Pozuelo 2-1 Canillas (3ª División Gr. VII - Jornada 26) | FOTOS: Ricardo San Juan.

mañana soleada en el Valle de las Cañas, con una temperatura de 16º C, y con unas nutridas gradas pobladas por las aficiones de ambos equipos, los entrenadores nos presentaron sus onces iniciales. El técnico local Chema Ramos dejó ver una alineación, con lo poco que tenía disponible para poder confeccionar un once de garantías, cuarteto defensivo, doblete de centrocampistas, Ángel como enganche con la delantera, y trio atacante. Por su parte Paco Gallardo puso en liza una formación de cuatro jugadores atrás, tres en mediocampo y triplete en la delantera.

Los primeros minutos fueron de dominio local, aunque a los 30 segundos pudo marcar el Vicálvaro cuando Iván robaba un balón a Alex Diaz, al intentar salir el número 21 de la cueva, y el centrocampista azul enviaba un chut en vaselina que pasaba rozando el larguero, una vez superado Nacho Gil.

El Pozuelo presentó un equipo para jugar al toque raseando el balón, pues excepto los dos defensas centrales el resto de los jugadores eran de poca altura, con lo cual el juego por alto era una practica erradicada por su entrenador, que constantemente se lo repetía, “jugar por bajo y en dos toques”, mientras que Paco Gallardo era todo lo contrario, balones altos buscando la espalda de la defensa.

Los minutos iban transcurriendo sin demasiadas oportunidades en las áreas, y salvo algunas incursiones de Borao por su banda que ponían en apuros a la defensa vicalvareña, el encuentro era muy tranquilo para los porteros. En una de estas internadas cumplido el minuto siete, contra de los verdes y el lateral derecho remataba a puerta, desviando la defensa a saque de esquina, y tras su saque, la zaga rival provoco otro nuevo lanzamiento desde el banderín de córner.

Al Pozu le costaba sacar el balón jugado desde la defensa por la presión de los delanteros visitantes, y Chema Ramos pedía a sus jugadores que no se complicasen y enviaran el esférico en largo buscando una segunda jugada.

Pelu, muy activo e intenso todo el encuentro, botaba un córner y el central Jaime a punto estuvo de marcar, pero no pudo alcanzar el balón, perdiendo una formidable oportunidad de adelantar a los de Vicálvaro.

Los dos entrenadores en su zona técnica estaban muy activos colocando a sus equipos, pero siendo a la vez muy respetuosos con los jugadores contrarios, conscientes que en el terreno de juego las pulsaciones estaban a tope, y los tres puntos eran un tesoro para cualquiera de las dos escuadras.

A los veinte minutos un muy motivado Samu lo intentó desde lejos, pero su lanzamiento lo detuvo sin problemas Nacho Gil. Un minuto después era Juanito quien solo en el área visitante lanzaba la bola al cielo del pueblo mas rico de España. Y poco más tarde un gran pase de un muy entonado Pablo Rivero a Juanito, y el centro de este se paseaba por el área sin encontrar rematador. A continuación era de nuevo Samu en la portería pozuelera el que estaba a punto de rematar un centro desde la derecha, pero antes de que impactase con el cuero se lo arrebata Edu Prieto alejando el peligro.

Ángel estaba algo desdibujado, sin encontrar su sitio en lo que llevaba de encuentro, ocupando la posición de media punta y a veces la de delantero centro, pero sin apenas sprint para escaparse de sus marcadores, y cuando armaba su pierna izquierda para disparar, los defensores, conscientes de su peligro, le taponaban el lanzamiento, aun así, tras pasar el ecuador de la primera mitad intentó el gol olímpico desde el banderín, pero detuvo la pelota Carlos.

Cerca de los treinta minutos Pablo pudo marcar, pero tras el excelente pase de Pedro Alonso, su chutazo salió por la línea de fondo. Poco después era Nachete el que lanzaba fuera la bola por el mismo lado que su compañero, tras una gran jugada de la delantera local.

A falta de diez minutos para el fin de la primera parte era el Pozuelo el que llevaba el control del partido, merced al juego de Pablo que se movía a sus anchas por todo el campo de futbol, aunque la manija del juego, como siempre, la portaba Nachete, y por el Vicálvaro lo hacía Juan Carlos.

A punto de cumplirse el tiempo reglamentario el Vicálvaro sacaba en corto un córner, Borao le birlaba el balón a los delanteros visitantes, e iniciaba una carrera en eslalon dejando atrás a su marcador al que agotó en su carrera, seguía el lateral con su galopada, incursionándose en el área rival tras recorrerse todo el campo, y una vez allí ceder el balón a Pablo por la izquierda, para que el delantero rematase con su pierna zurda al fondo de la red de la portería defendida por Carlos, poniendo el 1 a 0 en el marcador, que por los merecimientos de unos y otros era un justo resultado, y con el que poco después se fueron al descanso los veintidós jugadores.

