No fue el día. Ni en ataque, ni en defensa. El Rayo Vallecano cosechó su primera derrota esta temporada, y lo hizo además en casa, por idéntico resultado al obtenido hace escasos días frente al Tenerife; un doloroso marcador que sin duda supone un paso atrás en el conjunto vallecano.

Y es que al conjunto de Míchel le faltó frescura, claridad de ideas, y ese último pase entre líneas para encontrar el gol. Osasuna, con un planteamiento defensivo certero, dejaba dominar y controlar la posesión al conjunto local, que movía constantemente el balón pero sin demasiado criterio. El Rayo tenía el balón, lo quería, pero no sabía como hacerlo llegar al área rival. Así que con el partido, que mantenía este guión de manera constante, se acabó desequilibrando por el lado navarro, aprovechando un saque de esquina para que Aridane lograra hacer el 0-1. A pesar del marcador, ninguno de los dos equipos modificó su planteamiento hasta el descanso, así que los rojillos mostraron su conformidad por la inoperancia ofensiva de su rival, que se marchó al descanso con la sensación de tener que hacer algo más en la segunda mitad.

Pero ni siquiera el inicio del segundo acto vislumbró cambios en lo que ya se había visto con anterioridad, así que Míchel optó por un planteamiento algo más valiente y arriesgado: dar entrada a Velázquez por Galán y dejar defensa de tres. Poco a poco, el conjunto rayista fue probando por diferentes flancos, especialmente por banda, para intentar derribar la sólida muralla que la escuadra navarra había dispuesto con férrea disciplina en torno al área. Detalles técnicos de un Trejo inconmensurable, Álex Moreno penetrando por banda, las jugadas a balón parado del Chori Domínguez… Los vallecanos estaban ahí, intentando derribar la puerta del gol, pero esta se resistía.

El final fue bastante trágico, y condenó con severidad los esfuerzos locales por haber intentado obtener el empate: por espacio de tres minutos, en el 87 y en el 90, Xisco lograba hacer un doblete y colocar así un 0-3 que dejaba totalmente sentenciado el encuentro. Más aún porque tras la consecución del tercer gol, el colegiado Valdés Aller decretaba el final del encuentro sin tener que sacar de centro, por lo que adjudicaba los tres puntos a Osasuna frente a un Rayo Vallecano que, con esta derrota en liga, da un ligero paso atrás.

  1. RAYO VALLECANO
    Alberto, Galán (Velázquez 57′), Amaya, Dorado (A) (Javi Guerra 85′), Álex Moreno, Fran Beltrán, Trashorras, Santi Comesaña, Lass (Chori Domínguez 57′), Embarba, Trejo
    OSASUNA
    Herrera, Lillo, Clerc, Oier, Aridane, Lucas Torró (A) (Xisco 85′), Roberto Torres (A) (Coris 78′), Mateo, Arzura (A), Quique, David Rodríguez (Fran Mérida 70′) (A).
    GOLES 0-1 Aridane (28′); 0-2 Xisco (87′); 0-3 Xisco (91′)
    ÁRBITRO Valdés Aller, colegio castellano leonés
    INCIDENCIAS Estadio de Vallecas, unos 8.000 espectadores

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre