PABLO BUENO, entrenador del SANTA ANA: “¿Álvaro? Con un solo jugador no se vive”

El joven técnico y ex central de la Tercera madrileña asegura que el Adarve es un espejo donde mirarse

0
1442

El Santa Ana volvió al trabajo el pasado 26 de julio con el inicio de la pretemporada bajo las órdenes de Pablo Bueno Salamanca, entrenador debutante en Tercera División pero ex jugador (defensa central) de la misma. En él ha depositado toda su confianza la directiva amarilla, continuando así una línea de técnico joven que comenzó con Diego Nogales (actual segundo de Álvaro Benito en el Juvenil “B” del Real Madrid) y siguió la última campaña con Javier Marinas. Pablo Bueno, de 33 años, que se quedó a las puertas de ascender al juvenil santanero a División de Honor, afronta esta gran oportunidad con la mayor de las ilusiones.

Llegada al Santa Ana: “Llego por mediación de un amigo, de Diego Nogales. Yo coincidí con él en el curso de entrenadores y cuando a él le suben al primer equipo me llama para hacerme cargo del juvenil, pero yo estaba en el Canillas en una situación delicada y decidí no venir. A final de temporada me vuelve a llamar para hacerme la misma pregunta y ya no dudé y me vine para aquí. Así empezó todo”.

Discípulo de Diego Nogales, ¿no?: “No sé si llamarlo discípulo, pero tenemos una relación de amistad. Somos muy amigos y somos unos enfermos de esto. Nos juntamos siempre que podemos y yo intento aportarle mis cosas y él a mí las suyas”.

Repetir el éxito de Nogales: “Ojalá. Todo lo que sea tener la misma progresión que él sería excepcional, pero tenemos que ser conscientes que esto es otra historia, es Tercera División. Por supuesto, sin quitarle mérito al trabajo que hizo y a todas las victorias consecutivas que logró”.

Tercera División: “Es una categoría que siempre ha sido muy complicada. Yo cuando jugaba era igualadísima, porque en cualquier campo se complican las cosas, cualquier rival compite y los equipos que han ascendido van a dar guerra. El Santa Ana subió el año pasado e hizo un gran papel con 53 puntos. Al final es trabajo y los equipos que ascienden van a poner las cosas tan complicadas o más como los de arriba, eso lo tengo clarísimo. La Tercera es durísima, ya no solamente por la competitividad de los equipos, sino por el calendario, lesiones…”

En cuanto a plantilla, respecto a lo que querías, ¿tienes menos, más…? ¿El club se está portando bien?: “Sí. El club, en general, entre lo que ellos pensaban y lo que yo pensaba hemos alcanzado un acuerdo y creemos que tenemos una plantilla bastante completa. Es cierto que nos faltan todavía dos o tres incorporaciones importantes desde mi punto de vista para terminar de tener un equipo de garantías”.

¿Hay presión por parte de la directiva?: “No me han transmitido nada de presión. Me han dicho que esté tranquilo, que trabaje como lo he hecho hasta ahora y que con ello los resultados llegarán. En cuanto a objetivos, a día de hoy aspirar a algo más que la permanencia puede estar dentro de nuestros sueños y perspectivas de futuro, pero hay que ser realistas y actualmente el Santa Ana es un equipo que tiene que pelear cada partido para estar en la zona templada. Luego ya veremos qué pasa”.

¿Da envidia lo del Adarve? ¿Es bueno para el resto de equipos que haya subido?: “Sí. Es un espejo donde mirarse. Al final no deja de ser un equipo humilde con muy buena plantilla, porque tiene jugadores que han estado en Segunda B. Aun así, es un ejemplo y un espejo que un equipo humilde haya conseguido un logro como el que ha conseguido”.

Presupuesto parecido entre el Adarve y el Santa Ana: “En presupuesto no puedo decir nada porque no sé cuánto están ganando allí los jugadores, pero es que al final no es la cantidad de dinero que uno tenga, sino con lo que se tiene, encontrar jugadores que respondan. Hay muchos jugadores que tú les llamas y les ofreces cuatro y ellos se piensan que valen ocho y no vienen y luego hay otros que valen ocho y sin embargo se vienen por cuatro porque les gusta el proyecto, lo que ven, tienen buen feeling con el entrenador… No es solamente el dinero, porque hay ejemplos en la categoría de equipos con un presupuesto muy alto que no han subido”.

