Foto: Laliga.es.

Victoria corta, en un partido sin grandes alharacas y falto de fútbol, pero victoria al fin y al cabo. Un triunfo necesario y necesitado para un Rayo Vallecano desconectado últimamente de sumar tres puntos y que, con esos tres puntos, reconduce su situación clasificatoria en busca de los puestos de arriba.

Y no fue precisamente un partido fácil para el conjunto de Míchel; sus dos delanteros (De Tomás y Manucho) se lesionaban durante la semana y eso obligaba al técnico vallecano a modificar su planteamiento. Así que un reseteo a las primeras jornadas, a poner a Trejo de falso nueve y acompañarle por detrás de una nube de más jugones con estiletes en banda. No obstante, la primera parte tanto del Rayo Vallecano como del Barcelona B fue bastante apática, sin demasiado ritmo, con muchas acciones de amagar y no dar, y demasiada insistencia en la elaboración de las jugadas; tedio y miedo a partes iguales. Por eso, durante los primeros 45 minutos, apenas se contaron ocasiones claras para uno y otro bando, que dejaban un resultado de 0-0 al descanso en medio de una sensación de impotencia y aburrimiento.

Pero en el segundo acto, la cosa cambió por completo. Al menos en el primer cuarto de hora, los franjirrojos pusieron toda la garra e intensidad que les había faltado anteriormente, y una vez tras otra, asediaban el área del filial blaugrana. La ocasión más clara, que confirmaba esa buena salida de los locales tras el paso por vestuarios, fue una ocasión clarísima dentro del área, donde Trejo abusa demasiado de querer conducir el balón hasta el punto de penalti, fallando en un posible mano a mano con el portero; después de aquello, poco a poco, el encuentro volvía al punto de partida, con los dos equipos sin demasiadas ocasiones de gol.  Míchel y Gerard empezaron a mover su banquillo, especialmente en busca de soluciones en la zona de ataque. Sin embargo, el único gol del partido, fue para el conjunto local, en las botas de su jugador más determinante y que más puntos le ha dado hasta momento: Trejo. Lass se interna por la derecha y sirve un balón para que el jugador argentino acabe rematando a la red.

Con algo menos de quince minutos para el final, el conjunto visitante se echó definitivamente arriba, mientras que los locales decidieron mantener el orden y la serenidad atrás para ir dejando pasar el cronómetro. En los minutos finales, la insistencia del filial sumado a los errores puntuales de los franjirrojos, provocó el nerviosismo hasta el último minuto por la posibilidad de perder una victoria más que trabajada hasta entonces. No obstante, el marcador no se movió finalmente y adjudicó los tres puntos al Rayo Vallecano, que regresa a la senda de la victoria en un partido en el que, lo mejor, fueron los tres puntos que consiguió sumar a su casillero.

RAYO VALLECANO
Alberto García, Baiano, Velázquez (Ba 80′), Dorado, Álex Moreno, Fran Beltrán, Santi Comesaña, Unai López, Embarba (Lass 65′), Diego Aguirre (Javi Guerra 70′), Trejo.
BARCELONA B
Ortolá, Cucurella, Palencia, Cosas, José Antonio, Busquets (Choco Lozano 58′), Sarsanedas (Fali 70′), Ruiz de Galarreta, Aleñá, Abel Ruiz (Alfaro 76′), José Arnáiz.
GOLES 1-0 Trejo (74′)
ÁRBITRO Ais Reig
INCIDENCIAS Estadio de Vallecas, 9.015 espectadores

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre