Suma y sigue el Alcalá, que sigue sin conocer la derrota en la segunda vuelta, acumulando quince jornadas sin perder. Su última víctima fue el Rayo B, que lo intentó hasta el final, pero que se vio incapaz de superar el entramado defensivo de los de Joselu, que no les concedieron apenas nada.

El partido se jugó siempre cómo y cuando quisieron los visitantes. En la primera mitad, el choque estuvo más abierto. Ninguno salió a especular, buscando siempre la portería contraria, aunque sin encontrarla. Tras los clásicos minutos de tanteo, en los que el Rayo B se adueñó del balón, cogieron el peso del partido los de Joselu, que aunque seguían teniendo menos el esférico, se les veía más seguros y mejor sobre el césped. Atrás no concedieron nada, y aunque en algún contragolpe los de Juanvi Peinado tuvieron alguna ocasión para ponerse mano a mano con Juancho, lo impidieron los expeditivos zagueros complutenses acabaron cortado el balón a última hora. Así pues, el filial tan solo dispuso de una ocasión en la primera mitad, en un disparo a la media hora de Montiel desde fuera del área, que se marchó rozando el larguero.

Como decimos, el primer tiempo fue totalmente controlado por los alcalaínos, que merodearon más el área rival, y por lo tanto crearon más peligro. Liderados por un Juanito en estado de gracia en su regreso a la Ciudad Deportiva, poco a poco fueron transformando su control los rojillos en ocasiones. A balón parado la tuvieron Bikoro, en un lanzamiento de falta directo que se marchó alto, Benítez en dos remates de cabeza a la salida de un córner, y Cristian Seubert al que Alberto le quitó un gol cantado con una espectacular parada. El propio Seubert lo intentó con un disparo desde fuera del área; mientras que Juanito rozó el gol con un disparo cruzado que se marchó rozando el palo.

Al final fue tanto el cántaro a la fuente, que los visitantes finiquitaron el partido en el tramo final del primer tiempo, en dos acciones protagonizadas por Juanito. El ex rayista abrió la lata. Tras internarse en el área por la banda diestra habiendo recibido el balón desde la contraria, buscó el espacio, se acomodó el balón, y cruzó el balón por bajo, situándolo en el palo contrario, donde no pudo llegar Alberto. Tres minutos después, en un acción muy similar, el disparo de Juanito en lugar de ir cruzado fue en búsqueda del primer palo. Tras intentar tocarla Alberto por bajo (pareció llegar a rozarla), el balón se estrelló en la madera, cayéndole el balón a Cristian Seubert, en posición de cazagoles, y a puerta vacía no tuvo más que empujarla para hacer el 0-2.

La segunda mitad inició con cambios. Consciente de que su equipo necesitaba aire fresco, Juanvi Peinado retiró a uno de sus zagueros, Espinosa, para dar entrada a Rivero, un jugador de perfil más ofensivo. A los siete minutos del paso de vestuarios, y tras dos ocasiones de Raúl Hernández en las que rozó el palo, el técnico vallecano dio entrada a Kike en lugar de Amores. El filial se volcó, sabiendo que ya nada tenía que perder, ante un Alcalá más metido atrás de lo habitual, pero que se encontraba cómodo sobre el césped. Los de Joselu eran conscientes de que su rival iba a poner toda la carne en el asador, y trató de darle morfina al choque, y sobre todo, no le concedió espacios. Con las líneas muy juntas, con un juego muy compacto, los alcalaínos fueron dejar pasar el tiempo, sabiendo que les iba a tocar sufrir, y que sacarían el partido poniéndose el mono de trabajo. El hecho de tener dos goles de ventaja les dio la tranquilidad de no tener que buscar la portería rival, a la que apenas se acercaron en todo el segundo tiempo. Es más, la única ocasión visitante del segundo tiempo, fue ya en tiempo de descuento en un disparo desde campo propio de Popa, que sin portero en el arco contrario, disparo, dándole tiempo al guardameta Alberto de llegar a atrapar el balón. Por su parte, los vallecanos lo intentaron de todas las maneras, pero fueron incapaces de generar ocasiones de peligro real, demostrando la zaga rojilla el porqué es la menos goleada del grupo. Y las contadas ocasiones que los de Juanvi tuvieron alguna opción ante Juancho, pecaron de precipitación, sin llegar a finalizar, sin dar trabajo al guardameta visitante, salvo en un disparo de Jean Jules desde fuera del área.

En definitiva, un trabajado triunfo del Alcalá, el tercero consecutivo a domicilio, que le refuerza en la cuarta plaza, por la que pelearán hasta el final. Por su parte, el Rayo B ve comprometida su situación, al quedarse a tan solo dos puntos del descenso, teniendo que visitar el próximo domingo a un rival directo por la salvación como es el Pozuelo.

  1. RAYO VALLECANO B Alberto; Rubén Bas, Chica, Dani Ramos, Espinosa (Rivero 46’); Amores (A) (Kike 52’) (A), Jean Jules; Villacañas, Montiel, Raúl Hernández (A) (Zarko 67’); y Juancho.
    ALCALÁ
    Juancho; Huelves (A), Edu Prieto, Benítez (A), Kupen (A); Gonzalo Rodríguez (A), Maikel (A); Juanito (Popa 71’), Jorge Rojas (Isra 84’), Bikoro (A); y Cristian Seubert (A).
    GOLES 0-1 Juanito (40’); 0-2 Cristian Seubert (43’).
    ÁRBITRO Puerta Sánchez (1). Amonestó al encargado de material local, Jose Luis Vargas.
    INCIDENCIAS Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, campo 5. Unos 300 espectadores.
  2. Los Importantes 2016/2017
    RAYO VALLECANO B
    ALCALÁ
    3. - 3.  Juanito
    2. Raúl Hernández 2. Seubert
    1. Jean Jules 1. Benítez
    E: Juanvi Peinado 1 E: Joselu 3

No hay comentarios

Dejar respuesta