Una de las muchas frases que se le atribuyen a Jorge Valdano dice “el fútbol es un estado de ánimo”. Las inercias marcan las temporadas, y muchas veces el desarrollo de los partidos. Y una clara muestra de ello fue el San Fernando-Pozuelo; que se adjudicaron los de Chiqui sin muchos alardes; pero sobre todo sin sufrir

GALERÍA DE IMÁGENES | Las mejores imágenes del partido, haciendo clic aquí.

Y es que por el momento todo va rodado por el Santiago del Pino; todo lo contrario que ocurre por el Valle de las Cañas. En esta temporada aciaga que están viviendo los verdes, con hasta ocho bajas por partido, los de Chema Ramos se volvieron a quedar sin sumar, lo que les hará vivir una semana más en puestos de descenso. Y lo que es peor, una nueva baja de gravedad, la del capitán Barroso que en el entrenamiento del día anterior del choque en la clavícula. Sin embargo, a orillas del Jarama están viviendo una temporada soñada. Tras una pretemporada con dudas, empezando a entrenar más tarde que nadie; con pocos efectivos (no hay un lateral derecho natural en la plantilla, por ejemplo), acumulan ya treinta y dos puntos que le aseguran irse al parón navideño de la próxima semana en puestos de play off. Un temporadón.

Centrándonos en lo futbolístico, el partido fue un reflejo de la situación y temporada que están viviendo ambos. Con la previsible pelea de ambos equipos por controlar el balón, sin que ninguno de los dos fuese capaz de superar al contrario. Aunque en la primera mitad el San Fernando tuvo ligeramente más el esférico, no se puede decir que ninguno sometiera al otro. El partido no tenía un dueño claro, pero se veía mucho más tranquilos y pacientes a los jugadores locales. Los verdes andaban más imprecisos, errando más en los pases, fruto de ello muchas veces de la precipitación y la ansiedad que genera la necesitad de puntos que van teniendo ya los pozueleros a punto de acabar la primera vuelta.

El choque en sí fue entretenido. No tenía muchas ocasiones, y al balón a veces le costaba fluir, pero no fue porque ninguno de los dos dejara de intentarlo. Sin especular ni esperar; pero tampoco tomando grandes riesgos en búsqueda de la portería rival; en la que tanto Nacho Gil como Figueroa vivían cómodamente. Es más, no se recuerda ninguna intervención de mérito de ninguno de los dos porteros, puesto que las pocas ocasiones que se vieron se marcharon directamente fuera. Y el único remate con verdadero peligro a portería contraria fue gol. Corría el minuto treinta, cuando Guito centró desde la izquierda, a la altura de la frontal del área chica. En la frontal de la misma apareció Álex Aragón, que con un gran cabezazo coló el balón por toda la escuadra del segundo palo; sin que Nacho Gil pudiera hacer nada por evitar lo que fue un golazo. Hasta entonces, Cedillo, Pitu y Cuellar lo habían intentado en ambas porterías desde fuera del área, rematando directamente fuera.

El gol en contra hizo que los nervios hicieran acto de presencia en los jugadores visitantes. Hasta el final del primer tiempo, los de Chema Ramos estuvieron más imprecisos; cayendo muchas veces en la precipitación en la búsqueda rápida de la igualada. Y aunque gozaron de un par de centros con peligro, no encontraron rematador; mientras el San Fernando jugaba plácido, teniendo paciencia cuando el balón pasa por los pies de sus jugadores.

Tras el paso por vestuarios, el Pozuelo dio un paso al frente. Sin novedades tácticas ni de futbolistas, los verdes ganaron metros sobre el césped y en posesión de balón. Sin ser un dominio apabullante, los de Chema Ramos llevaban el peso del partido; aunque el que parecía tener la situación bajo control era el San Fernando. Los hombres de Chiqui estaban bien plantados en el campo, haciendo las cosas fáciles, sabiendo que la paciencia propia y los nervios de su rival iban a ser su mejor arma.

Dado este desarrollo del partido, el choque tuvo menos ocasiones en la segunda mitad que en la primera. Aunque resultó más entretenida, apenas se vieron acercamientos al área. El San Fernando, sin encerrarse, defendió a gran nivel impidiendo el avance de los jugadores verdes más allá de la imaginaria línea de tres cuartos; y lo fio todo al contragolpe; disparando apenas en un par de ocasiones sobre la portería de Nacho Gil que no tuvo que intervenir. Enfrente, Figueroa tampoco tuvo que hacer nada especial, puesto que los pocos balones que le llegaron, los atrapó-detuvo sin problemas. Es verdad que los de Chema Ramos crearon espacios y llegaron a tener centros con peligro, pero éstos no encontraron rematador, y no daba la sensación de que fueran capaces de marcar.

En definitiva, un partido equilibrado, que se llevaron los locales dada la inercia de ambos equipos esta temporada; con la que lograron duplicar en puntos a su adversario de este sábado, que es el que marca los puestos de descenso; objetivo único real del San Fernando temporada tras temporada.

GALERÍA DE IMÁGENES | Las mejores imágenes del partido, haciendo clic aquí.
SAN FERNANDO
Figueroa; David López, Cavafe (Jose Ángel 85’), Leandro, Guito; Jandro (A); Diego Campos (Chema 79’), Koke, Alexis Cedillo, Shafa (A); y Álex Aragón (Mansilla 75’).
POZUELO
Nacho Gil; Macho (Emilio 57’), Nachete (A), Kupen, Busto; Ángel (Hugo Sánchez 60’), Pablo Rivero (Juanito 71’), Álex Díaz, Pitu; Luis Carlos y Cuellar.
GOLES 1-0 Álex Aragón (30’).
ÁRBITRO Alonso Campos (1). Amonestó al técnico visitante, Chema Ramos.
INCIDENCIAS Santiago del Pino, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2018/2019
SAN FERNANDO
POZUELO
3. 3.
2. Guito 2. Pitu
1. Álex Aragón 1. Nachete
E: Chiqui 2 E: Chema Ramos 2

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.