Publicidad
 
Síguenos en las redes sociales
Elgoldemadriz en Facebook
Elgoldemadriz en Twitter
Elgoldemadriz en YouTube
Elgoldemadriz.com
 
 
»
 
 
 
 
El último paso

0-7. Así como suena. Sin anestesia. Uno detrás de otro. Lo de menos fue el resultado. Lo de más que el Barça pudo anotar los que hubiera querido. Se encontró delante un Rayo irreconocible. Fatigado, hastiado, superado, entregado. Sin gasolina, en la reserva. ¿Quedan litros suficientes para 270 minutos?


Si el rayismo mete la cabeza en el congelador y analiza la realidad con frialdad, encontrará muchos motivos para ser optimista. 6 puntos de “colchón”, 2 equipos de red (uno de ellos el Villarreal, con síntomas de máximo canguelo) y la última jornada en casa contra un Granada que por entonces posiblemente ya esté salvado. En verano de 2011 nos hubiera parecido una situación idílica para un club recién ascendido con un aluvión de goteras económicas e institucionales y con superávit de torpeza en algunos de sus dirigentes.     

Pero en el fútbol existe una palabra alérgica a las neveras: Inercia. La inercia del Rayo Vallecano es muy preocupante. 7 derrotas en los últimos 8 partidos y 67 goles encajados en total (el más goleado de Primera División). Los buenos están agotados, los menos buenos comienzan a desentonar, las sanciones y lesiones (¡¡¡Javi Fuego!!!) están matando a una plantilla muy justa. Una dinámica que está provocando la venta de “Dodotis” con franja roja.

Los porteros, con dudas. La defensa ya no defiende. Arribas ha cambiado una decena de veces su pareja de baile y así es imposible no pisarse los pies. Los laterales y Michu, fundidos. Lass, descentrado. Diego Costa, sin compañía. Y Sandoval, raro. Muy raro. Supongo que no será fácil para él gestionar las pésimas relaciones con el Presidente y los Administradores (¿renovará?), pero a veces da la sensación de estar metido en tantas batallas menores que termina por descuidar el timón del barco. Sandoval se desgasta y desgasta. No se merece un descenso. Su propuesta es valiente, y eso nunca merece un castigo.

Siempre he dicho, digo y diré que este Rayo Vallecano es un milagro. No sé si los Administradores Concursales serán capaces de lograr la viabilidad del club, pero lo que tengo claro es que ya han suspendido en la gestión humana. Deben saber que el Rayo no es club cualquiera con unos empleados cualesquiera animados por una hinchada cualquiera. No. En Vallecas las formas sí importan. Los que mandan tienen la obligación de cuidar la gestión humana de los empleados del club. Porque alguien les tiene que recordar que sin la humanidad, la gallardía y el rayismo de muchos de esos empleados, el Rayo Vallecano estaría enterrado en el fondo del cubo de la basura.

Es intolerable que al capitán del primer equipo le llegue un correo certificado con una demanda. Vergonzoso e intolerable. No descarto que a algún empleado “anónimo”, de esos que han trabajado 7640 horas gratis por su club, les llegue pronto un “whatsapp” de José Plaza invitándole a devolver 100 euros. Alguien le debería tatuar a esta gente esa pancarta mágica que mostró el rayismo: “No quiero que ganes. Lo que quiero es que no te mueras. Lo que quiero es que no te maten”.

Gestión humana. Qué difícil es inyectar ese concepto a los expertos en concursales y los advenedizos de los Palcos. Anoche Raúl Martín Presa le pidió a los aficionados del Rayo que olviden demandas, “movidas” y precios Que apoyen al equipo hasta el final. A la hinchada del “Rayito” no se le puede pedir nada porque esa hinchada lo ha dejado todo, incluso lo que no tiene. Es emocionante comprobar lo que significa una franja “pequeñita” en recursos pero gigante en sentimientos para unos aficionados que son el orgullo de Vallecas y la envidia de España.

Tres partidos. Mallorca, Sevilla y Granada. Una victoria. Tres puntos. Es muy poco comparado con el sufrimiento y esfuerzo de los rayistas. Los jugadores necesitan enterrar las dudas, celebrar con su gente una permanencia que equivale a levantar una Copa de Europa. Está tan cerca que acojona. Sólo un paso más. El último. Un pasito pequeño para gritar hasta la afonía: “Vallecas es de Primera”.

Escrito por Carlos Sánchez Blas el 30/04/2012
 
 
Publicidad
 
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
 
 
 
 
Corporativo
 
       
       
         
         
Elgoldemadriz.com ::: El portal del fútbol modesto madrileño
© Copyright 2003-2013 | Aviso legal
Alojamiento web y dominios por SYNC.es