Publicidad
 
Síguenos en las redes sociales
Elgoldemadriz en Facebook
Elgoldemadriz en Twitter
Elgoldemadriz en YouTube
Elgoldemadriz.com
 
 
»
 
 
 
 
Mejor, imposible
 
Ismael Corregidor. Madrid. 29/06/2012
 

En época de Eurocopa como andamos actualmente, es habitual oír hablar del rodillo blanco alemán. Pues bien, en estos playoffs de ascenso a Segunda, el rodillo blanco ha sido el Real Madrid Castilla.

El filial blanco no solo logró el ascenso a las primeras de cambio, sino que también logró proclamarse campeón absoluto de la categoría. Todo ello pasando por encima por dos históricos de nuestro fútbol, como son Cádiz y Mirandés, que en ningún momento tuvieron opciones ante la apisonadora blanca. Una apisonadora, liderada por Joselu, que logró la espectacular cifra de siete goles en cuatro partidos.

El primer escollo fue el Cádiz, al que superó por un global de 8-1. El partido de ida se disputó en tierras gaditanas. El equipo de Toril dio un recital de fútbol, y se impuso por 0-3 con dos goles de Joselu (uno de ellos en una chilena espectacular) y otro de Álvaro Morata, que dio medio ascenso al filial merengue.

Lo contundente del resultado, dejó en mero trámite el partido de vuelta siete días después, aunque el equipo blanco no se lo tomó como un trámite que cumplir, y volvió a pasar por encima del conjunto andaluz. En esta ocasión, los de Toril dieron un recital de pegada al Cádiz, al que endosó un contundente 5-1, que les devolvió a la división de Plata cinco años después.

Una vez consumado el ascenso, fue turno para la eliminatoria para dirimir quién se llevaba el título de campeón de la categoría. El rival (que apenas fue tal) fue el equipo de moda del fútbol español: el Mirandés. El conjunto de Carlos Pouso, que se hizo famoso por su hazaña de esta temporada en la Copa del Rey, en la que alcanzó las semifinales.

El equipo burgalés, parecía el coco con el que nadie se quería cruzar, debido sobre todo a su potente fútbol ofensivo, y sus grandes números defensivos: 23 goles encajados en 40 partidos, habiendo dejado su puerta a cero en 22 ocasiones.

Sin embargo, una vez más, el potencial del Castilla dejó en nada las virtudes del rival, al que pasó por encima en los dos partidos, que finalizaron con el mismo resultado: 3-0 favorable a los madrileños, marcando la mitad de los goles Joselu, lo que otorgó el título de campeón de la categoría.

En definitiva, unos playoffs inmaculados para el equipo de Toril, que consiguió de la mejor manera posible el objetivo: cuatro victorias en cuatro partidos, con un balance goleador espectacular: 14-1.

 
 
Publicidad
 
Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
 
 
 
 
Corporativo
 
       
       
         
         
Elgoldemadriz.com ::: El portal del fútbol modesto madrileño
© Copyright 2003-2013 | Aviso legal
Alojamiento web y dominios por SYNC.es