No hizo un mal partido la Escuela. Compitió bien, apenas ofreció espacios al rival, se adelantó en el marcador, pudo resolver el partido y acabó, como siempre, cediendo el empate en un lance puntual. Poco se les puede reprochar a un equipo que es lo que es, que además de andar justo de efectivos tiene que poner un juvenil en su punta de ataque a los diez minutos. Durante más minutos fue mejor que Los Yebenes un equipo algo acelerado que encontró premio cuando serenó su juego, con los cambios. Antes había sido un manojo de nervios y protestas, hasta Garvia se desgañitaba gritando que no entraran, que jugaran. Cuando lo hicieron, de la mano de Josué, encontraron premio.

Para los visitantes de Las Américas ganar en este estadio parece ya una obligación. Al menos no perder. A eso se aplicó un bien plantado Yebenes que tomó enseguida el mando. Sin gran presencia ofensiva dominaba, controlaba y evitaba, todo en uno, las contras de un Escuela que esperaba su ocasión. Mucho trabajo en medio campo, mucho sudor, entrega total por ambas partes. Sin sustancia ofensiva. Todo lo que podemos escribir de peligro ofensivo se circunscribe a dos lanzamientos fuera de los visitantes y a uno sin muchos apuros para Garvia. No se daban uno a otro ni medio metro para crecer, las llegadas morían casi siempre en manos de ambas zagas. Es de suponer que los entrenadores estarían contentos porque sus equipos, de verdad, trabajaban mucho y bien, casi sin errores. Porque en este negocio los errores cuestan.

En el único que hubo en toda la primera parte Riaco aprovechó para colarse en el área, tras una pérdida evitable de balón de Los Yebenes, remató y Garvia le sacó magistral el mano a mano. La suerte quiso que el balón cayera en los pies de Fabre que remató mordido, el bote despistó al portero que volvía para tapar y el primero acababa en las mallas. Rozábamos el descanso y el Parla se ponía por delante sin haber hecho más merecimientos que  el rival. Si acabo que se había equivocado menos, cero a uno en errores.

Entiendo que jugar contra el último cuando éste no ha ganado ningún partido y verse por detrás en el marcador puede acelerar las pulsaciones de los jugadores. Es humano. Nadie quiere ser el primero. Así que Los Yebenes salió al segundo acto con una prisa desmedida. Querían marcar el segundo sin haber empatado siquiera. Con otro rival probablemente les hubiera costado más caro. Su prisa cuando aún quedaba media hora no se entendía. Cierto que el arbitraje no era de lo mejor, pero era para los dos y el equipo de Garzón se mostraba demasiado acelerado. Muchas protestas, muchas interrupciones, poco o nada de juego. Hasta el técnico visitante se fue producto de, suponemos, una apreciaciones fuera de tono.

Ahí debió el Parla matar el partido. Fueron minutos en los que Pablo se multiplicaba robando y sirviendo balones que sus delanteros no eran capaces ni de finalizar. Ni siquiera cuando el rival puso defensa de tres los parleños exigieron a Garvia. Les rodaba bien el partido porque en el otro lado ni una parada de Dani, ni una, ni una. Balones largos que el portero recogía con facilidad y poco más. Se jugaba como si quedara un minuto para silbato constantemente. En esto que se hizo la luz en el bando madrileño con la presencia de Josué. El media punta, primero serenó el juego de su equipo y luego forzó y transformó el penalti que dejaba la Escuela con la miel en los labios.

  1. PARLA ESCUELA
    Dani; Víctor, Miguel Angel, Luismi, Tapia; Barriga, Rodri (Gavilán 11´) (Mansilla 82´) Pablo; Corrales, Riaco y Fabre (Jorge 78´).
    LOS YÉBENES
    Garvia; Pepe, Rueda, Gallardo, Noah; Greciano (Josué 56´) Paco, Parra (Maya 56´), Nano; Durán y Truji (Ruedita 76´).
    GOLES 1-0 Fabre (42′); 1-1 Josúe (penalti) (82′).
    ÁRBITRO Sánchez-Mateos Domínguez (0). Expulsó al técnico visitante, César Garzón.
    INCIDENCIAS Las Américas, unos 100 espectadores.
  2. Los Importantes 2017/2018
    PARLA ESCUELA
    LOS YÉBENES
    3. Pablo 3.
    2. 2. Durán
    1. Miguel Ángel 1. Josué
    E: Carlos Fernández “Mamel” 2 E: César Garzón 1

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.