Publicidad
 
Síguenos en las redes sociales
Elgoldemadriz en Facebook
Elgoldemadriz en Twitter
Elgoldemadriz en YouTube
Elgoldemadriz.com
 
 
»
 
 
 
 
El taco y la avivada

Soy un romántico. En esto del fútbol, soy terriblemente romántico. Pero esa atracción por lo emotivo, por lo clásico y, sobre todo, por lo futbolero es lo que me ha permitido vivir una jornada de Liga llena de apasionantes sensaciones.

Las mejores en Vallecas y el Calderón. El Atleti lleva tres puntos de los últimos doce en juego pero la grada del estadio del Manzanares se fue orgullosa a casa pese a perder ante el Barcelona, porque el equipo lo dio todo, plantó cara a los culés y demostró que, con el timón del Cholo, hay compromiso.

Lo de Vallecas es capitulo aparte. David no venció a Goliat. Pero lo pudo hacer perfectamente. La parroquia del Rayo estuvo a la altura e incluso, si se puede, por encima de su equipo. Espectacular ambiente. Nueve años de espera para que la afición rayista pusiese de nuevo la alfombra franjirroja (no al Madrid sino a la fiesta vivida en el Estadio de Vallecas) al fútbol del bueno, al fútbol romántico.

Será por eso del amor a la profesión, pero que un amigo periodista escriba un artículo lleno de alma dedicado a la afición rayista y que una frase de dicho escrito sirva a la grada como lema y pancarta para manifestar la queja sobre el precio de las entradas ante el Real Madrid....es maravilloso. “Lo que quiero es que no te mueras, lo que quiero es que no te maten” ¡Buah!

Y sí, confirmo que debo ser muy romántico, o casi un bicho raro, porque me encanta que los entrenadores vivan en las salas de prensa sus particulares batallas. Lo de Mourinho y Guardiola va camino de volvernos a regalar una ‘guardiolada’ o ‘mouriñada’ como aquellas previas a la semifinal de Champions del año pasado.

Pep no ha llegado aún al nivel ‘central lechera’, pero los diez puntos de distancia que le saca su rival le hace decir irónicamente y con sorna eso de ‘no vamos a ganar la Liga’ señalando pero sin señalar a alguna mano negra. Mou, a lo suyo, disparando al cuarto árbitro y confirmando, aunque a muchos les parezca una ofensa, que también es un romántico.

El portugués se quejó de que la afición del Real Madrid no hubiese ido en mayor afluencia al campo del Getafe o esta jornada a Vallecas. Una pena sí, que la mayor institución futbolística del mundo no arrastre tras él una marea de aficionados. Pero los tiempos han cambiado y Mourinho debería saber lo que cuestan unas entradas para un madridista en Vallecas o Getafe…una barbaridad. Ahí nadie piensa en el romanticismo.

Al final, si eres un romántico, aunque lleves bordado a fuego en tu piel la zamarra y el escudo de tu equipo, dejas de lado un poco lo del resultado para paladear con buen gusto todo aquello que te hace soñar con el fútbol.

No fue la jornada en la que empató el Getafe, ganó el Madrid o perdieron el Rayo y el Atleti. No fue ni si quiera la jornada en la que Cristiano y Messi hicieron dos genialidades (un taconazo y una pillería) para ganar un partido. Fue y será la jornada en la que, como dirían los argentinos (que de romanticismo futbolero saben un rato) las dos mejores individualidades del planeta futbol marcaron, para deleite de todos, de taco y de avivada.

Escrito por Jesús Ruiz Gómez el 27/02/2012
 
 
Publicidad
 
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
 
 
 
 
Corporativo
 
       
       
         
         
Elgoldemadriz.com ::: El portal del fútbol modesto madrileño
© Copyright 2003-2013 | Aviso legal
Alojamiento web y dominios por SYNC.es