva. Y en concreto de lo que se cuece en la cazuela del mercado de fichajes. Eso sí, antes de desarrollar el asunto en cuestión permitidme un último asterisco a pie de capítulo.

Hay veces que uno tiene muy clara una cosa pero no tan claro cómo trasladarla. Es el caso de esto que voy a intentar explicar. Creo que esa inercia negativa que devora a muchos aficionados del Rayo les hace, en ocasiones, arrastrar a ese cajón del desastre asuntos que no merecen estar ahí. Por ejemplo, los fichajes (o no fichajes) de este verano). Percibo un pesimismo desesperante que no termino de entender. Lo que recibo de muchos de vosotros es que se ficha poco, que lo que se ficha no convence, que otros fichan más, que los que suenan no vienen y que los que se ficharán no tienen nivel. Pues allá voy: Cobeño y Míchel tienen un plan. Y han activado todos los mecanismos necesarios para que ese plan salga bien.

Para empezar, es básico recordar que el Rayo acude al mercado con menos dinero que Osasuna y Granada, que cuentan con la ayuda del descenso que los madrileños dilapidaron hace un año. Vamos con algunos ejemplos. A Cobeño le gustaba Montoro, mediocampista del Granada fichado desde Las Palmas. Cuando le dijeron lo que iba a cobrar en el club nazarí le entró la tos. El Rayo le ofreció la renovación a Baena, pero el salario que le han firmado los andaluces es mucho más poderoso. Os sorprendería, por ejemplo, conocer el sueldo de David Rodríguez en Osasuna. Insisto, son entidades ubicadas en otro escalón crematístico, así que lo normal es que el futbolista deseado elija aquello antes que esto.

Y luego está lo más importante. Equivocado o no (para mí no, pero el debate está abierto), Míchel quiere perfiles muy concretos para su forma de entender el fútbol. Un estilo diferente al habitual en el fútbol de plata. Pero el entrenador cree en ese modelo, que él mismo inoculó en todos los equipos de cantera tras compartir caseta y pizarra con Paco Jémez. Está encantado con el fichaje de Óscar Trejo, al que considera pieza esencial del equipo para esta temporada, un anillo perfecto para su dedo táctico. Chocota jamás hubiera firmado por el Rayo sin Míchel ni Cobeño. Jamás. Y encima lo cerraron pronto para asegurar el primer as en la baraja. Para mí es un fichajón descomunal, un lujo que este tipo juegue en Segunda con la franja roja.

Alberto García es un gran acierto. Como guardavallas, como conocedor de la categoría y como potencial activo en el vestuario. Estoy firmemente convencido de que su forma de ser va a casar pronto con la grada de Vallekanfield. Pancho Cerro es una incógnita, pero la dirección deportiva maneja excelentes informes de lo futbolístico y también de lo personal, algo a lo que se le da mucha importancia tras algunas recientes experiencias desastrosas e intolerables. Tres fichajes cerrados. Pocos. ¿Y? No entiendo ese afán de compararse con otros que han fichado más, como si firmar a cascoporro fuera sinónimo de hacer las cosas bien. Lo importante no es tener una plantilla amplia el 15 de julio, sino tener una buena el 31 de agosto.

El Rayo va a hacer más contrataciones. El Rayo quiere acertar en lo más importante, un ariete que enchufe y que convierta a Javi Guerra en una bala B, en una opción de recámara muy válida. Están haciendo lo posible para que sea alguien que pueda marcar las diferencias, pero eso no se encuentra en el mercado así como así. Hay que esperar, abrazarse a la paciencia y al teléfono. Insistir, acertar con el momento adecuado. Porque esos delanteros no están en el mercado libres de cargas, sino atados contractualmente por otros clubes. Por ejemplo: Sergio Díaz, el paraguayo del Castilla, no se ha rubricado porque es extracomunitario. Con Mojica agotaría esas vacantes. Y  lo que puede llegar interesa más. Lo mismo ocurre en otras demarcaciones y con otras operaciones, las partidas de póquer son largas y hasta el 1 de septiembre queda mucho tiempo.

Este Rayo tiene muchas hipotecas, algunas derivadas de decisiones demenciales de Raúl Martín Presa. Cobeño no está para pagarle el contrato entero a Rat, sino para gestionar el escenario que permita que se vaya. Si él no quiere, se le respeta el contrato y se intenta que sea un activo y no un pasivo. A mí me encantaría que Pablo Clavería se quedara en el Rayo, pero sus opciones deportivas pasaban, en buena medida, por morir desde el día 1 de la pretemporada en los entrenamientos de Míchel. Puede que su entorno esperara una oferta mejor en lo económico, pero la realidad es que hoy está sin equipo y que él sabe que ya no sería fácil entrar en la sala de máquinas de este Rayo. Todos juegan sus bazas, así es el mercado.

Estoy firmemente convencido de que Michel y Cobeño van a armar un buen proyecto. Y que el destino deportivo del Rayo no puede estar en mejores manos. Y que de momento les están dejando trabajar. Y que el mister está contento, con ganas, en perfecta sintonía con un manager deportivo al que le está cautivando su nueva función. ¿Se equivocarán? Seguro. ¿La cagarán? Cómo no. Pero yo no los cambiaba por otros dos. Y de verdad, hinchas vallecanos, no todo es una mierda. Paciencia.

5 comentarios

  1. Me sumo al gusto que da leerte.
    Sinceramente me da bastante igual a quien traigan al final…Creo que lo único en lo que tienen que acertar es en un delantero que pueda hacer 12-15 goles…el resto da igual quien sea, lo que hay que conseguir es que Michel los enchufe desde el primer día en Oviedo, que se dejen la piel en el campo, que corran, que suden, que aprieten los dientes hasta el minuto 90…si conseguimos eso, cosa que llevamos dos años sin ver por aquí…no importa quien venga, haremos un buen papel seguro.

  2. Sólo quiero aclarar que yo del Rayo escribo mucho. Me equivoco muchas veces, pero informar y opinar del Rayo es una de mis pasiones. Saludos!

  3. Ya ya… el año pasado no escribiste nada asi, fuimos el unico equipo de los 3 que descendieron que no ha subido a primera y por que? No se, las cuentas no estan claras pero si el dinero no se destina en fichajes y va para oklahoma u otros destinos ajenos al rayo es normal que estemos intranquilos, mas aun viendo que este año vamos por el mismo camino…. ojala Michel sea capaz de arreglar esto, es el.unico que puede hacerlo

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre