Tras su experiencia en los Emiratos Árabes, de la mano de Luis Milla, el técnico parleño vuelve a nuestro país con ganas de entrenar

Un reportaje de: Alberto Robledo y Antonio Fuentes

Como en España no se vive en ningún sitio. Eso lo pensamos muchos, aunque si hablamos de Julián Calero lo haremos, sin duda, de una persona inquieta, al que le atraen las nuevas y desconocidas experiencias y que, prueba de ello, en apenas dos años, ha emprendido dos aventuras lejos de nuestras fronteras. La última de ellas, el pasado mes de enero, de la mano de Luis Milla, para formar parte de su cuerpo técnico en el conjunto de Al Jazeera, de los Emiratos Árabes Unidos.

 

Julián Calero recibiendo un premio en los Emiratos Árabes
Julián Calero recibiendo un premio en los Emiratos Árabes

Una aventura que acaba de tocar a su fin, que ha sido corta pero muy intensa. Julián Calero regresaba a nuestro país el pasado viernes con un sentimiento contradictorio: el amargo, por no haber terminado un proyecto en el que tenían puesto muchas esperanzas e ilusiones y el dulce de volver a los suyos, de volver a sentir el contacto con su familia y con su gente del fútbol. Hay que recordar que en el verano de 2011, se marchó de la mano de Dimitri Tcherysev a tierras rusas.

Una experiencia bonita pero llena de condicionantes

Quedamos con Julián Calero en el Cerro del Espino, al que acude para ver jugar a su hijo Iván en la Champions juvenil que el Atlético de Madrid disputa ante el Austria de Viena. Parece que el tiempo no pasa por él, sigue igual. La experiencia le ha rejuvenecido, le ha dado nuevos bríos y vuelve a nuestro país con las pilas muy cargadas.

“Ha sido una experiencia muy enriquecedora, más en lo personal que en lo deportivo. Digo en lo personal porque tienes que habituarte a vivir en otro país, con otras costumbres, con el respeto hacia otra religión. En lo deportivo hemos aprendido poco porque, precisamente, nuestra labor una vez que decidimos ir allí era la de formar, impartir y enseñar nosotros”.

No ha sido una tarea fácil, “chocamos con ciertos hábitos en los deportistas que hubimos de corregir, aunque nos costaron. Para ellos era incomprensible que, si se concentraban, los jugadores bajaran a desayunar todos juntos. Date cuenta que allí hace mucho calor, la vida se hace cuando se pone el sol y se acuestan tarde”.

Había otra serie de condicionantes que interferían, por decirlo de alguna manera, en su labor, “los horarios de rezo, la llegada del Ramadán o el intenso calor que hacía han sido aspecto con los que hemos tenido que convivir o con los que hemos tenido que luchar. Los horarios de rezo había que respetarlos, aunque bien es cierto que los deportistas lo sabían y en algunos casos hacían los rezos en otros horarios. La llegada del Ramadán también nos trastocó, tuvimos que poner el entrenamiento a las once de la noche, aunque nos dimos cuenta que no era una circunstancia que solo nos afectara a nosotros, si no al resto de los equipos. Con respecto al calor, lo programamos de tal manera que el deportista, por la mañana, realizara trabajos de gimnasio”.

Un mundo diferente

Nos centramos en la liga de aquel país, conformada por 16 equipos en el que el Al Jazzira estaba, por potencial, entre los tres o cuatro primeros, tan solo por detrás de Al-Ain, que entrena Quique Sánchez Flores, y el Al-Ahli, también entrenado hace tiempo por el ex técnico del Atlético de Madrid. Le preguntamos por el juego que se hace allí, “es un juego más directo, en el que es difícil que ningún partido acabe sin goles, les gusta dar y ver espectáculo”.

La plantilla de Al Jazzira junto con Julián Calero y el cuerpo técnico
La plantilla Al Jar

Aún así, el nivel futbolístico está a años luz del de la liga española, “hay jóvenes promesas pero los jugadores que aportan calidad son extranjeros. En nuestro casó teníamos a Valdés y Barrada, que vino del Getafe. Nos costó pero conseguimos plasmar una serie de conceptos que allí no estaban implantados”.

