Foto: Mónica Casaú (Rayo Majadahonda)

27 de mayo de 2018. Apenas han transcurrido dos meses y medio desde la gran machada, desde la épica que lograron los majariegos con su ascenso a la liga 1, 2, 3. Han sido dos meses muy intensos, de mucho trabajo e incertidumbre. La transformación que ha sufrido el club dirigido por Enrique Vedia, desde esa fecha histórica, ha sido abismal. Los madrileños han conseguido vencer todos los requisitos y trabas para ser equipo de plata, y el domingo 19 de agosto debutarán ante uno de los clubes y en uno de los estadios míticos de nuestro fútbol nacional, la Romareda del Real Zaragoza.

Al mando del profesor Antonio Iriondo, gran artífice de los éxitos majariegos, los inquilinos del Cerro del Espino -esta temporada también del Wanda Metropolitano- sólo mantienen a 7 futbolistas de la campaña pasada: Basilio, Andújar, Jorge García, Carlitos, Óscar Valentín y Jeisson. A ellos hay que sumar al canterano Escobar. No se olviden de este nombre. El mediocentro majariego está completando una pretemporada espectacular con tal solo 19 años.

El resto de componentes que se están integrando a la disciplina de Iriondo son caras nuevas y, la mayoría, veteranos en las lides del fútbol profesional. Rafa López, Héctor Verdés, David Morillas, Ernesto Galán y Luso están por encima de la treintena. A ellos se unen un elenco de jugadores jóvenes con ganas de despegar: el cancerbero Ander Cantero, Francisco Valera, Carcelén, Aitor García, Aitor Rubial, Jesús Rodríguez, Schiappacasse y el argentino Fede Varela cedido por el Oporto. A este grupo de jóvenes futbolistas tenemos que añadir a Enzo Zidane, seguramente el más conocido por ser hijo del ex entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane. La apuesta del francés ha sido clara, la de aprender y mejorar con uno de los mejores entrenadores de la categoría, Antonio Iriondo. Siempre lo pienso, que hubiese pasado si el míster vasco hubiese dado en la Segunda División hace 15 años. Yo lo tengo claro, ahora mismos sería uno de los mejores entrenadores nacionales.

El reto es complicado pero la ilusión es máxima. Será una temporada preciosa, sobre todo para aquellos miembros del club que han visto a su equipo desde Tercera División. El profesor Antonio Iriondo lo tiene claro, “vamos a ser el equipo revelación del campeonato”.

No podemos olvidarnos de otra gran adquisición del conjunto madrileño. En el puesto de delegado se incorpora, junto a Oliva, el gran Antonio Fuentes, archiconocido en el fútbol madrileño que recoge los frutos a su gran trabajo durante muchos años sirviendo al fútbol modesto madrileño.

 

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.