LOS YÉBENES 1-2 ALCALÁ | Una vez más el balón parado

Remontada del Alcalá en el tramo final, de un partido en el que los tres goles llegaron tras acciones a balón parado.

0
967
Foto: Ismael Corregidor

Trabajado triunfo, con remontada incluida de la RSD Alcalá frente a Los Yébenes, que permite a los rojillos asaltar la tercera posición, al menos hasta el miércoles en el que el Rayo Vallecano B disputará los trece minutos de partido pendientes frente al Santa Ana. Un triunfo muy sufrido, y que viendo el desarrollo del partido, y sobre todo del segundo tiempo, pocos podían augurar.

El partido fue uno más de tantos en el Eustasio Casallo. Las reducidas dimensiones del terreno de juego yebenista, rara vez conceden un partido con juego alegre, vistoso y combinativo. La lucha, la intensidad, el juego directo y el aéreo fueron protagonistas, decidiendo una vez más el balón parado. Los locales, adaptados a la perfección, demostraron tener muy asimilado el estilo y las dimensiones. Enfrente, Jorge Martín de San Pablo trató de adaptar a los suyos, formando una alineación con más músculo y centímetros de lo habitual. La posesión habitual y el juego elaborado habitual de los complutenses, fue una quimera, adaptándose a lo que le requería el partido.

Lejos de lo que pueda parecer, de inicio se vio cómodos a los visitantes. Aunque Los Yébenes nunca le perdía la cara, lo cierto es que en el primer tiempo los alcalaínos se veían cómodos en la disputa. Abusando del juego directo, menos preciso que el de los locales, lo cierto fue que la batalla se disputaba más en la parte del terreno de juego en la que defendían los de Aluche. Y además, defendían a gran nivel los de César Garzón, que repelían todos los balones que trataban de poner los visitantes. Así pues, los visitantes solo fueron capaces de crear peligro tras dos saques de banda puestos por Del Valle; y peinados por Rafa. Finalizaron Manolo Padilla y Nanclares rozando los palos. Precisamente, en la jugada a continuación del remate del vallecano, llegó la más clara del partido, y fue para los locales; estrellando Iván Durán el balón en el poste con Sempere prácticamente batido. Antes del descanso, el propio Iván Durán lo intentó desde lejos, atrapando el meta visitante; rozando también el gol Maya tras un córner botado al segundo palo. Es más, el efecto óptico engañó a más de uno celebrando el gol.

El segundo tiempo tuvo un desarrollo distinto. Aunque con el juego directo, la lucha, la disputa y la intensidad por protagonistas; lo cierto fue que los rojigualdos salieron mejor y fueron superiores. Más metidos en el choque, los locales parecieron meter una marcha más. Además, el encuentro se les puso muy pronto de cara. Apenas habían transcurrido cinco minutos desde el paso de vestuarios, cuando Maya ejecutó un libre directo a escasos metros de la frontal del área. El ex del Alcalá repitió gol contra los suyos, aunque con menos belleza que en el partido de ida. Sempere llegó a repeler el cuero, pero este le hizo un extraño, botando dentro dando validez el colegiado al tanto, tras consultar con sus asistente a través del pinganillo; puesto que este en primera instancia se había quedado parado.

Tras el gol se esperaba la reacción de los visitantes, la cual no llegó. En el partido seguía mandando Los Yébenes, mucho más adaptado a las circunstancias; ante un Alcalá al que le comenzaron a entrar las prisas. Los rojillos abusaron del juego directo, precipitándose a la hora de lanzar el balón; siendo la mayoría de las veces el pase erróneo y cayendo el balón o bien fuera del terreno de juego; o bien interceptado por algún jugador local. Es más, los de César Garzón tuvieron opciones de hacer el segundo por mediación de Gallardo, tras un balón bajado por Iván Durán, que se marchó al lateral de la red; y por una mano reclamada dentro del área de Sempere, de esas a la libre interpretación del árbitro que esta vez entendió que no fue punible de sancionar con la pena máxima.

A veinte minutos para el final, los alcalaínos lograron nivelar la contienda, en una doble jugada aislada y con fortuna. Primero porque un balón largo, que parecía muy fácil se le complicó al meta Del Mazo, saliendo el balón a córner. En esa córner, botado a la izquierda del cancerbero, Rafa (una vez más imperial en el salto), estrelló el balón en el larguero. El rechace le cayó a Manolo Padilla, que a puerta vacía prácticamente a placer, no tuvo más que empujarla para nivelar la contienda.

El gol dio otros bríos al choque, puesto que ambos equipos tuvieron que dar un paso al frente al encontrase a un gol de la victoria. Aunque no ganó en calidad futbolística, el choque si ganó en emoción, llegando ambos equipos a las áreas, aunque sin ser capaces de crear peligro real. Así pues, parecía que de romperse el choque, solo podría ser a balón parado, como acabó ocurriendo. A diez minutos para el final, Joshua Zapata, que acababa de entrar, lanzó una falta directa, que la barrera repelió con la mano. García Padilla no lo dudó un instante, y señaló el punto de los once metros. Dos minutos después, tras las protestas locales, y tras acercarse el colegiado al banquillo visitante (desde que se pitó el penalti hasta que se ejecutó el colegiado mostró tres de las seis tarjetas del partido), Nanclares asumió la responsabilidad de lanzar la pena máxima, clavando el balón en la escuadra zurda de Javi del Mazo, que aunque adivinó la intención, no llegó a repeler un balón que parecía imposible de detener. Un Nanclares que por cierto fue amonestado tras ir a celebrar con su afición el tanto, presente en ese mismo córner, viéndose la cuarta amarilla en apenas seis minutos.

Con el 1-2, Los Yébenes con más corazón que fútbol y acierto, trató de volcarse sobre la defensa rojilla. La muchas veces criticada zaga rojilla, rayó a gran nivel, no permitiendo a los visitantes tener más que una ocasión de peligro, en los trece minutos disputados desde el segundo gol visitante y el pitido final. Cómo no, fue en un disparo lejano de Iván Durán que atrapó en dos tiempos Sempere. Por su parte, los rojillos tuvieron la opción de cerrar el choque, en dos cabezazos de De la Cuerda y Manolo Padilla, que repelió Pepe.

Con este resultado, a pesar de crecer en la clasificación, los rojillos no logran aumentar la distancia con el quinto clasificado; mientras que Los Yébenes si ve la permanencia un punto más lejos.

  1. LOS YÉBENES
    Del Mazo; Abraham (Noah 90’), Rueda, Marvin, Pepe; Parra (A) (Greciano 75’), Paco; Gallardo (A), Iván Durán (A), Maya; y Dani (Trujillo 62’).
    ALCALÁ
    Sempere; Del Valle, Isma (A) (Molino 58’), Rafa, Benítez; Gonzalo Rodríguez; Moha, De la Cuerda, Shafa (David López 84’) (A); Nanclares (A) y Manolo Padilla.
    GOLES 1-0 Maya (50′); 1-1 Manolo Padilla (69′); 1-2 Nanclares (penalti) (82′).
    ÁRBITRO García Padilla (0).
    INCIDENCIAS Eustasio Casallo, unos 200 espectadores.
  2. Los Importantes 2017/2018
    LOS YÉBENES
    ALCALÁ
    3. Iván Durán 3. Manolo Padilla
    2. Pepe 2. Rafa
    1. Maya 1. Nanclares
    E: César Garzón 2 E: Jorge Martín de San Pablo 2

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.