No ha tenido mucha vida social, “date cuenta que por la mañana, tras levantarme, preparábamos y dábamos los últimos retoques al entrenamiento del día, acudía a clases de inglés y tras la comida salía hacía el estadio, del que volvía tarde. De toda forma, y debido a las altas temperaturas que hay, la gente hace la vida en los centros comerciales, que son inmensos, como tres veces de lo que te puedas encontrar aquí”.

Se viene con la conciencia muy tranquila por el trabajo bien hecho y especialmente satisfecho con el trabajo hecho con las bases de la cantera, “hemos puesto en marcha una serie de principios y conceptos que se aplican aquí y que son básicos para que aquello empiece a funcional, como es el de plasmar un sistema de juego en los equipos, una coordinación de los entrenadores, aprovechamiento y mayor rendimiento de los jugadores que despuntan e inculcarles una serie de valores imprescindibles en este y otros deportes, como son el trabajo, el sacrificio, la entrega, el compromiso, la solidaridad…”

La vuelta a casa, ¿y ahora qué?

Nueve meses ha durado esta nueva aventura, “muchos si tenemos en cuenta que las estancias de los entrenadores allí suelen durar cuatro o cinco meses”. Ahora toca volver a la realidad diaria y a buscar nuevos retos y objetivos.

Somos directos, se lo preguntamos: “¿vienes con ganas de entrenar o prefieres tomarte un tiempo de descanso”. Con la misma sinceridad él nos responde, “vengo con muchas ganas de ponerme a entrenar ya. Vamos a ver lo que sale, lo sopesaremos y empezaremos a trabajar e ilusionarnos de nuevo”.

A pesar de la lejanía, ha estado puntualmente informado, al día, de todo lo que pasa en el fútbol modesto, “gracias a www.elgoldemadriz.com, que era una de mis páginas de cabecera, que visitaba todos los días. Me leía todas las previas, todas las crónicas, me revisaba las alineaciones. Vamos, que puedo decir que estoy al día”.

Le pedimos, entonces, su opinión sobre la liga en 2ª B y en 3ª. “Ha venido bien el cambio de grupo en 2ª B porque pienso que los equipos madrileños ya se habían acomodado a jugar con gallegos y asturianos. Es otro tipo de juego, más directo, menos elaborado, pero que obliga a trabajar a los equipos”. Tiene buenas palabras para dos equipos, Leganés y Fuenlabrada, “que pienso que van a estar arriba y hacer buen año porque tienen buenas plantillas y dos entrenadores que saben lo que quieren”.

También ha estado pendiente de la tercera, prestando especial atención a sus ex equipos, como Alcobendas Sport, Parla o Alcorcón B, “veo una competición muy igualada, con dos equipos que se que van a estar arriba, como Alcalá y Sanse, otro, que es el Unión Adarve, que para mí es el que mejor compite y sabe competir en la categoría, que tiene una plantilla muy compensada y competitiva, y luego otra serie de equipos que están ahí dando la cara, como es el Pozuelo, por ejemplo”.

Punto y final

Antes de dejarle a las puertas del Cerro del Espino, es inevitable preguntarle por su hijo, Iván, que en pocos instantes saltará al verde para medirse al Austria de Viena, “es muy joven, tiene mucho camino por delante, date cuenta que aún está en edad juvenil. Tiene muchas condiciones pero está empezando  y él tiene que ser consciente de ello”.

 

 

5 comentarios

  1. Y quien ha dicho que sea mas importante que nadie? Creo que hay gente que estais solo atentos a hacer daño. Julian es lo que es, ni mas ni menos y si le conocieras sabrias que es una extraordinaria persona. Lo dicho Suerte mister.

  2. Completamente de acuerdo con ” Y Que” este hombre no es nadie más importante que los miles de entrenadores que hay en Madrid y a los cuales no se les dan entrevistas de promoción….por cierto siempre vuelve rebotado y su duración en el extranjero se resume a 6 meses…

  3. Julián Calero, gran entrenador madrileño.
    Alberto Robledo, gran periodista madrileño.
    ElGoldeMadriz, la mejor página sobre fútbol madrileño. Gracias a los tres.

  4. ¿Qué importancia tiene que esté o no Calero en España? Hay muchos técnicos españoles que vienen y van al extranjero y de ninguno ponéis noticia. ¿Es especial? Si se quiere vender o le queréis vender poner una sección de “bolsa de trabajo”

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.