Queridos Reyes:

 

Para el 2019 quiero que nos traigáis al Angel Nieto de Boadilla un delantero, con gol a ser posible. Ya de paso unas cabinas de prensa no vendrían mal, pero no seamos egoístas, es preferible el delantero. Y no es que Rufo o Jaime no se merezcan el jornal que ganan (de sobra) sino porque hay días en que hace falta alguien que la empuje y ponga broche a una buena mañana del resto de compañeros.

 

Porque hasta el (maravilloso eso sí) 0-1 todo el fútbol ofensivo lo puso el equipo de Marcos Jiménez. Lo intentó todo, por tierra y aire, le buscó las vueltas a la defensa del Salmantino y no hubo manera. El trabajo defensivo charro, extraordinario. Ni una pega al planteamiento de un equipo que necesita sumar para salir del agujero. Si sigue con esa solidez, con esa entrega y con más días de Sotres como este, será duro, pero será. Ni una pega al Inter. Bueno si nos ponemos muy puntillosos se puede defender mejor el primer gol aunque la jugada de Calero provoca más admiración que reproche al rival.

 

Vayamos por partes. En la primera todo, todo lo que fue noticiable cara a portería lo hicieron los locales. Con Calderón insistiendo en su banda, con Muñiz manejando y encontrando los muchos espacios que genera el incansable Rufo (que barbaridad lo que trabaja este hombre) y las ofertas de asociación de Ramos, el Inter fue mejor. El palo, las manos de Sotres y algo de precipitación en la finalización impidieron que el marcador se abriera para los de Boadilla. Del Salmantino no hubo noticias en ataque porque su plan era otro. Esperar, no cometer errores y si se puede cazar alguna. Repitió el plan de hace dos semanas de la Ponferradina y le salió bien.

 

Porque los de Marcos no especularon. Queda para la cábala que si no se hubieran descubierto buscando el gol aquello habría sido un empate a cero porque los salmantinos no tenían más interés que mantener su portería a cero. Insistimos, lo normal en su situación. Jugó un número y le tocó la pedrea. Córner que bota el Inter despeja la defensa visitante, Calero arma una contra magnífica por banda izquierda (la contraria a su puesto), centra medido para Mena (el otro lateral) que no acierta a rematar. Consigue hacerse con el balón para poner un buen centro al segundo palo que Calero deja, con la cabeza, para que Indiano ponga un pelotazo imposible para cualquier portero. Hala, 0-1.

 

Es verdad que antes del gol los charros habían avisado a Miguel Angel porque entendieron que no podían vivir pegados a Sotres. Claro que con el gol a favor pusieron más empeño atrás. Ahí tuvo el Inter ocasiones clarísimas (y hasta 14 córneres) para empatar. Destaquemos dos. En la primera Jaime se escapa de la defensa, encara al portero y éste le saca una mano abajo en el mano a mano soberbia. Y la que define el partido. Otro saque de esquina, remata Fran Morante sólo en el área y Sotres le devuelve una parada imposible. Eso es gol casi siempre. En la contra siguiente, al minuto el Salmantino hace el 0-2.

 

El fútbol es así. Unos días lo haces todo para ganar y no salen las cuentas; esperemos que la Fortuna devuelva ese traspiés y que los Reyes traigan regalos para el Inter en el mercado de invierno.

 

INTERNACIONAL
Miguel Ángel; Aitor (Jaime 70´) Fran Morante, Moyano (A), Herrero (A); Calderón (Rafa Mella 66´(A)), Muñiz, Pina (Tamayo 66´), Alfonso; Rubén Ramos y Rufo.
SALAMANCA
Dani Sotres; Calero (A) (Tyson 90´), Carvalho, Armando (A), Toño Vázquez, Mena; Fer Ruiz, Indiano, Molina, Manu Molina; y Héctor (Pablo González 69´(A)).
GOLES 0-1 Indiano (54′); 0-2 Pablo (82′).
ÁRBITRO De Ena Wolf, colegio aragonés.
INCIDENCIAS Ángel Nieto, unos 500 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
INTERNACIONAL
3.
2. Muñiz
1. Calderón
E: Marcos Jiménez 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.