RAYO VALLECANO 2-1 R. ZARAGOZA | Golazos y errores

Dos tantos de bella factura encaminaron una victoria que pudo complicarse con un error garrafal en el último suspiro.

0
303
Foto: Miguel Martín.

Otra victoria más. Increíble el nivel que sigue demostrando este Rayo Vallecano jornada tras jornada para mantenerse una semana más en puestos de ascenso directo a Primera División. Con el transcurso de las semanas, el conjunto franjirrojo poco a poco se ha ido haciendo acreedor de un cartel que poco a poco parece difícil quitarle: el de equipo con más opciones de subir de categoría.

La semana se presentaba rara, con un ambiente enturbiado desde Zaragoza en torno al árbitro, y contra un rival crecido, en una racha de resultados inmejorable, y rodeado de un gran número de aficionados maños desplazados a la capital. Pero Vallecas había respondido a la llamada, y allí esperaba también un buen número de fieles que no quería desaprovechar una ocasión dorada para seguir alimentando el espíritu de sus jugadores. Dicho lo cual, la primera parte consistió en un auténtico desgaste físico por parte de ambos contendientes, que desplegaron un fútbol de alta intensidad y revoluciones que apenas dejó ocasiones claras, y cuyo planteamiento basaba en correr tanto o más que el rival, robar el balón y buscar jugadas en velocidad. Un esfuerzo elogiable por parte de los protagonistas, pero que dejó pocas ocasiones de gol, y un partido en el que todo apuntaba a amagar y no dar al rival. El descanso llegó, por fortuna para unos jugadores que estaban pidiéndolo.

En la segunda mitad, el conjunto de Míchel puso más calma al partido, quiso controlar mejor a través de la posesión del balón, y a partir de ahí empezar a dominar a un rival al que las fuerzas ya le empezaban a flaquear. Balón a un lateral, a otro, buscar un medio centro, salida en banda… y si no, vuelta a empezar. Una y otra vez, una y otra vez. Así que tuvo que madurar las diferentes jugadas, y esperar esta vez, en una jugada fabricada por él mismo, un auténtico golazo: Raúl De Tomás, quien si no, lograba colocar el balón en la escuadra. Y aún se estaba disfrutando de la primera obra de arte rayista, cuando un error de la zaga visitante lo recibe Trejo dentro del área para colocar nuevamente el balón en la otra escuadra; a falta de una, dos maravillas. Un 2-0 que hacía justicia al marcador, y que hizo seguir creciendo cada vez más al conjunto de la franja.

El Zaragoza tardó bastante en responder. Sólo en los últimos minutos, y con los locales empezando a parcelarse defensivamente, salió volcado por todos los flancos posibles para intentar buscar una reacción que parecía difícil, pero que llegó: Papunashvili prueba con un tiro lejano y Alberto, que no bloca bien el balón, lo acaba introduciendo en su propia portería. Había partido. Los minutos de descuento fueron de nerviosismo y tensión constante, con una mínima ventaja franjirroja, pero que supieron defender con valentía y coraje, para adjudicar una nueva e importante victoria para un Rayo Vallecano que sigue, una jornada más, en puestos de ascenso directo.

RAYO VALLECANO
Alberto García, Baiano (Velázquez 72′), Ba, Dorado, Álex Moreno, Fran Beltrán, Santi Comesaña (Bebé 58′), Unai López (Cerro 81′), Embarba, Trejo, Raúl De Tomás.
R. ZARAGOZA
Cristian Álvarez, Benito, Grippo (Perone 24′), Mikel, Lasure, Zapater, Eguarás (Papunashvili 67′), Javi Ros (Febas 75′), Guti, Pombo, Borja Iglesias.
GOLES 1-0 Raúl De Tomás (60′), 2-0 Trejo (68′), 2-1 Papunashvili (88′).
ÁRBITRO Figueroa Vázquez, comité andaluz.
INCIDENCIAS Estadio de Vallecas, cerca de los 12.000 espectadores

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre