Qe había en disputa algo más que tres puntos en la Ciudad del Fútbol estaba muy claro. Y Las Rozas CF y SAD Villaverde San Andrés lo pusieron de manifiesto al protagonizar un encuentro donde primó más la intensidad, los balones divididos, las faltas, los piques, las protestas… que un fútbol vistoso. Eso sí, entre tanta tensión reinó la cabeza del pichichi roceño Rubén Blanco para anotar de un brillante testarazo a los 42 segundos de la reanudación. Mario Sánchez, ya en el añadido, certificó la victoria.

Hubo tantas faltas que el árbitro Basilio Puerta Sánchez mostró once amarillas y una roja (a Juanan por doble amonestación). Y todavía se ahorró alguna, ya que a los cinco minutos ya pudo (y, posiblemente, debió) enseñar la cartulina a Palero y Raúl por cortar dos ataques prometedores en los primeros compases de duelo. La infracción de Palero, por cierto, desembocó en la gran oportunidad hasta el entretiempo. El lanzamiento de Raúl Díez de libre directo se estrelló en el travesaño de Nacho Esteban.

Por lo tanto, avisó primero y lo hizo con sumo peligro el conjunto entrenado por Lolo Escobar. Fue a los cuatro minutos. A partir de entonces y hasta el descanso, poca continuidad en el juego y mucha interrupción debido a las faltas. Hubo casi treinta en los cuarenta y cinco minutos iniciales. Este dato habla de lo claro que lo tenían ambas escuadras en cuanto a no conceder llegadas al adversario con excesiva facilidad.

La principal preocupación, por lo visto en el terreno de juego, fue mantener la portería a cero e intentar crear situaciones de peligro a raíz de buenas combinaciones o algún error del rival. Respecto a lo primero, de los que más lo probó fue un Dani García alejado de las trifulcas y con el único objetivo de jugar y hacer jugar a su equipo. Sin embargo, Las Rozas cerró muy bien todos los espacios por dentro, lo que provocó que Yelco no tuviese que intervenir ninguna vez en la primera mitad.

Solo en los últimos instantes del primer acto se abrió un poco más el juego y los locales gozaron de dos oportunidades serias. Ángel y Rubén Blanco tuvieron en sus botas el 1-0, marcador que no se materializó por dos malas decisiones, sobre todo del ’10’. No obstante, poco tardó en desquitarse de su fallo: las postrimerías del primer tiempo y 42 segundos de la reanudación. Ataque roceño mal despejado por la zaga verderona y balón a los pies de Raúl, cuyo centro encontró la testa de Rubén Blanco. El mediapunta no marcó a placer, no. Giró el cuello de forma tremenda para un gol espectacular. Nacho Esteban solo pudo observar la trayectoria del cuero, que acabó irremediablemente en la red.

Mazazo importante para los hombres entrenados por David Galán, ya que volvían de vestuarios y lo hacían, prácticamente, en desventaja. El gol no sentó nada bien al ‘Botti’. Nacho Esteban negaba con la cabeza y al equipo le costó mucho acercarse a las inmediaciones de un Yelco Ramos muy poco exigido. Solo con la incorporación de Noman Arkine en lugar de un desapercibido Álvaro el Villaverde San Andrés ganó algo más de presencia en campo rival, aunque sin llegar a transformarse en peligro real, pues el disparo de Juancar en su última participación sobre el verde salió demasiado alto.

Minutos antes tuvo su opción Jaime Turégano, también de cabeza a pase de Albur. El ex del Atlético de Pinto ingresó por el también ex pinteño Ángel, que estuvo lento a la hora de definir en un contragolpe bien trenzado justo antes de ser sustituido. Tras esas dos situaciones, poco más de Las Rozas en ataque. Tampoco le hizo falta. Tocaba hacer lo que tantas y tantas veces ha logrado esta campaña: defender con criterio, no cometer errores y mantener la portería imbatida. Todo eso aconteció hasta el minuto 84, cuando hubo un despiste defensivo local y un remate a bocajarro de Juanan que, seguramente, en condiciones normales habría supuesto el 1-1. Pero Yelco no lo permitió con una estirada antológica. Una gran parada que bien merece la celebración posterior del guardameta.

Eso sí, el ‘Botti’ continuaba vivo en el encuentro. Quizá por unos segundos más, porque el propio Juanan, en el intento de golpear el balón, alcanzó a Yelco de forma temeraria. Segunda amarilla. Los de Galán, con diez los últimos diez minutos. Y Las Rozas no iba a desaprovechar la superioridad numérica. Acción de Turégano por el perfil zurdo y asistencia para el debut goleador de Mario Sánchez con la zamarra azul contra uno de sus equipos anteriores, el Villaverde. El pitido final de Puerta Sánchez confirmó el triunfo roceño, que es el cuarto consecutivo, lo que permite a los de Escobar mantener los cinco puntos de margen sobre el Getafe “B” y aumentar a diecisiete la diferencia con el quinto clasificado, que es, precisamente, el Villaverde San Andrés.

LAS ROZAS
Yelco; Raúl (A), Iñaki (A), Guadaño (A), Lucas (A); Nogueira (A), Cruz, Rubén Blanco (Cobos, 89′); Ángel (Turégano, 62′), Albur (Mario Sánchez, 81′), Goal.
VILLAVERDE Nacho Esteban (A); Juanan (AA, 85′), Palero, Puertas (A), Manu Rosales; Durán, Emilio; Álvaro (Noman, 50′), Juancar (Samu, 65′) (A), Adnan (A); Dani (Toni Morales, 75′).
GOLES 1-0 Rubén Blanco (46´), 2-0 Mario Sánchez (92′)
ÁRBITRO Puerta Sánchez, Basilio (1). 
INCIDENCIAS Ciudad del Fútbol, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
LAS ROZAS VILLAVERDE
3. 3.
2. Rubén Blanco 2.
1. Yelco 1. Adnan
E: Lolo Escobar 2 E: David Galán 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.