El inicio de la segunda mitad nos dejó atisbar que algo había cambiado en las filas vicalvareñas, y que las instrucciones de Francisco Gallardo estaban surtiendo efecto, pues los de azul empezaron a dominar la bola desde el principio.

Tras una falta a Pelu que se cobró sin consecuencias, Iván chutó a la portería de Nacho Gil desde muy lejos saliendo el esférico por línea de fondo, y llegado el minuto cincuenta y uno, un pase largo desde la defensa del Vicálvaro, por el lado izquierdo de su ataque, era cabeceado hacia atrás por Borao, dejando el esférico en las botas del delantero centro Samu, libre de marca, que tenia tiempo para pensar, templar y rematar de certero derechazo dentro de los tres palos de la portería defendida por Nacho Gil, igualada en el luminoso, 1 a 1, que ponía el equilibrio del encuentro, premiando los méritos de los visitantes que salieron con más ganas.

Iván, poco después, remató flojo a las manos del cancerbero local, y tras esto una falta a un delantero visitante, en la frontal de la boina, que se preparaba para lanzar el numero diez Pelu estrellando el esférico en la barrera, y en la jugada subsiguiente el mismo jugador remataba en parábola por encima del travesaño.

Les pesaba a los jugadores del Pozuelo el empate temprano conseguido por los de fuera, pero poco a poco se iban sumando al encuentro, rehaciéndose sus futbolistas, de tal modo que cumplido el minuto 70 los delanteros verdes protagonizaban una gran jugada desde el centro del campo, Ángel caracoleaba y dejaba el esférico en las botas de Juanito, que se escapaba en dirección a la portería visitante, para ceder en ultima instancia a Alex Diaz, que remataba franco a puerta, para que la defensa azul enviase el cuero a saque de esquina. Poco después la oportunidad fue para Jesús, que solo en el segundo palo. remató cerca del banderín de córner del Pozuelo.

Lo que las aficiones que poblaban las gradas estaban contemplando no era un partido de una excesiva calidad futbolística, pero si qué lo era pleno de emoción por la importancia de los tres puntos en juego, que eran casi vitales para no perder el carro de la permanencia.

Pelu, muy motivado los casi 90 minutos que permaneció en el terreno de juego, recibió una tarjeta amarilla por una entrada por detrás a Pedro Alonso, que fue botada sin consecuencias, y poco después el Pozuelo conseguía sacar dos veces consecutivas desde la esquina, sin conseguir nada positivo.

Los últimos instantes del juego el balón le pertenecía al Pozuelo, pero sin crear oportunidades solo tenía el control de la bola, creando sin embargo más peligro el Vicálvaro a la contra, y fruto de ello fue que cuando se estaba jugando el ultimo minuto de los cuatro de tiempo añadido que indicó el Sr. Rodríguez Sánchez, el palo de la portería de Nacho Gil repelió un disparo de un delantero visitante cuando se cantaba el gol en la grada, la jugada seguía y el rechace le caía a Vallejo, quien solo con toda la portería a su merced enviaba el cuero por encima del larguero, desperdiciando una fabulosa oportunidad de marcar, y conseguir que su equipo se hiciera con los tres puntos en disputa, lo que el delantero lamentaba tirado en el césped. Y hasta aquí llegó el partido.

Finalmente los resultados que se dieron en esta jornada no fueron nada buenos ni para el Pozuelo ni para el Vicálvaro, ya que dos rivales directos como Carabanchel y Canillas ganaron sus partidos, alejándose algo más de los puestos de descenso. A esperar, por tanto, a la siguiente jornada, en donde el Pozuelo acudirá a Foresta a enfrentarse con el Tres Cantos, mientras que el Vicálvaro recibirá al Móstoles, de Salva Ballesta, y la cuenta atrás nos deja solo diez partidos por disputar para finalizar la liga.

POZUELO
Nacho Gil; Borao, Edu Prieto, Kupen, Busto; Nachete, Alex Diaz; Ángel (Narros 89´); Pablo (Pitu 73´), Juanito, Pedro Alonso (Macho 80´).
VICÁLVARO
Carlos; Edgar, Jaime, Dani Navarro, Jesús; Botana, Juan Carlos (Koke 85´ (A)), Iván; Fredy (Vallejo 52´), Samu, Pelu (A) (Ferchu 89´).
GOLES 1-0 Pablo (43´); 1-1 Samu (51´)
ÁRBITRO Rodríguez Sánchez (1).
INCIDENCIAS Valle de las Cañas, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
POZUELO
VICÁLVARO
3. 3.
2. Pablo 2. Samu
1. Borao 1. Pelu
E: Chema Ramos 1 E: Paco Gallardo 1

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.