Publicidad
 
Síguenos en las redes sociales
Elgoldemadriz en Facebook
Elgoldemadriz en Twitter
Elgoldemadriz en YouTube
Elgoldemadriz.com
 
 
»
 
 
 
 
¿Caerá Manzano de la rama?

De aquellos barros, estos lodos. El horizonte del Atlético de Madrid se encuentra plagado de fango. Barro que puede pintar o ensuciar al contrario, pero que no es útil para construir una casa estable.

Gregorio Manzano ofreció el lunes en INEF la ponencia “Cómo crear un equipo”. Ejercicio de transparencia incluido al no dejar acceder a la prensa. Ironía aparte, este coloquio venía muy a colación de lo que es este Atleti, cimientos. Este año han llegado al equipo obreros y aparejadores, los arquitectos serían la nebulosa que cubre el panorama rojiblanco cuando logran un resultado ventajoso.

Este proyecto me parecía hecho con menos magia pero más cabeza que anteriores, pero es imposible conjugar tantos jugadores nuevos en tan poco tiempo. No es una evasiva cuando el equipo funciona con salvoconductos semana no, semana sí. El Atlético se ha renovado en su carrocería y en parte de su interior, de sus galerías. Lo que aún no se sabe es si el coche viene con extras o de serie, dos palabras muy utilizadas en el argot de un productor de cine.

Lo de dentro es difícil predecir, lo de fuera es algo más tangible. Un equipo a hacer que a veces enamora y otras decepciona, nada nuevo en la idiosincrasia del club. Lo único claro es que no parece muy monárquico un Manzano que en esa charla puso el respeto, el compromiso, la profesionalidad y el rendimiento como requisitos para que un jugador cuente con su confianza.

Cuando Falcao mete un gol, todos lo celebran como tigres y cuando el colombiano no ve puerta, la hinchada pida la cabeza del turco, que en este caso no es la de Arda, sino la del míster. Es legítimo enfocar la cólera hacia el entrenador, más recriminable es la actitud de ciertos sectores al buscar desdeñar a Manzano por su condición de psicólogo. Algo parecido a lo que pasó cuando a “El ingeniero” Pellegrini no le marchaban en el Madrid las cosas como debería. Es un debate aparte, pero realmente no lo entiendo, cada vez que lo escucho me resulta un discurso rancio y chabacano.

Los rojiblancos que sufren taquicardia tienen un pequeño impasse por el parón de selecciones, pero luego la máquina de  sufrir volverá a funcionar. Un círculo vicioso de un tren que a veces descarrilla para bien, como sucedió en Mónaco y Hamburgo.

Escrito por Aitor Fernández Rodríguez el 11/11/2011
 
 
Publicidad
 
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
 
 
 
 
Corporativo
 
       
       
         
         
Elgoldemadriz.com ::: El portal del fútbol modesto madrileño
© Copyright 2003-2013 | Aviso legal
Alojamiento web y dominios por SYNC.es