En el tiempo de descuento Sebas detuvo un disparo de Filipe a bocajarro, salvando un punto, y a continuación en una gran intervención, Lucho desvió un disparo de José Manuel a córner, salvando otro punto. Al final, empate a dos goles que reflejó con justicia lo que sucedió en el Alberto Ruiz.

En una fría mañana, más propia de invierno que de primavera, puso el cuero a rodar el filial vallecano, que vestía uniforme rojo con franja diagonal blanca, mientras que los serranos llevaban la indumentaria blanca con franja roja, uniformes capicúas.

Los primeros compases nos mostraron que los de Vallecas querían dejar claro la diferencia de puntos que les separaban en la clasificación, y venían a obtener una victoria que les hiciera olvidar sus dos últimas derrotas, asentándose con prontitud en el campo, no dejándole al Colmenar intervenir apenas en el juego. La apuesta de Luis Cembranos era un fijo en la meta, Lucho, una línea adelantada de cuatro defensas, dando la manija del centro del campo a Jean Jules, colocando dos efectivos en la zona medular, y arriba un trío atacante, con la novedad de Benito ejerciendo funciones de delantero centro, junto con Bolaños, y Manrique por la izquierda. Mientras que Pedro Pablo Díaz se aseguraba la portería con Sebas, un cuarteto defensivo, y una maraña de centrocampistas, cuatro o cinco, en función de si atacaban o defendían, colocando como media punta a Hassan, y arriba, peleándose con toda la defensa, Anto. El delantero centro, a pesar de ser un gladiador solitario, consiguió el doblete, derrochando ganas, pundonor y velocidad en todas sus acciones, convirtiéndose con diferencia en el mejor jugador del partido.

En el primer cuarto de hora, el Rayo B puso el juego y el orden, pero no tuvo apenas oportunidades de gol, siendo la que más se podría parecer a una ocasión un tiro contra la barrera que efectuó Pipe en lanzamiento directo de falta. En tanto que los de casa apenas llevaban peligro, salvo en jugadas aisladas, como la que propició Hassan por banda derecha, despejando su centro la defensa visitante. Y un minuto más tarde, en un nuevo contragolpe, Huertas se metió en el área y su centro lo remató por encima de la portería Anto.

Tras veinte minutos de dominio del Rayo B, el Colmenar se sacudió la presión y empezó a tocar el balón con más criterio, imponiendo sus mayores efectivos en el centro del campo, al tiempo que Luis Cembranos organizaba su ataque, dejando a dos jugadores como delanteros centros, Benito que ocupaba esa posición de salida al que se unió Bolaños, que se movía por todo el ataque pero siempre apuntado al centro del área, olvidándose de la banda derecha que era donde empezó el encuentro, y “a tope, a tope” reclamaba el de Vallecas a sus jugadores.

Bolaños, en una gran oportunidad, remató a puerta y consiguió blocar Sebas evitando males mayores. Los de Pedro Pablo Díaz le devolvieron el envite en forma de remate de Huertas, que recibió el balón de las botas de Sergi, despejando Lucho el esférico fuera de su área.

A falta de diez minutos para cumplirse el tiempo reglamentario en esta primera parte, se produjo la jugada más aplaudida hasta ese momento cuando Mario, desde la derecha de su ataque, centraba una pelota al centro del área y allí el 9 de los de Vallecas, Benito, realizaba un “piscinazo” al sentir el contacto de su marcador Ivo para ver si conseguía “pescar” algo, pero el Sr. Delgado Benítez no “picó” y le mostró la primera cartulina amarilla del partido, aplaudiendo el público la decisión del árbitro, quizás también para calentarse las manos, dada la temperatura reinante en las gradas, que era de unos 4º C.

Corría el minuto treinta y siete, cuando en el primer error de los centrocampistas colmenareños, el balón le llegaba a Bolaños, que dejaba el esférico en las botas de Arango, que en carrera se metía en el área, se creaba posición de disparo para su pierna derecha y lanzaba un zapatazo que hacía inútil la estirada de Sebas, poniendo la bola en el fondo de la red, e inaugurando el marcador, aprovechando su entrenador para comentar a sus pupilos “jugar más juntos, más cerca”.

El Colmenar los últimos minutos de este período puso cerco a la meta de Lucho y tuvo más el balón en su poder, desaprovechando Sergi una ocasión de marcar a saque de falta, marchándose el cuero alto. Un minuto más tarde, el espigado Bolaños remataba al larguero tras el pase de Mario, poniendo el miedo en el banquillo local, saliendo el esférico a córner. A resultas de este saque, Jean Jules remataba de volea, luciéndose Sebas deteniendo el disparo. Los de la sierra se iban hacia arriba achuchando a los rojillos, incluso agobiándoles, y cuando estaban en pleno abordaje y tenían encerrados a los contrarios, el colegiado, sin dejar finalizar una jugada peligrosa, pitaba el final de la primera parte, ganándose el abucheo de la hinchada, antes de emprender camino de la cafetería a por el “caldito”.

