NAVALCARNERO 1-1 BURGOS | Morir matando

El Navalcarnero certifica su descenso matemático a Tercera división, a pesar de empatar en la última jugada del partido.

0
182

tres años ha durado la travesía del barquito chiquitito en Segunda B, la más larga jamás vivida. Hasta esta época dorada, los rojiblancos tan solo habían sido de Bronce dos temporadas alternas, siempre saldadas con descenso. Este domingo de Resurrección no fue tal para el Navalcarnero, que a falta de cuatro jornadas para el final, certifica su descenso de categoría.

Los Jose Antonio Portillo murieron matando. En una muestra de que no le quieren perder la cara a la competición a pesar de no tener opciones, los rojiblancos empataron el partido en el último de los cinco minutos de prolongación. Un punto rescatado por los madrileños, que celebraron todos los equipos metidos en la pugna por el descenso, y que deja a un histórico como el Burgos muy tocado, ocupando el puesto de promoción por el descenso.
Aunque el destino fue cruel con los burgaleses, lo justo que el empate fue el resultado justo. Es verdad que en caso de tener que haber ganado alguien, éstos tenían que haber sido los castellanos; pero solo en deportes en los que no está contemplado el empate. La realidad indica, que el partido fue malo, sin apenas fútbol y ocasiones por los dos bandos, demostrando el porqué de su situación clasificatoria ambos conjuntos.

Durante todo el partido, las áreas parecieron territorio prohibido. Es verdad que el Burgos pisaba más el campo rival, y que el Navalcarnero no se asomó a la meta de Saizar en todo el primer tiempo. Como también lo es, que no se puede decir que los de Fernando Estévez controlaran la situación. El partido se desarrollaba en el centro del campo, con poca fluidez y una nula capacidad de sorpresa y peligro por parte de ambos equipos. El Burgos quizá tenía algo más el balón, pero sin trascendencia. El partido fue un lento pasar de minutos, y en la primera mitad solo se vieron dos intervenciones de los porteros. Ambas fueron de Diego Conde; que metió una buena mano abajo a un disparo de Adrián Cruz; y un remate de cabeza de Chevi que iba camino de la escuadra y que el meta local repelió a córner. Estas dos, y una falta directa lanzada por Kevin fue toda la producción ofensiva de la primera mitad.

El segundo tiempo de inicio resultó aún peor. Durante los primeros veinte minutos no pasó absolutamente nada reseñable. El juego (por denominarlo de alguna manera) transcurría en el centro del campo. Nada ocurría, porque no se llegaba a ningún área, y los dos porteros vivían plácidamente el partido; hasta que mediado el segundo acto se adelantaron los burgaleses. En la primera ocasión del segundo tiempo, Fer Ruiz recibió un balón largo en la frontal del área, controló, se dio la vuelta, y por bajo batió a Diego Conde, colando el balón junto a la cepa del poste.

El gol no hizo cambiar el desarrollo del juego en sí, pero sí animó el partido. Sin llegar a ser tampoco un partido de calidad, al menos si se estiraron ambos equipos. Al Burgos le entraron los nervios de poder perder un botín muy muy valioso; aunque solo lo ajustado del marcador le daba emoción al choque. El Navalcarnero no creaba apenas peligro, aunque ganó metros sobre el campo y remató en un par de ocasiones. Hakim envió el balón alto; mientras que Joya obligó a Mikel Saizar a despejar de puños una falta directa con mucho peligro. Por los visitantes, tuvo la sentencia por dos veces Adrián Cruz, pero remató fuera en las dos ocasiones.

Y cuando todo el pescado parecía vendido; y los visitantes saboreaban una victoria que les situaba en puestos de salvación directa, recibieron un gran mazazo. La que iba a ser la última jugada del choque (así lo gritaban incluso desde su banquillo), supuso el empate de los madrileños. Un córner botado a la derecha del cancerbero, lo cabeceó en el segundo palo Esnaider sin oposición; enmudeciendo el fondo donde los aficionados visitantes ya festejaban el triunfo. Un gol con el que acabó el partido, que a un punto que de nada ya sirve a los rojiblancos, que demostraron que competirán hasta el final a pesar de todo.

NAVALCARNERO
Diego Conde; Stevens (A), Montoro, David López, Jose Antonio (A); Joya, Hakim; Cifu (Cifo 75’), Abu (Esnaider 69’), Mena; y Gabriel (Fran Santano 60’) (A).
BURGOS
Mikel Saizar; Andrés, Dan Ojog, Undabarrena, Kevin; Adrián Cruz (A), Borda; Fer Ruiz (Aldalur 93’), Chevi (Madrazo 56’), Borja Sánchez (A) (Màyor 87’); y Diego Cervero.
GOLES 0-1 Fer Ruiz (67’); 1-1 Esnaider (95’).
ÁRBITRO Eiriz Mata, colegio gallego.
INCIDENCIAS Mariano González, unos 500 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
NAVALCARNERO
3.
2.
1. Montoro
E: Jose Antonio Portillo 1

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.