Foto: Ismael Corregidor (Archivo)

Escenario impresionante para intentar el asalto al liderato en un partido que los blancos sabían que tenían que jugar con absoluta tranquilidad ante un conjunto con oficio que también peleaba por alcanzar la zona noble de la tabla. El arranque fue interesante con un lanzamiento pegado al palo para el Castilla cuando apenas habían pasado dos minutos. Declaración de intenciones evidente de los de Manolo Díaz que salían sin complejos ante los gallegos. Partido intenso y de pelea en la zona ancha que ambos contendientes querían llevarse a su terreno pero las ocasiones al área en el inicio del partido eran escasas.

Los locales fueron creciendo y avisaban a los 27 minutos con una buena ocasión que lograba salvar Fran García. En la siguiente incursión Luca repelía un potente disparo y tras un segundo remate desde la frontal,  Arruabarrena cazaba la pelota y disparaba con la oposición de Martín que tocó pero no pudo evitar que la pelota terminase en la red. Más presencia del balón en el campo merengue y era Luca quien más trabajo tenía para evitar los remates de los granates. Los intentos del filial eran bien controlados por la zaga local y se notaba la incomodidad de los creadores de juego del Castilla. No se conseguía la fluidez de otros partidos porque la presión de los de Luís Miguel Areda dificultaba mucho el trabajo. Al descanso, se marchaban los locales en ventaja.

El guión no varió tras la reanudación y el Pontevedra seguía intentando mandar ante un Castilla que intentó equilibrar a base de rapidez en el pase como forma de salir de la presión. Pese a todo, la sensación de peligro la generaban los locales. Zabarte, en el minuto 52, lograba sacar un pase de gol desde la izquierda de Álex González que buscaba a Arruabarrena. Poco después era Luca quien salvaba otro buen disparo desde el interior del área. Edu Sousa vivía cómodo porque los merengues no generaban ocasiones de peligro, sus esfuerzos terminaban muriendo en zonas sin peligro.

Luca seguía siendo protagonista y salvó un mano a mano con Alex González a los 68 minutos tras una gran galopada. Poco pudo hacer en la siguiente jugada ofensiva en la que de nuevo Alex González metía un preciso centro a la espalda de los centrales que Arruabarrena convirtió de cabeza en el segundo de los locales. Pese a todo, lo intentaba el Castilla y una jugada entre Cristo y Zabarte terminaba con un remate alto. Intentos infructuosos ante un Pontevedra que tenía el partido donde quería y lo manejaba con soltura. La última jugada del partido fue una contra tras un lanzamiento de esquina del Castilla que terminaba convirtiendo en el tercero de los gallegos Javi Pazos. No pudo ser el intento de aproximación al liderato y ya toca pensar en el próximo compromiso que será también como visitante ante el filial de Las Palmas.

PONTEVEDRA Edu Sousa; Nacho López,  David castro,  Víctor Vázquez,  Adrián León, Kevin,  Alex González (Pibe 85´), Berrocal (A), Javi  Pazos, Romay (Mouriño 78´), Arruabarrena (Pedro Vázquez 76´).
REAL MADRID CASTILLA Luca; López (Dani Fernández 70´), Manu (A), Fran García,  Zabarte ; Martín, Seoane (Pedro 62´), A. Fernández, Baeza (Augusto 74´); Fidalgo, Cristo.
GOLES 1-0 Arruabarrena (29´); 2-0 Arruabarrena (73´); 3-0 Javi Pazos (94´).
ÁRBITRO Pardeiro Puente, Jose Alberto (Comité Cántabro).
INCIDENCIAS Estadio de Pasarón. 5.500 espectadores.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.