L

a mañana despertaba en la Ciudad Deportiva del Getafe con los pupilos de Manzano metiendo miedo. Apenas habían transcurrido cuatro minutos cuando Novero se sacaba un golpeo de la chistera que a punto estuvo de traspasar la línea de gol. Mientras tanto, el filial azulón comenzaba a entrar en calor y buscaba templar el partido con el juego de sus centrocampistas. Objetivo que cumplieron con creces, pues serían ellos los que sirviesen como sostén para que su equipo se acercarse al área poco a poco y consiguiese hacerse con el primer tanto.

Aún permanecía en juego el primer cuarto de tiempo cuando Alberto puso el esférico en al área y la defensa rival lo metió en su propia portería. Un despeje desafortunado de Antonio Moreno que sirvió de impulso a los azulones para no perder el hilo y seguir aprovechando las bandas para crear peligro. Sobre todo, con el carril izquierdo, que se estaba convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para la defensa blanca. Melgar y Vargas sacaban de sus casillas a los jugadores del Carabanchel. Las ocasiones se acumulaban y el filial pudo festejar de nuevo antes del descanso, pero el cancerbero Adrián y el larguero se erigieron como auténticos muros de contención.

La afición podía observar como los visitantes querían jugar, pero no podían. Faltaba garbo al pisar sobre un césped en el que, si perdonas, caes a merced de los locales. Sí, eso le ocurrió al Carabanchel, que perdonó y erró. Primer Edwin con un remate de cabeza y después Camilo que, mientras hacía notar cada vez más su presencia acostado a la izquierda, se sacó un golpeó que levantó a media grada. Sin embargo, no lo lograron, no dieron con la rendija por la que pillar a un Getafe que se marchó ganador a los vestuarios. Al menos por el momento.

El regreso al campo no supuso grandes alteraciones del guion preestablecido. Vargas volvía a avisar desde lejos de las ganas que tenían los azulones de llevarse los tres puntos. Los visitantes, a sabiendas, contestaban con un arrebato de intensidad, por las bravas, y con una defensa más férrea. No obstante, cuando más cerca lo tenían, se les escapó de las manos, pues fueron los de Montoya quien inyectaron el gol de la anestesia. A balón parado, con una jugada de pizarrín, Romero le ponía un pase en corto a Miranda que con solvencia puso tierra de por medio en el marcador.

Después de esto, los blancos no levantaron cabeza, siempre un paso por detrás que sus rivales acabaron por perder el oremus. Las ocasiones se desvanecían, Camilo y Torres probaban suerte a la desesperada, pero la zaga azulona siempre se adelantaba. Y así, sin marchas, el partido se desvanecía entre protestas y mala leche de unos y otros. Las expulsiones parecían reclamarse a gritos desde la grada, y llegaron, primero de Marvin y después de Miguel Ángel.

Vista la situación, Hugo duro aprovechó para salir y besar el santo. Diez minutos después de haber puesto sus botas sobre el campo lograba sentenciar un encuentro al peinar el esférico tras un córner. El gol de la sentencia que confirma al Getafe como tercero de la clasificación a dos puntos del Fernando Henares. Por otro lado, el Carabanchel sigue en su pelea por subir escalones que le alejen de esos puestos rojos que nadie quiere. Eso sí, primero deberá recuperar la templanza ante partidos, como este, donde la batalla se les pongan cuesta arriba.

 

GETAFE B
Ismael, Acosta, Melgar, Miguel Ángel (R 85’), Alberto, Adrián Romero (A), Ángel (Javier 73’), Tavares, Miranda (Alcolado 77’), Galo (Hugo Duro 62’), Vargas.
CARABANCHEL
Adrián, Antonio, Sergi, Jaime, Marvin (AA 71’), Vega (A) (Viti 67’), Novero (A) (Abraham 75’), Edwin, Torres, Alcalde, Camilo (Solano 84’).
GOLES 1-0 Antonio (pp) (15′); 2-0 Miranda (63′); 3-0 Hugo Duro (74′).
ÁRBITRO Gay Vázquez (2).
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva de Getafe, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
GETAFE B
CARABANCHEL
3. 3.
2. Vargas 2.
1. Alberto 1. Vega
E: Diego Montoya 2 E: Alberto Manzano 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.