Por mucha calidad que tengas y por muy bueno que seas, no puedes salir dormido ante uno de los mejores equipos de la categoría. Quizá sea esta la lección para un Real Madrid Castilla que después de 15 minutos de partido ya podía intuir que la racha de nueve jornadas sin perder que llevaba iba camino de romperse.

Y dicho esto, todo el mérito para un Rayo Majadahonda muy superior durante los 90 minutos y que durante buena parte del encuentro bailó a su rival como y cuando quiso. Todo empezó muy pronto, en el minuto 10. Un hiperactivo y renovado (dos campañas más) Chiki presionó a Belman. El portero del Madrid se durmió tanto que cuando quiso despejar tenía al delantero majariego encima. Esto provocó que el pelotazo golpeara en Chiki y el balón se quedara muerto a los pies de un Dani Pichín que lo aprovechó marcando el primero a puerta vacía.

Prácticamente seguía la grada celebrando este tanto cuando llegó el segundo. Carlitos golpeó tan ajustada una falta desde la frontal que el balón se fue a la cruceta. Chiki, el más listo y ambicioso de todos los que estaban en el área recogió el rechace y tras controlar hizo el segundo.

Era el minuto 15 y los locales ya vencían 2-0. Frente al juego colectivo del Majadahonda la única respuesta que encontró el Castilla fue las individualidades de unos jugadores que no tuvieron su día. Lo intentaban todos pero cada uno por libre, lo que facilitaba que un Majadahonda bien colocado y agresivo no tuviera demasiados problemas para frenar los ataques merengues.

Tras la reanudación, Solari dio entrada a Dani Gómez. Mucho se ha hablado los problemas del delantero con el club, pero lo que está claro es que el filial no tiene otro ariete tan bueno como él.

Al comienzo de los segundos 45 minutos pareció que ambos equipos jugaron a ser boxeadores con la guardia baja, lo que favoreció el espectáculo y las continuas ocasiones. Así, entre el minuto 47 y 52 hubo hasta cuatro claras, tres locales y una visitante.

Para el Castilla la tuvo Seoane, que se encontró un rechace de la defensa prácticamente en la línea de gol. El centrocampista del Castilla llegó más tarde que su defensor con lo que no pudo empujar limpiamente el balón, que salió directo a las manos de Basilio.

Por parte local, Chiki la tuvo primero de tacón y luego con la zurda. La otra oportunidad fue un tiro de Dani Pichín que tras tocar en Javi Sánchez se fue el palo. El rebote lo metió Coto a portería pero el árbitro anuló el tanto por fuera de juego.

Solari dio entrada a Tejero para pasar a jugar con defensa de tres centrales pero nada cambió. El balón seguía siendo local y había tanto espacio a la espalda de los laterales madridistas que se preveía que caería el tercero. Y así fue.

El gol llegó tras una gran jugada entre Jeisson, Carlitos y Dani Martínez, que finalizó golpeando con la derecha desde dentro del área. Minuto 60 y partido terminado.

RAYO MAJADAHONDA
Basilio; Vicente, Jorge García, Juan Cruz; Rubén, Ayoub (A) (Dani Martínez 35’), Óscar (A), Carlitos; Coto (Andújar 72’); Dani Pichín (Jeisson 53’), Chiki.
REAL MADRID CASTILLA
Belman; Álex, Javi Sánchez (A), León, Reguilón (A); Jaume (Dani Gómez 46’), Seoane (A); Campuzano (A) Fidalgo 73’), Óscar, Quezada (Tejero 57’); Cristo.
GOLES 1-0 Dani Pichín (10’), 2-0 Chiki (15’), 3-0 Dani Martínez (60’), 3-1 Dani Gómez (86’).
ÁRBITRO Brea Peón, colegio gallego.
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 550 espectadores.
Los Importantes 2017/2018
RAYO MAJADAHONDA
3. Chiki
2. Carlitos
1. Vicente
E: Antonio Iriondo 3

 

1 comentario

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre