No sabía Bordalás lo que era perder en el Coliseum, en su casi año al frente del Getafe, hasta que ha llegado el estreno en Primera. Retornaba el fútbol de máximo nivel al Coliseum después de quince meses, y el Getafe cayó derrotado de manera injusta ante uno de los grandes: el Sevilla.

Los hispalenses se llevaron la victoria del Sur de Madrid, gracias a su pegada y a la gran calidad que atesoran sus futbolistas. Lejos de ser ese equipo que está llamado a someter al rival y a controlar los partidos, los de Berizzo fueron inferiores al Getafe. Los azulones tuvieron hasta más posesión de balón que su adversario, y aunque sin ser un ciclón, si tuvieron ocasiones más que de sobra para adelantarse en el marcador, y para ganar el partido. Pero no fue el día de cara a puerta de los Amath, Molina, Shibasaki, y Fajr, que cuando sí lograron disparar correctamente y con peligro, se toparon con el portero del futuro del fútbol español: Diego Rico. Enfrente Guaita era un espectador de lujo, puesto que el valenciano no se veía obligado a intervenir.

En el segundo tiempo, el ritmo decayó, porque el Getafe bajó el pistón. Los de Bordalás perdieron intensidad con respecto al primer tiempo, aunque seguían dominando la situación, ante un Sevilla al que se esperaba, pero que no estaba. Los azulones seguían siendo mejores, y aunque llegaron menos y con menos frecuencia a la portería de Diego Rico, que aunque vio el balón merodear su portería, no se vio obligado a intervenir mientras el resultado seguía empatado.

Todo apuntaba a que el partido finalizaría con el resultado inicial, hasta que a falta de siete para el final, Mariano ganó la línea de fondo y centró para Ganso. El brasileño tuvo que tirar de talento, para hacer un giro mágico con el tobillo, y de tacón, sorprender y batir a Guaita.

Como es lógico, el gol fue un jarro de agua fría para los getafenses, que no se vinieron abajo, dieron un paso al frente, y volcaron buscando no marcharse de vacío. Jorge Molina volvió a tener en sus piernas el empate, pero nuevamente Sergio Rico lo evitó, marchándose así los tres puntos para Sevilla.

  1. GETAFE Guaita; Damián Suárez, Djené, Cala, Antunes; Arambarri (Sergio Mora 81′), Markel Bergara (Ángel 83′); Fajr, Gaku Shibasaki (Portillo 69′), Amath; y Jorge Molina.
    SEVILLA Sergio Rico; Mercado, Nico Pareja (Lenglet 46′), Kjaer, Escudero; Krohn-Dehli (Sarabia 68′) (A), Pizarro; Jesús Navas, Ganso, Nolito; y Ben Yedder (Muriel 63′).
    GOLES 0-1 Ganso (83′)
    ÁRBITRO Undiano Mallenco, colegio navarro
    INCIDENCIAS Coliseum Alfonso Pérez, 10.093 espectadores

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre