RÁPIDO BOUZAS 0-3 NAVALCARNERO | Lástima que no fuera Mayo

Contundente victoria del Navalcarnero, en el escenario en el que el pasado curso cerró la temporada, en el que en caso de haber logrado este resultado, habría logrado jugar el play off.

0
608
Navalcarnero 1-1 Coruxo (2ª Division B Gr. I - Jornada 1) | FOTOS: Ricardo San Juan.

Los caprichos del futbol determinaron que el primer partido del Navalcarnero fuera de casa esta temporada, fuera el mismo que el último de la anterior. Y no fue un partido cualquiera el Rápido de Bouzas-Navalcarnero de hace cuatro meses, puesto que el vencedor de ese partido, obtenía la cuarta plaza y con ello el pasaporte para el play off. Al final, el partido acabó 0-0 y el cuarto clasificado fue el Celta B.

Poco se parecen ambos equipos a los de hace cuatro meses. Es más, uno que jugó aquel día con la elástica rojiblanca, Edgar Agudo, disputó este sábado el partido de gualdinegro. De los veintiocho futbolistas que disputaron el partido en Mayo, tan solo once repitieron y ninguno de los dos inquilinos en el banquillo repiten. Dos equipos completamente renovados, aunque con estilos de juego muy similares. Tanto entre ellos, como en la comparativa con el curso anterior. En juego se notaba que no había tanto en disputa, y aunque el balón fluyó igual de poco, si se vieron dos equipos más abiertos. Con menos tensión en las piernas, y sobre todo, menos miedo a perder.

Desde el inicio salieron mejor los madrileños. Con un punto más de intensidad y con una presión alta, los de Iván Ruiz salieron a buscar la portería rival desde el inicio. Sin complicaciones con el balón, jugando directo buscando bien la caída a banda de Fran Santano o a los dos hombres en punta, los rojiblancos tenían muy claro lo que tenían que hacer. Y en los diez primeros minutos, primero Joya de gol olímpico; y más tarde Esnaider con una chilena, pudieron adelantar a los forasteros.

Con el paso de los minutos, el Rápido de Bouzas se fue asentando sobre el terreno de juego. El partido se seguía jugando donde querían los nuestros, pero su control era menor. Los de Jorge Otero se estiraban sobre el césped, aunque las ocasiones se veían a cuenta gotas, aunque muy claras. Tanto que tanto Fran Santano como Armando obligaron a Brais y Héctor a realizar dos grandes paradas para evitar el tanto, justo antes del parón para hidratación. Un parón tras el cual se vieron los mejores minutos de los gallegos, aunque fue el Navalcarnero el que golpeó al filo del descanso. Esnaider filtró bien el balón entre los centrales para Ángel Auñón. El ex del Adarve solo ante Brais remató, repeliendo el meta con una buena mano el balón en el mano a mano. El rechace le fue a caer a Joaquín, que sorprendido por que le cayera el balón, golpeó defectuosamente como pudo dirección portería. Por el camino apareció de nuevo Ángel Auñón, y medio cayéndose tocó el balón con la cabeza haciendo el 0-1 en la última acción reseñable del primer tiempo.

Tras el paso por vestuarios salió con otros aires el cuadro local. Dando un paso al frente, los vigueses parecían pretender una emboscada en torno a la portería de Héctor, que en el primer minuto del segundo acto se vio obligado a intervenir. Parecía que le iba a tocar sufrir a los de Iván Ruiz, pero sin embargo mataron el partido a los cinco minutos. En una falta muy escorada, el capitán Joya sorprendió a Brais con un lanzamiento seco, que nadie esperaba, con un toque de calidad, que se coló junto al palo a media altura evitando cualquier mal mayor.

Con el 0-2 los locales parecieron bajar extrañamente los brazos. Aunque Jorge Otero trató de reactivar a los suyos introduciendo un cambio ofensivo, dando entrada a Carnero, a lo que respondió Iván Ruiz cerrando filas. Esnaider dejó su sitio a Ariel, dejando muy a las claras cuales eran las intenciones del técnico rojiblanco; que varió del 4-4-2 al 5-4-1. No quería complicaciones, y no las tuvo ni en cuanto al resultado ni en cuanto a lo futbolístico. El Rápido de Bouzas no asustaba, y los jugadores navalcarnereños no se complicaban con el balón. Tan buena fue la apuesta defensiva de los madrileños, que tan solo Diz en una oportunidad hizo trabajar a Héctor, que con una gran mano cerca del palo, evitó que los gallegos recortasen distancias.

El partido estaba claro para el Navalcarnero, y los últimos minutos parecían un mero trámite hacia su victoria, y más cuando llegó el tercero. A falta de ocho minutos para el final, de nuevo tras una falta lejana, Joaquín hizo el tercero. En esta ocasión el lanzamiento no fue directo, sino que el balón fue colgado al segundo palo, donde tocaron de cabeza, para asistir al diez rojiblanco, que por bajo y con el pie, hizo el tercero. Y pudieron ser más, porque con los vigueses totalmente rotos, los rojiblancos tuvieron dos mano a mano en carreras a la contra para aumentar el resultado. Sin embargo, Brais le ganó la partido esta vez a Joaquín; mientras que a Jesús el que le quitó el gol fue Adrián una vez salvado el portero fuera del área.

RÁPIDO DE BOUZAS
Brais; Adrián, Quico, Vitra, Luque (Yelco Alfaya 80’); Rodri (Carnero 58’), Armando (Yousseff 65’), Sergio Santos, Diego Diz; Carlitos y Edgar Agudo.
NAVALCARNERO Héctor; Stevens, Jesús, Álex González (A), Jose Antonio; Ángel Auñón (Bermejo 80’), Carlos, Joya (A) (Astray 65’), Fran Santano; Joaquín y Esnaider (Ariel 61’).
GOLES 0-1 Ángel Auñón (38’); 0-2 Joya (50’); 0-3 Joaquín (82’).
ÁRBITRO Cueto Amigo, colegio castellano-leonés. Paró el partido en el minuto treinta de cada mitad para hidratación.
INCIDENCIAS Baltasar Pujales, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
NAVALCARNERO
3. Joaquín
2. Fran Santano
1. Joya
E: Iván Ruiz 3

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.