Barri eres un TRES en UNO: pelotero, míster y estudiante. Y en las tres facetas siempre sobresales, debido a tu fuerte personalidad y a la ilusión y empeño que pones en cada cosa que haces. Aunque naciste en Salamanca hace apenas 22 años, yo te considero madrileño, ya que muy pronto te viniste a la capital para estudiar. El año pasado terminaste CAFID (para mí siempre INEF) y ahora  estás estudiando un Máster de Gestión de Empresa y Marketing Deportivo. Ya sabes, los estudios por encima de todo.

Soy consciente que tu historia es como la de muchos niños, pero me apetece escribirte y escribir la tuya. Barri, imagino que recuerdas que comenzaste en las categorías inferiores del Salamanca, de ahí al Adarve (división de honor juvenil), un año de acoplamiento y genial. De ahí pasaste al Alcalá B, allí fue un año jodido ¿eh? Te vi sonreír poco. El no jugar te ‘amargó’ la vida, aunque también te sirvió como aprendizaje. Después a Los Yébenes (Preferente). Allí fuiste feliz. Sólo pensabas en entrenar, jugar y divertirte con un balón y tus compañeros. Y lo hiciste a lo grande. Nunca podías imaginar que Los Yébenes iba a ser tu trampolín para dar el salto al Móstoles (otra vez el gusanillo se despertó y te tocó a fondo).

Con los mostoleños (Tercera) te costó arrancar (cuántos consejos te dio Teto ¡Madre mía!) pero después se hiciste el jefe. Te acuerdas cuando te pusieron de carrilero (por las bajas) saliste convencido de que lo ibas hacer muy bien y te saliste, ya nadie te quitó de ahí: 30 partidos titular y tus cuatro goles ¿eh? alguno de ellos GOLAZOS.

En junio te salieron muchas novias y al final te decidiste por el Getafe B. Sí, ya sé que pusieron mucho interés en tí. Igual que lo hizo el Fuenlabrada, el Toledo, el Celta B… Pero fue tu decisión y la acepto y feliz de la vida. Me alegro mucho cuando sobre el césped veo a un Barri mucho más maduro que cuando llegaste a Madrid. Sacas muchísimo partido a tu potencial físico. Pisas con alegría, habilidad y contundencia el área rival. Cuando sacas tu técnica a relucir dejas alucinados a todos y sigo alucinando con tu juego aéreo. ya, ya sé que con tu casi 1,90 dominas todos los aspectos del juego. 

Sabes una cosa, para mí tu posición perfecta es la de pivote, el llamado 6 de toda la vida, y donde yo te conocí y aluciné, aunque de carrilero te acoplas muy bien y con gran facilidad. Y si he escrito ya de dos de tus aspectos (estudiante y jugador), ahora lo haré como ENTRENADOR. Barri te tienes que organizar de mil maravillas para que te de tiempo a todo. Y es que muy pocos lectores saben que entrenas al Cadete B del Adarve. Como entrenador es un poco severo, pero ayuda y enseña a todos. Muy metódico y vive los partidos con gran intensidad.

P.D. No dejes jamás de ir a ver los partidos de tus ex equipos, sobre todo el de Los Yébenes. Un club que quieres y admiras. Sigue mirando siempre a la grada para ver donde están situados tus padres y hacerles el guiño de “os ví”. Ya sabes que ellos no fallan. Kilómetros y kilómetros para que no te sientas solo. No cambies. A mi (y a todos) nos gusta el chico súper humilde y buena persona que eres. Y, sobre todo, disfruta de tu equipo (ya, ya sé que tu objetivo es claro: ascender a Segunda B) y cuando subes con el Primera de Bordalás (estate preparado para jugar y que nadie te quite de ahí).

QUE NADIE OLVIDE DE ESTA CARTA

La temporada antes de firmar por Los Yébenes, Barri pensó en tirar la toalla futbolística y dedicarse en pleno a sus estudios, pero su pasión (a base de mucho curro y mucha constancia) le ha llevado a ser convocado con el primer equipo del GETAFE A RIAZOR.

Que nadie se olvide de seguir trabajando con ilusión.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre