Rayo Vallecano B y Alcalá decidieron adelantar su partido y así poder marcharse de puente. Un puente feliz para el filial, que parece que va enderezando el rumbo; mientras que para el Alcalá tendrá que ser para limpiar cabezas y recargar pilas.

GALERÍA DE IMÁGENES | Las mejores imágenes del partido, haciendo clic aquí.

El partido se disputó en el atípico horario de las 13:30, sobre el campo principal de la Ciudad Deportiva (el de hierba natural); a la conclusión del entrenamiento del primer equipo rayista. Un terreno de juego amplio, del que les gusta a los dos equipos, bastante irregular, pero sin llegar a levantarse. Un escenario ideal para dos equipos que el pasado curso disputaron play off, pero que pronto se volvió muy negro para los visitantes. A los cinco minutos de partido, los de Jorge Martín de San Pablo ya se veían por debajo en el marcador, y con un lesionado.
Acababa de comenzar el partido, y andaban los dos equipos tanteándose. Ninguno se hacía con el partido, y en la primera aproximación al área de los complutenses, recibían el primer golpe. Al ir a centrar, un ex rayista como Navarro recaía de su lesión. No acababan ahí los males rojillos (vestidos de azul), puesto que en la jugada posterior, un centro-chut de un alcalaíno como Carrasco (le tiene tomada la medida al equipo de su ciudad) desde fuera del área, escorado a la izquierda según atacaba su equipo, se convertía en el primer tanto de la mañana. El balón del ex del Azuqueca entró cruzado, ajustado al palo contrario, tras dar un bote.

Tras el tanto encajado y el cambio obligado que hizo al técnico visitante mover varias piezas, el partido se animó. Los dos equipos tenían una bonita disputa por el balón, sin toque estériles. Mirando siempre hacia adelante, y avanzando con él, pero sin finalizar en exceso. Buena parte de culpa tuvieron ahí los centrales de los dos equipos (Kike, Martín, Benítez y Rafa), que cuajaron un gran partido, impidiendo el avance de sus rivales. Y sobre todo, ganando las disputas por alto, en las que salieron vencedores los defensores en su amplia mayoría.

El partido se disputaba mayoritariamente en la parte del terreno de juego en la que defendían los vallecanos. No es que los de Cembranos se encerraran ni muchísimo menos, pero era el Alcalá el que dominaba la situación y el balón. El filial les dejaba hacer, y buscaba a la contra balones a los veloces Carrasco y Killer. Es más, aunque el control correspondía a los cervantinos, las mejores ocasiones eran para los rayistas. Juancho le quitó un gol prácticamente cantado a Carrasco, en un mano a mano que el meta solventó con una sola mano por alto. En el córner posterior, el que se topó con el portero visitante fue Bercedo, tras un remate de cabeza que el portero atrapó tirándose abajo. Enfrente, Mendi no tuvo que intervenir de mérito, ya que cuando los Merchán, Timo, Pablo Rojo, Moha y compañía lo intentaban; el balón se les marchaba fuera. En algún caso cerca de los palos, pero al caso, directamente fuera.

El segundo tiempo comenzó con un cambio en las filas visitantes. El amonestado Pablo Rojo dejó su sitio a uno de los capitanes, Gonzalo Rodríguez; sin suponer esto ningún movimiento ni táctico ni de futbolistas. Lo que si pudo cambiar fue el marcador, cuando el propio Gonzalo remató de cabeza un saque de esquina; en la que fue la única intervención de mérito del meta local.

En líneas generales, el desarrollo del partido no varió. El Alcalá seguía dominando la situación, pero sin crear peligro a un Rayo B que vivía cómodo sobre el campo. Los dos equipos querían el balón, aunque el ritmo fue decayendo según avanzaron los minutos. Se veían menos llegadas a ambas áreas, y el partido se disputaba más en el centro del campo; pasando el esférico más por los pies de los jugadores vestidos de azul, más que por los de la franja. Carrasco tuvo otras dos para sentenciar el choque, pero se le marcharon fuera (uno de ellos rozando la escuadra). Por parte visitante, Moha en una doble ocasión que no llegó a finalizar con contundencia y Merchán desde fuera del área, fueron el bagaje ofensivo de ambos en la primera mitad hasta el segundo tanto. Corría el minuto setenta, cuando el juvenil Igor robó un balón cerca de la semiluna del área; y desde allí soltó un zapatazo seco, que se coló por toda la escuadra, sin que Juancho pudiera hacer nada por evitar el tanto.

Tras el segundo tanto, el partido murió. No sería justo decir que los últimos veinte minutos sobraron, porque el espectáculo no fue malo, pero el choque carecía de emoción. El Alcalá ganó en balón, volvió a jugar en campo contrario, pero no remató con peligro. Enfrente el Rayo B vivía cómodo, y se estiró levemente a la contra, pero también sin hacer daño. En definitiva, una muestra más de lo que fue un partido; que aproxima al filial a la zona noble, a expensas de lo que ocurra con los cuatro primeros clasificados, y que acerca a la zona peligrosa a los visitantes; que a la conclusión de la jornada, pueden quedarse a un punto del descenso.

GALERÍA DE IMÁGENES | Las mejores imágenes del partido, haciendo clic aquí.
RAYO VALLECANO B
Mendi; Javi rubio, Kike Hermoso, Martín, Meseguer; Ángel, Manu (A) (Igor 53’), Félix Ledesma (A); Alberto, Killer (Oliva 71’) y Carrasco (Diego 75’).
ALCALÁ
Juancho; Manu Díez, Rafa (A), Benítez, Navarro (Huelves 5’); Del Valle, Mani (A), Pablo Rojo (A) (Gonzalo Rodríguez 46’), Moha; Merchán y Timo (Seubert 55’).
GOLES 1-0 Carrasco (5’); 2-0 Igor (70’).
ÁRBITRO López Fernández-Montes (2).
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, campo 5. Unos 200 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
RAYO VALLECANO B
ALCALÁ
3. 3.
2. Carrasco 2. Huelves
1. Manu 1. Merchán
E: Luis Cembranos 2 E: Jorge Martín de San Pablo 2

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.