¿El Santa Ana es Álvaro y diez más?: “El papel de Álvaro los últimos años ha sido importante por la cantidad de goles que ha metido, pero yo creo que con un solo jugador no se vive. El año pasado el Santa Ana tenía un bloque muy bueno y con ese bloque se fueron sacando los resultados. En ese bloque había jugadores muy buenos que algunos hemos podido mantener y otros no. La columna vertebral, que era algo fundamental cuando yo me senté con Rafa y con Jorge, la mantenemos. Lo primero era renovar lo que había. Había dos jugadores en lo que yo insistí bastante [Toño y Fabio] y no ha podido ser porque tenían otras perspectivas tanto económicas, de proyecto como de progresión. Es entendible, pero la base se queda”.

Pablo Bueno va a transmitir ilusión y ganas a sus jugadores: “Las mismas que tengo yo. Eso es lo primero, tenemos que ser el equipo más ilusionado de la categoría. Pelear, ser sacrificados, estar comprometidos, hacer un grupo humano como si fuera una familia… y sobre todo creer en la idea, que es algo que yo transmito desde el primer día. Hay que creer en la idea que se pone encima de la mesa y a partir de que todos vayamos en el mismo camino los resultados vendrán seguro”.

¿La idea es…?: “Ganar el primer partido”.

Fútbol bonito: “El fútbol del Barcelona de la época Guardiola queda precioso, pero el fútbol de Simeone a mí me encanta. Al final, para mí el fútbol bonito es sacar el máximo rendimiento a los jugadores que se tienen. Entonces, yo, con la plantilla que tenga tendré que ver cuál es la manera de competir cada partido. Me preguntaban cómo íbamos a jugar… y vamos a competir. Habrá días que tengamos más el balón y otros que no”.

¿Vas a incidir mucho en la defensa al haber sido central?: “El entrenador, si ha jugado al fútbol, quizá el puesto que más conoce es en el que se ha envuelto. Es una posición que conozco más que otras, pero al final hay que buscar un equilibrio, hay que trabajar todos los puestos. Por ejemplo, el tema del balón parado, en el que el año pasado se recibieron muchos goles, es fundamental en esta categoría, sobre todo porque en el momento en que encajas un gol en Tercera es dificilísimo remontarlo. Manejarte bien en estas situaciones tanto en ataque como en defensa da muchos puntos”.

¿Con ser quinto por la cola vale?: “Vamos a ganar el primer partido (risas). Yo no puedo entrar en el vestuario y decir que quedemos los quintos por la cola. El objetivo es ganar el primer partido sin renunciar a nada. Has puesto el ejemplo del Adarve y evidentemente nosotros estamos a años luz de eso, pero es que nunca se sabe. Se trata de ir ganando partidos, porque la temporada es larguísima”.

¿Es mejor jugadores de Preferente con hambre o jugadores contrastados en Tercera?: “Yo creo que tiene que haber un equilibrio. Es importante tener jugadores que conozcan la categoría, que sepan desenvolverse en determinadas situaciones, pero también es fundamental tener un grupito de gente que venga con ilusión apretando desde abajo y, sobre todo, con ganas de seguir creciendo como jugadores. Eso es algo que yo les pido, que compitan al máximo y que progresen en sus carreras, porque además repercutirá positivamente en el equipo”.

Cantera: “Alvarito es un buen ejemplo. Este año, además, incorporamos a dos más de la cantera [Héctor y Valero]. Es cierto que los equipos de fútbol base del Santa Ana están arriba, y eso en un club humilde como este y con muy pocos recursos tiene muchísimo mérito. Nosotros, como primer equipo, debemos dar salida a los jugadores que creemos que dan el nivel antes de apostar por otros que están en igualdad de condiciones. Todo lo que sea de la cantera, bienvenido sea. Además, hay una cosa en este club que yo he notado desde que he llegado, y es que los jugadores y los equipos tienen ADN Santa Ana. Tienen una manera de competir que es importante que vaya subiendo hasta el primer equipo”.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre