Foto: Ismael Corregidor

La vida sigue igual tras el derby. Aunque con una jornada menos para el final, Navalcarnero y Castilla ven como no varía su situación clasificatoria, aunque con tres puntos menos en disputa. El Navalcarnero sigue anclado en la antepenúltima posición tras su pleno de derrotas del 2019, mientras que el Castilla asalta la cuarta posición tras el pinchazo de la Ponferradina.

Antes de que muchos espectadores ocuparan su lugar en la grada, ya se había adelantado en el marcador el Castilla. Apenas habían transcurrido veintisiete segundos entre el pitido inicial y el gol de Fidalgo. En la primera acción del partido, Dani Gómez ganó la espalda a la zaga local por la banda diestra, y centró al segundo palo, para que prácticamente sobre la línea Fidalgo la empujara a puerta vacía para hacer el 0-1.

En un abrir y cerrar de ojos, encaminaba el partido el Castilla y el Navalcarnero se veía de nuevo contra las cuerdas. Esta situación dio tranquilidad a los blancos, que rápidamente se adueñó del balón y comenzó a llevar el peso del partido. Los blancos tenían el partido donde querían, y jugaban en campo contrario, ante un equipo rojiblanco al que le podían los nervios. Los de Fran Garridos andaban imprecisos en el pase, y no lograban llegar a portería rival. Todo lo contrario que el equipo de Manolo Díaz, que en cuanto forzaba un poco la máquina se plantaba en el área de Diego Conde.

No tardó el filial en ampliar la renta. Antes de llegar al minuto veinte, Fidalgo remató, sacando bien el balón Diego Conde. El rechace también favoreció al jugador blanco, que vio como su segundo intento lo repelía la zaga. Con lo que no pudieron los locales, fue con el segundo rechace rematado por Alberto.

A pesar del duro revés, los de Fran Garrido no se vinieron abajo. Aunque el control del partido seguía correspondiendo a los visitantes, los rojiblancos dieron un paso al frente y comenzaron a asomarse al área de Belman. Pero una vez más, los navalcarnereños pecaron de falta de pegada; puesto que los remates de los Fran Santano, Del Pozo, Carlos y compañía; o bien se iban directamente fuera; o bien los detenía sin muchas complicaciones Belman.

A nueve para el final, los locales recortaron distancias en el marcador. En una subida de Fran Santano por su banda, el interior reconvertido en lateral pisó la línea de fondo. Desde allí sacó un centro-chut que se acabó colando por abajo entre Belman y el palo. Un gol para la esperanza para los locales, que les duró poco la alegría; puesto que seis minutos después, Alberto repetía diana. En un acción similar a la del primer gol pero con otros protagonistas. Tras un córner favorable al Navalcarnero, López ganó la línea de fondo por el perfil diestro, asistiendo a Alberto, que cual cazagoles apareció en el área con la caña para hacer el 1-3; en lo que fue lo último destacable del primer tiempo.

Al segundo tiempo saltaron con aires renovados los locales. Sin nada que perder, los de Fran Garrido ganaron metros sobre el campo, y posesión de balón, y pasaron a jugar en campo rival, pero sin profundidad. El Castilla aguantaba bien en su campo, sin sufrir, dejando tocar a su gusto a los rojiblancos que no eran capaces de superar la defensa blanca. El arma de los de Manolo Díaz en el segundo tiempo era la contra, aunque pensaban más en la portería propia que en la rival, recordando lo ocurrido en Salamanca, Coruña, Ponferrada….

Aunque resultaba entretenida, la segunda mitad transcurría sin ocasiones de gol. El Navalcarnero lo intentaba con más corazón y fe que fútbol, y aunque llegaban y lo intentaban, Belman vivía plácidamente el partido; pero menos que Diego Conde que no tuvo que intervenir en el segundo acto.

Mediado el segundo tiempo, los locales recortaron distancias en el marcador. Tras un centro por banda diestra, Montoro que se había sumado al ataque, remató desde el punto de penalti cual delantero. Un gol que daba esperanzas y alas al Navalcarnero, y que hizo reaccionar a los visitantes. Viendo que una vez más se les podían escapar los tres puntos a domicilio, los de Manolo Díaz recuperaron el control del balón, y salieron de su campo. Dando un paso al frente, los blancos buscaron matar de nuevo el partido, aunque las ocasiones más claras eran para los de Fran Garrido. Carlos, Manu Jaimez y Jose Antonio vieron como Belman les quitaba el tanto del empate en un tramo final trepidante, cargado de emoción en el que los rojiblancos merecieron la igualada.

Pero ésta no llegó, acabando así el partido con la séptima derrota consecutiva de un Navalcarnero, que aunque hace méritos para más, va cuesta abajo y sin frenos. Por su parte, el Castilla vuelve a los puestos de play off, tras sumar diez de los últimos doce puntos en disputa.

NAVALCARNERO
Diego Conde; Fran Santano, Montoro, Manu Jaimez, Jose Antonio; Carlos (A), Hakim (A) (Abu 83’); Cifo (Stevens 63’) (A), Del Pozo, Sergi; y Gabri.
RM CASTILLA Belman (A); López, Álex (A) (Manu Hernando 80’), Javi Sánchez, Fran García; Seoane, Jaume; Alberto (Augusto 86’) (A), Cristo (A), Fidalgo; y Dani Gómez (Ayoub 71’).
GOLES 0-1 Fidalgo (1’); 0-2 Alberto (19’); 1-2 Fran Santano (36’); 1-3 Alberto (42’); 2-3 Montoro (68’).
ÁRBITRO Kevin Javier Moreno, colegio murciano.
INCIDENCIAS Mariano González, unos 800 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
NAVALCARNERO
3.
2. Fran Santano
1. Montoro
E: Fran Garrido 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.