El Rayo Vallecano B atraviesa su mejor momento de resultados. Quizá de la temporada. Les contaba hace escasos días, que el filial desprende buen aroma, hechuras de equipo solvente, de saber perfectamente a lo que juega, de tener capacidad para adaptarse a cada situación… Si hay que dar un pie adelante, se hace; si el rival aprieta y hay que jugar como si se llevase quince años en Tercera, también se transforma. Eso, en un equipo B como el de la franja, vale mucho peso. Quién sabe si le valdrá para estar a final de temporada en playoff, pero las sensaciones hasta el momento son inmejorables.

Y cobra más valor por la entidad del rival que tenía enfrente. Un Pozuelo de Alarcón que sigue siendo un equipo solvente, fiable, y competitivo en Tercera División. Vendió a un elevado precio su derrota, e incluso pudo salir con un botín mayor de la Ciudad Deportiva, gracias al excelente planteamiento que introdujo Chema Ramos en la segunda mitad, pero esta vez, pareció no ser suficiente.

De inicio, ambos equipos plantearon un encuentro de tú a tú. Mucha igualdad en todo tipo de acciones para uno y otro bando. Conforme avanzaba el cronómetro, era difícil ver llegar alguna ocasión clara para alguna de las dos escuadras. Hasta que en el minuto veintitrés, un centro desde la izquierda de Manrique, lo deja pasar Sergio Benito, para que finalmente Raúl Hernández hiciese el primer gol del encuentro. A pesar de ello, tanto locales como visitantes siguieron mostrando especial ahínco en seguir generando más ocasiones de gol; un partido muy bonito y disputado que se marchaba sin más ocasiones peligrosas al descanso con el 1-0.

En la reanudación, el Pozuelo introdujo un cambio que a la postre sería decisivo: a los cinco minutos de juego, el recién incorporado David Fernández caía dentro del área, un penalti muy discutible que el colegiado sancionó con tarjeta amarilla por simulación de caída al jugador visitante; a raíz de esa jugada, el partido tomaría tintes más broncos hasta el final. No obstante, el conjunto de Chema Ramos siguió apretando más y más arriba al filial de la franja, quien tuvo su mejor ocasión en el minuto sesenta con un remate de Garci que Kike tuvo que sacar bajo palos. El encuentro aumentaba cada vez más en intensidad, con el conjunto verde volcado en el campo contrario mientras que los vallecanos aguardaban y esperaban atrás sus ocasiones.

Chema Ramos decidió jugárselo todo en el último cuarto de hora, con un doble cambio apostando al ataque. El partido estaba en el máximo alambre posible, con jugadas para uno y otro lado; la ocasión más clara para los franjirrojos llegó a falta de siete minutos para el final, en un disparo desde la frontal del área que Raúl Hernández estrelló en el poste. La emoción estaba servida hasta el final, cuando el colegiado decretó dos minutos de descuento ante las protestas visitantes. Aun así, el Pozuelo no pudo doblegar a un Rayo Vallecano B que suma tres puntos más en su casillero, gracias al solitario tanto de Raúl Hernández que hace prolongar la buena racha del filial, con cuatro victorias consecutivas.

RAYO VALLECANO B
Lucho, Mario, Pipe Sáez (A), Kike, Villalón, Amores, Mena, Manrique (Arango 51´), Villacañas (Dani Ramos 75´), Raúl Hernández, Sergio Benito (Bolaños 61´)
POZUELO
Nacho Gil, Kupen, Barroso, De Loma (Pitu 72´), Jorge, Cholo (A)(Borja Acha 72´), Nachete, Álex Díaz (David Fernández 46´(A)), Ángel, Jime, Garci
GOLES 1-0 Raúl Hernández (23´)
ÁRBITRO Benito Romero (0).
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, campo 5. Unos 300 espectadores.
Los Importantes 2017/2018
RAYO VALLECANO B
POZUELO
3. 3.
2. Raúl Hernández 2. Ángel
1. Mena 1. Nachete
E: Luis Cembranos 2 E: Chema Ramos 2

 

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.