Larga semana en el seno de la familia alcobendense porque en juego estaba el premio gordo de la temporada, la posibilidad de ser la próxima temporada equipo de Segunda B. Pero para ello, había que remontar el resultado adverso del Luís Aragonés. Dos zarpazos de Cañadas a balón parado ponían en ventaja a los murcianos y eso suponía que tocaba remontada para poder lograr el objetivo. Con un Lorca confiado en sus posibilidades y las mismas intenciones de ascenso, el duelo prometía emociones intensas. De salida, variaciones en el once inicial de los de Reyes con Andrés bajo palos y la aparición en el once inicial de Rubén Blanco y Carlitos auguraba un equipo más ofensivo e lo habitual.

Respeto en el arranque de partido aunque transmitía mejores sensaciones el Sport. Los murcianos sabían que eran los visitantes quienes tenían que arriesgar y tenían muy trabajada la salida de su defensa. Los intentos ofensivos de los de Reyes acababan en fuera de juego. Pese a todo, seguían apretando y forzando saques de esquina. El peligro estaba en las contras locales  pero la zaga de los madrileños lo resolvía con acierto. A los 16 minutos Carlitos entraba bien por banda y servía para que rematase Joao, Hortal salvaba despejando a corner. Dominaba el juego el Sport pero quizá pecaban de precipitación ante un Lorca más sereno y con intención de conservar.

Albur tuvo otra buena ocasión, a los 23 minutos,  que no acertó a finalizar. Aunque se jugaba en campo de los locales, era complicado superar a la defensa. Era evidente que buscaban una contra que cerrase la eliminatoria. Lo comprobó Andrés blocando un balón difícil a centro chut de Cañadas. La respuesta fue contundente, el gol del Alcobendas tras un penalti cometido por Urzaiz sobre Joao. Ejecutaba la pena máxima Iván Mateo engañando a Hortal y adelantando al Sport. El primer paso estaba dado pero necesitaban otro gol más para subir. Quiso reaccionar el Lorca y lo intentó con un disparo muy desviado de cañadas. El tramo final se complicó porque el juego era más embarullado. En una de esas jugadas, cuando el primer acto expiraba, Carrasco cazó el balón tras asistencia de Antonio para restaurar las tablas. Partido de ida y vuelta que terminó con empate y con la necesidad de marcar otro gol para igualar la eliminatoria. A pesar de todo, las sensaciones para los de Rubén Reyes eran buenas.

Tras la reanudación los primeros escarceos ofensivos se resolvían con fuera de juego para ambos equipos. Tomó pronto el mando el Alcobendas y a un mano a mano de Iván Mateo lo salvaba Hortal; poco después fue Joao quien malograba otra buena oportunidad. El peligro para ellos eran las contras, por banda los madrileños llegaban bien y sabían que tenían que explotar esa circunstancia. Cañadas  era el peligro y era necesario evitar tuviera la pelota y pudiera jugar. El partido entraba en una fase de falta de control que sin duda perjudicaba a los de Reyes. Seguía faltando un gol pero tampoco era cuestión de precipitarse. El intercambio de golpes era un riesgo a correr pero quizá faltaba mucho tiempo para volcarse definitivamente en ello.

Nevado reaparecía para intentar apuntalar la zona ancha porque tras la marcha de Soummy el aspecto físico se complicaba, el trabajo habitual del medio centro es siempre vital para sostener al equipo. Lulú, en el minuto 67, se equivocaba al no rematar y buscar la asistencia, Iñaki reaccionó y sacó un balón peligroso. Se perdía la aparente superioridad de los visitantes y el Lorca ya mandaba en el partido. Tenían que superar el bache porque quedaban los minutos importantes y los murcianos se habían crecido. Liderados por Cañadas hacían sufrir a la zaga y una pared con Pico terminaba con un disparo peligroso que acabó saliendo desviado. Fallos en ambos equipos y la incertidumbre que seguía alimentando una eliminatoria que, a pesar de todo, seguía viva. El Alcobendas tiraba de orgullo e intentaba llegar pero arriba, no estaban frescos y las ideas no aparecían.

Carrasco rompía las ilusiones del Alcobendas, en el minuto 82, anotando el segundo de los suyos. Una pérdida de balón terminaba con una incursión en el área y poco pudo hacer Andrés. Los de Reyes estaban pagando el esfuerzo de la primera parte pero, a pesar de todo,  seguían intentándolo. Joao seguía trabajando mucho pero no era eficaz en el último remate. La puntilla llegaba con un zapatazo impresionante de Sergio Rodríguez desde fuera del área para rematar un resultado que deja fuera del ascenso al Alcobendas Sport. Joao insistía pero Hortal no permitía que el brasileño le superase. Amargo final de temporada porque la ilusión era mucha pero tendrá que ser la próxima campaña cuando se intente de nuevo pelear por el sueño del ascenso.

LORCA DEPORTIVA Hortal; Marcos Pérez, Sergio Rodríguez, Lulu (Cuero 90´), Urzáiz (A); Mantecón, Serra, Antonio (Lincoln 68´), Cañadas (Fenoll 80´); Pico (A), Carrasco (A).
ALCOBENDAS SPORT Andrés; Raúl Diez (A), Iñaqui, Iván Casado (A), Carlitos (Nevado 65´); Soummy (Jorge González (A) 41´), Óscar Valentín; R. Blanco (A), Iván Mateo (Óscar Saugar 77´) ; Albur, Joao Pedro.
GOLES 0-1  Iván Mateo (p.)(30´); 1-1  Carrasco (42´); 2-1  Carrasco (82´); 3-1 Sergio Rodríguez (86´).
ÁRBITRO Juan Miguel Guarnido Peters (Colegio Andaluz).
INCIDENCIAS Artés Carrasco. 2.050 espectadores.

 

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre