La vigésimo séptima jornada nos deja la lucha por el ascenso aún más apretada. Ninguno de los tres primeros clasificados lograron la victoria; mientras que sus tres inmediatos perseguidores si lograron sumar de tres, separándoles a los seis equipos tan solo cinco puntos.

Los peor parados de la jornada, fueron los dos equipos que ocupan los puestos de ascenso, que fueron los que perdieron. El líder San Agustín de Guadalix, sumó su segunda derrota consecutiva y su tercer partido sin ganar, a manos del equipo más en forma del grupo: el Sanse B. Los de Marín suman tres victorias consecutivas, habiendo cedido tan solo cuatro puntos (en dos empates), en toda la segunda vuelta, presentando su candidatura al ascenso, tras golear al líder por 0-3. El segundo clasificado, el Coslada, visitaba a otro de los candidatos a arrebatarle el puesto de ascenso, el Tres Cantos. Los de Chechu Doblado se adelantaron en el marcador con un tempranero gol de Samu a los tres minutos. Pero en diez minutos mágicos en el segundo tiempo, cumplida la hora de partido, los tricantinos le dieron la vuelta al marcador con dos goles de Lalo y otro de Toni, redondeando el marcador para los de Javi García Jhoan Viafara.

Tercero continúa el Colmenar Viejo, que desaprovechó la ocasión no solo de asaltar los puestos de ascenso, sino incluso de hacerse con el liderato. Los de Pedro Pablo Díaz no pasaron del empate frente a Las Rozas. Es más, los roceños se adelantaron en el marcador, gracias a un gol de Olalla, salvando un punto para los franjirojos Vivi. Por su parte, el Moratalaz que parecía descartado para la lucha por el ascenso, reanimó su sueño, al vencer en el partido que cerraba la jornada por 1-2 al Avance, que cae a puestos de descenso. Los alcalaínos vendieron cara su derrota, puesto que se adelantaron en el marcador con un nuevo gol de Rafa. Pero los de Jorge Vallejo se pusieron el mono de trabajo, y se aferraron a sus opciones de ascenso, gracias a otro nuevo gol de Mora y a otro de Redondo desde el punto de penalti.

Y si la lucha por el ascenso se ha comprimido, qué decir de la lucha por la permanencia. El San Roque, que parecía desahuciado hasta la llegada de Ricardo Marcos, se ha unido a la pelea, tras ganar por 0-1 con gol de Barral, lo que le deja a dos puntos de la permanencia, y a tres de su rival de este domingo. La salvación la marca el Alcalá B, que tras ganar por 2-1 al Siete Picos, que con esta derrota certificó el descenso matemático a Primera Regional.

De la quema huyen momentáneamente Torrejón y Collado Villalba. Los franjiblancos derrotaron al Rayo Ciudad Alcobendas, que se queda a tres puntos del descenso, tras el 2-1 visto en Las Veredillas. Por su parte, los serranos se impusieron por 1-2 en su visita al Canillas, con un nuevo gol del pichichi Pedro Obama. El que también evita líos definitivamente es el Periso, que goleó por 4-1 al Sporting Hortaleza, queda retrasado en la pelea por la permanencia.

No hay comentarios

Dejar respuesta