Aparentemente la contienda se reanudaba sin mayores cambios en los dos equipos, pero esto era engañoso, porque el Colmenar adelantó líneas, achicando los espacios, obligando al Rayo B a jugar en muy poco terreno de juego y favoreciendo la posesión del balón de los dueños del campo, que merced a sus cinco medios, tenía el cuero al completo, arrinconando a los visitantes. Y así el público reclamó pena máxima un empujón a José Manuel en el área, que lo único que consiguió fue un saque de esquina, botado sin consecuencias.

A los seis minutos de la reanudación, Castillo, desde la derecha, puso un balón al segundo palo, donde un desmarcado Anto consiguió chutar a puerta para que se luciera Lucho, que no consiguió quedarse con el esférico, y su rechace le volvió a caer a Anto, que, esta vez sí, de un derechazo puso el empate a uno en el marcador electrónico.

Las cañas se volvieron lanzas para el Rayo B, porque el Colmenar estaba poniendo el juego, el toque, el control y el orden, mientras que ellos quedaban relegados a intentarlo al contraataque, como cuando en el minuto sesenta y cinco el hiperactivo Bolaños lanzaba un trallazo que despejaba el portero local, el balón le regresaba al delantero rayista, que al igual que hizo Benito en la primera mitad, ante la entrada de un defensor se dejaba caer, y el Colegiado le enseñaba tarjeta amarilla por simular.

Cerca del minuto setenta el Colmenar seguía controlando el juego y se estaba haciendo acreedor de mejor premio. El recién incorporado Vivi lo intentaba desde lejos, deteniendo su disparo seco y al centro Lucho en dos tiempos. José Manuel se contagiaba y realizaba un lanzamiento que propiciaba una espectacular palomita del cancerbero vallecano. Y por fin, cuando quedaban veinte minutos de partido, en un error de la defensa visitante que le regaló la pelota a Vivi cerca de su área y el siete local aceptando el obsequio, metió un pase entre líneas para Anto, que de remate esquinado adelantó al Colmenar.

Poco tiempo después y prácticamente cuando la afición estaba celebrando el segundo gol de su equipo, le llegaba la pelota a Bolaños, que acoplaba el balón presuntamente con el brazo como reclamó la afición, pero el árbitro no señaló nada, y el siete visitante sin perdonar remató a la red, poniendo unas tablas en el luminoso, que serían definitivas.

Mientras tanto, en el campo se dio una circunstancia no deseada, cuando desde la grada se metieron con el jugador visitante Benito y este respondió a las críticas, manteniéndose una situación de bastante tensión entre el jugador vallecano y algún espectador, que terminó con el cambio del delantero por parte de su entrenador.

Los últimos minutos fueron un cúmulo de pérdidas de balón y de alternativas, y cualquier equipo podría llevarse los tres puntos, dado que ninguno de los dos técnicos parecía conformarse con el empate, y pusieron en liza sus mejores armas para ganar el partido. A un remate de Huertas con peligro, respondió Pipe con un remate fuera pegado al palo izquierdo de la portería serrana, y de nuevo Huertas centró y Vivi chutaba, despejando el meta a córner… y así en un derroche de pundonor de ambos equipos se llego al tiempo de descuento.

Tres minutos sobre el tiempo añadido, cuando Sebas detuvo un disparo de Filipe a bocajarro, salvando un punto, y a continuación Lucho en gran intervención desviaba un disparo de José Manuel a córner, salvando otro punto.

COLMENAR VIEJO
Sebas; Huertas, Ivo, Edu, Víctor; Nevado, Hassan (Viví 59′), Castillo, José Manuel; Sergi (A); Anto.
RAYO VALLECANO B Lucho; Mario, Dani, Villalon, Pipe; Jean Jules; Amores, Arango; Bolaños (A), Benito (A) (Filipe 75′) y Manrique (Villacañas 62′).
GOLES 1-0 Arango (37′); 1-1 Anto (51′); 2-1 Anto (71′); 2-2 Bolaños (73′).
ÁRBITRO Delgado Benítez, Raúl. (2). Amonestó a Fer, portero reserva del Colmenar, por protestar.
INCIDENCIAS Campo Municipal Alberto Ruiz. Unos 200 espectadores.
Los Importantes 2017/2018
COLMENAR VIEJO
RAYO VALLECANO B
3. Anto 3. Jean Jules
2. Hassan 2. Bolaños
1. Ivo 1. Arango
E: Pedro Pablo Díaz 2 E: Luis Cembranos 2

 

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre