Tanto anhelarlo surtió su efecto. El Fernando Torres y la afición del C.F. Fuenlabrada volverán a tener entre los suyos a Luis Milla. Tras su cesión por parte del Alcorcón y la rescisión de su contrato por parte del conjunto alfarero, el centrocampista se ha decantado por ser feliz. Tan simple como volver al sitio que le permitió volver a sentirse futbolista.

Allí donde sus lágrimas, las de quedarse a las puertas de la Segunda división, fueron el reflejo del sentir de toda una afición. La misma que volverá a ver a Millita portar, si bien lo quiere Antonio Calderón, el brazalete de capitán de la entidad del sur de Madrid.

Así para las cuatro próximas temporadas, o de esta forma queda estipulado en el contrato de un futbolista que el curso pasado llegó en calidad de cedido. Después de un curso, el 2015/2016, en el que sufrió una grave lesión de rodilla, el equipo azulón volvió a abrirle las puertas.

Agradecido por ello, ahora vuelve para quedarse, convencido de haber elegido el “sitio ideal para ser feliz” y “seguro” de volver a hacer historia. El Fuenlabrada ya tiene capitán para su barco destino Segunda división.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre