Publicidad
 
Síguenos en las redes sociales
Elgoldemadriz en Facebook
Elgoldemadriz en Twitter
Elgoldemadriz en YouTube
Elgoldemadriz.com
 
 
»
 
 
 
 
El fútbol, la radio y el romanticismo

El fútbol me ha hecho feliz en mi vida. La radio me ha hecho inmensamente feliz en mi vida. Y el fútbol con radio me ha hecho sentir instantes de emoción inexplicables, maravillosos. Como oyente y como locutor. En Vallecas y en Móstoles. En el Bernabéu y en Pinto. En el Calderón y en Alcalá. En Getafe y en Leganés. Con 80.000 personas y con 500. Con césped y con tierra. La radio es una fábrica de ilusiones. Inyectarle unas dosis de radio al fútbol convierte el resultado en felicidad, sufrimiento, estómago agarrotado, lágrimas, euforia, decepción, cabreo…

Asumo desde este segundo párrafo (en el primero no me lo podía permitir) que mi romanticismo/idealismo es anacrónico. Es una virtud (o un defecto) que en 2011 se ha convertido en peregrina, inservible, intrascendente. Pero yo en este blog escribo desde el corazón, no desde los millones. Y por eso me da mucha pena hacia donde se está dirigiendo el fútbol moderno.

No me gusta el fútbol a las 22 horas. No me gusta el fútbol a las 12 horas. Me gusta el “mogollón” de partidos, los locutores pegando gritos desde varios campos a la vez, las rondas informativas, la radio dinámica. No me gusta que sea más difícil hacer una entrevista a un jugador del Castilla que escalar el Everest de espaldas. No me gusta que cobren a las radios por ofrecer fútbol. No tanto por los trasatlánticos, ni por los barcos sólidos, como por la gran cantidad de emisoras “pequeñas” (¡para mí todas son grandes!) que se dejan su vida, su dinero y sus sueños en poder narrar los partidos del equipo de su ciudad. ¿Cómo es posible que quieran cobrar auténticos “pastizales” a emisoras locales que desean cubrir los partidos de Las Palmas, Guadalajara, Almería o Alcoyano? Y esta obra de teatro acaricia el absurdo cuando el canon lo quiere cobrar una empresa (Liga de Fútbol Profesional) que tiene más deudas que “jetas”. No, no me gusta el fútbol moderno.

Mi romanticismo me hace defender el fútbol modesto, ese fútbol con el que disfrutamos cada día los que formamos parte de Elgoldemadriz (y con el que han gozado varias generaciones de periodistas y futbolistas en el programa Madrid al Tanto). Que el Atleti juegue a las 12 perjudica a los cientos de equipos que pelean cada domingo en los campos de la Comunidad de Madrid. El abonado del Carabanchel y del Atleti acudirá al Calderón o verá a su equipo de Primera por la “tele”, compartiendo esa devoción con los millones de chinos que vibrarán con la Liga en el Lejano Oriente. Las matinales futbolísticas del domingo han sido cantera también de muchos periodistas que cumplían su sueño disfrutando delante de un micrófono en cualquier punto de la geografía de las siete estrellas.

No pretendo defender mis argumentos desde la razón (eso ya lo juzgáis vosotros). Pero tampoco desde los millones y la convicción de que el fútbol es un producto de lujo, una especie de caviar ruso por el que hay que pagar “millonadas”. Defiendo mi postura desde el romanticismo, si queréis hasta desde el idealismo. El fútbol es fútbol en Primera o en Regional Preferente. La radio es radio en Wembley o en El Soto de Móstoles. El fútbol con la radio es inefable, maravilloso, inmortal. Todas las opiniones son válidas, pero hay una verdad tan gigante como el mayor templo del mundo: los que mandan no deciden pensando en vosotros, los aficionados, sino en el dinero. Ese dinero que, por cierto, deben a mansalva. Desde el corazón proclamo a los cuatro vientos: #noalfutbolsinradio.

Escrito por Carlos Sánchez Blas el 11/08/2011
 
 
Publicidad
 
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
 
 
 
 
Corporativo
 
       
       
         
         
Elgoldemadriz.com ::: El portal del fútbol modesto madrileño
© Copyright 2003-2013 | Aviso legal
Alojamiento web y dominios por SYNC.es