Había empezado la temporada a un nivel extraordinario. Era el máximo goleador del equipo, pero las lesiones le habían truncado varios partidos en la actual campaña. Había salido al terreno de juego en la segunda parte y su presencia en el campo hizo que su equipo diera la vuelta al marcador. Nos estamos refiriendo a Diego Montoro, el ex jugador de Villaverde y Fortuna y autor del tanto que dio los tres puntos al Moscardó.
Ciñéndonos al encuentro en sí, los primeros minutos fueron de tanteo. El Moscardó apenas profundizaba y el Lugo Fuenlabrada en la primera aproximación al área de Jesús gozó de una gran ocasión para adelantarse en el marcador, pero la gran intervención del meta local abortó el remate de Tejero. Pero cuando se cumplía el minuto dieciocho, un córner desde la derecha que lanza Tejero y Medina, solo, y de cabeza bate a Jesús. Dos minutos más tarde, Tejero lanzó una falta lateral desde la derecha que paró en dos tiempos Jesús. No fue hasta la primera media hora de partido cuando el Moscardó se acercó al área de Yayo, pero el centro de Fabián desde la izquierda fue rematado tras un rechace de la defensa por Ramírez por encima del travesaño y posteriormente Novero remató desde la corona del área pero el balón fue detenido con seguridad por Yayo. A falta de un minuto para llegar al descanso, hubo una jugada polémica en el área visitante, ya que unas manos de un defensor del Lugo en el interior del área no fueron consideradas como punibles por el colegiado. Con el marcador en contra para los intereses del “Mosca” se llegó al descanso.
Tras la reanudación, el Lugo Fuenlabrada pudo ampliar su ventaja, pero el remate de Osquitar golpeó en el travesaño. El técnico local David Freitas movió ficha y dio entrada a Montoro en lugar de Pacheco, que además había sido amonestado en la primera parte. La presencia de Montoro fue vital para el devenir del partido, ya que se movió por la izquierda, buscó asociarse con sus compañeros y en todo momento se ofreció en beneficio del equipo. Empezó a entrar el conjunto local por banda gracias al buen trabajo de Fabián que puso un buen centro desde la derecha al que no llegó por poco Adolfo a conectar con el balón. El Lugo Fuenlabrada se veía desbordado por momentos y su técnico Oscar Fernández había prescindido de Oscar para dar entrada a Vadillo, ya que el mediocentro defensivo visitante se encontraba amonestado. Un corner desde la derecha lanzado por Montoro fue rematado de cabeza por Fabián, pero el balón se perdió a la derecha de la meta de Yayo. El dominio y las oportunidades correspondían a los locales, que ponían toda la carne en el asador por revertir la situación. Una nueva acción sobre la meta visitante finaliza con el remate de cabeza de Ramírez que se pierde muy cerca del travesaño.

David Freitas dio entrada a Jan prescindiendo del lateral Chondi con la clara intención de jugar con cuatro delanteros.
El Lugo Fuenlabrada intentaba salir a la contra, pero exceptuando el trabajo de Tejero, apenas creaba peligro en las inmediaciones de Jesús. Cuando se cumplía el minuto ochenta y uno, una caída de Ramírez en el área fue señalada como punible por el colegiado y muy protestada por los jugadores visitantes. Adolfo transformó la pena máxima a media altura y a la izquierda de la meta defendida por Yayo, y dos minutos más tarde, el Moscardó se adelantó en el marcador tras una buena jugada individual de Montoro, que escorado a la izquierda lanzó un disparo raso que entró a la derecha de la meta de Yayo.
David Freitas dio entrada a Rubio para apuntalar en mayor medida la línea defensiva y el Lugo Fuenlabrada se fue con todo en busca de la igualada. Novero tuvo la sentencia definitiva en un remate de cabeza que se paseó por la línea de gol para acabar golpeando el poste derecho de la meta de Yayo, y en el último arreón final y con cinco minutos de prolongación que añadió el colegiado, una acción de Molero sobre un delantero visitante dentro del área y Gutiérrez Días-Güemes no lo duda y señala la pena máxima. Jesús, -el máximo goleador del Lugo-, lanza el penalti fuera a la izquierda de la meta defendida por su tocayo Jesús. El Lugo Fuenlabrada pierde una gran oportunidad de acercarse a los tres de arriba y por su parte, el Moscardó gana un partido que se le complicó durante muchos minutos y que tuvo el revulsivo de Montoro para que los puntos se queden en casa. Y hablando de casa, el próximo siete de Mayo y si no surge ninguna complicación de última hora, el “Mosca” volverá al Román Valero. Una gran noticia que todos los aficionados estaban esperando como maná del cielo.

MOSCARDÓ
Jesús; Jorge, Peco (Antonio 52´), Ramírez (A), Chondi (Jan 74´) (A); Molero (A), Novero, Manu (Rubio 85´), Pacheco (A) (Montoro 56´) (A); Fabián, Adolfo.
LUGO FUENLABRADA
Yayo; Valera (A) (Ismael 83´), Medina (A), Richi, Cortés; Oscar (A) (Vadillo 53´) (A), Adrián (Cámara 81´), Vasco, Tejero (A); Jesús (A), Osquitar (A).
GOLES 0-1 Medina (18´); 1-1 Adolfo (penalti) (81´); 2-1 Montoro (83´)
ÁRBITRO Gutiérrez Díaz-Güemes
INCIDENCIAS Ernesto Cotorruelo, campo II. Unos 200 espectadores.

 

2 comentarios

  1. Gran segunda parte del mosca y un gran montoro tiene que jugar siempre
    Que seria de nuestra clasificacion si nuestros jugadores hubieran
    Jugado siempre asi.
    Sin mas muy felices de volver a nuestra casa los vhulos estaremos animando y haremos un gran tifo sera una fiesta.
    SIN MAS AUPA MOSCA Y GRANDE NUESTRA PEÑA LOS CHULOS.

Dejar respuesta