LEGANÉS 0-1 EIBAR | El peor cierre posible para una semana triste

0
289

El Leganés ha tenido mejores semanas que esta. La eliminación copera en semifinales no le ha sentado bien al equipo, que ha realizado uno de los partidos más grises que se le recuerdan. Asier Garitano apostó por las rotaciones, dejando en el banquillo a hombres como Amrabat y El Zhar, a los cuales echó mucho de menos en la primera parte.

El rival tampoco es el propicio para estos días depresivos. El Eibar es un equipo que requiere máxima concentración, que no se apiada de ti en ningún instante. Lo demostró haciéndose con el control del balón desde el principio, con varias internadas peligrosas sin demasiado acierto, eso sí.

En general, la primera parte fue un suplicio para todos los aficionados, con tramos en los que realmente no pasó nada. El Leganés seguía curándose las heridas del miércoles, y demostraba una vez más que los cambios en el once tipo no le sientan demasiado bien. Jugadores como Omar Ramos, Guerrero o Naranjo no aprovecharon la oportunidad que les dio su técnico. Este último, además, fue pitado por parte de la afición, y sustituido en el descanso por Amrabat.

Con el marroquí en el campo los locales mejoraron levemente sus prestaciones, aunque fueron los guipuzcoanos los que dispusieron de las ocasiones más claras, especialmente al iniciarse la segunda mitad. Mención especial al gran partido de Kike García, un quebradero de cabeza en todo momento para la zaga local.

Tras un arranque de segundo tiempo prometedor, de nuevo el oasis. El partido se encaminaba lentamente hacia el empate, cuando en el 85’ Siovas era expulsado por doble amarilla. Metió entonces Mendilibar a Iván Alejo para buscar profundidad y con ello obligó a recularse al Leganés en su propia área.

La verdad es que el desenlace se veía venir. El equipo andaba físicamente muerto tras el esfuerzo del otro día, y sufrió más en el descuento que en el resto del partido. Primero la tuvo Kike con un remate de cabeza que se estrelló contra el palo, y que hubiera puesto el broche de oro a su partido. En la última jugada del partido, Ramis remató de cabeza sin oposición un saque de esquina, y el balón se coló en la red. Siendo sinceros, el tanto hacía justicia a lo visto en los 90 minutos, pero fue un duro golpe para un equipo que ya de por sí estaba de bajón. Toca recuperar la moral y las sensaciones esta semana.

  1. LEGANÉS
    Cuéllar; Tito, Siovas (AA 85’), Muñoz (A), Raúl; Gumbau, Brasanac (Eraso 73’); Omar Ramos (El Zhar 58’), Gabriel, Naranjo (Amrabat 45’); Guerrero.
    EIBAR
    Dmitrovic; Peña (Capa 90’), Ramis (A), Arbilla, Cote; Orellana, Dani García, Pape Diop (Jordán 79’), Inui (Iván Alejo 85’); Kike García y Charles.
    GOLES 0-1 Ramis (92′).
    ÁRBITRO González Fuertes, colegio andaluz.
    INCIDENCIAS Butarque, 9.327 espectadores.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre