Un reportaje de: Carlos Sánchez Blas (Vallecas, Madrid)

En este texto vamos a transcribir literalmente una conversación de 1 hora y 6 minutos entre el periodista que firma y varios miembros de Bukaneros. Y se va a respetar el orden cronológico, aunque durante la lectura se pueda pensar en una entrevista desordenada. En estas líneas no hay cabida para la opinión ni para los juicios, eso se lo dejamos a usted, querido lector. Esta charla tuvo lugar en la sede de la Peña, sita muy cerca del estadio de Vallecas. Hubo preguntas cómodas e incómodas, y siempre hubo respuestas. Bukaneros ha tomado la decisión de iniciar una huelga indefinida de animación debido a “las medidas represivas y la respuesta del club de acatar los dictados del mayor mafioso del fútbol español”, en alusión a Javier Tebas. En su último comunicado afirman que la propia directiva del Rayo llama “mangantes” a los jefes de la LFP y que “Javier Tebas manda en el Rayo, él nos quiere fuera, extinguidos, eliminados. Así que va a ser él, con su limpia corbata y su sucia conciencia, el que venga a animar porque nosotros, los rayistas que llevamos más de dos décadas dejándonos la vida por este club, decimos basta”.

P: ¿Quiénes son Bukaneros?
R: Casi todo el mundo lo sabe ya, sobre todo después de los últimos 2-3 años, en los que la persecución ha sido insostenible. Bukaneros no es ni más ni menos que un colectivo surgido en Vallecas hace ya casi 23 años, nacido por y para animar al Rayo. Y además de eso, de la pasión incondicional por la franja roja, mantiene unos valores y una filosofía acordes con el pasado, presente y futuro de este barrio.

P: ¿Qué pensáis cuando se afirma que no se debe mezclar política y fútbol?
R: Para nosotros el fútbol es un reflejo de la sociedad, y en la sociedad a nadie se le ocurre decir que no hay que mezclarlo. Todo en la vida está influenciado por la política, las 24 horas de un hombre lo están. Cuando entramos en un campo de fútbol es imposible que dejemos en la puerta lo que sentimos, pensamos y vivimos a lo largo de la semana. Eso va conmigo. Mis convicciones ideológicas van conmigo y me acompañan al fútbol, igual que cuando voy al cine o estoy con mi chica. Nosotros queremos reflejar en la grada la idiosincrasia de este barrio. Muchos de los que defienden que no hay que mezclar fútbol y política vienen siempre del mismo lado, y ahora lo estamos viendo con las medidas represivas. Gente como Javier Tebas, que viene de esa cuerda ideológica. A lo mejor lo que les molesta es que sea precisamente esa política concreta la que mostramos en la grada.

P: ¿Política de izquierdas, de moderada izquierda o de extrema izquierda?
R: Nuestro lema es bastante claro: “Rayo, clase obrera y antifascismo”. Con esos pilares se define bastante bien.

Rayo 1-2 Deportivo (Jornada 21 - 1ª División) FOTO: Miguel Martín

P: ¿Bukaneros goza ahora de buena salud?
R: Bukaneros está en el mejor momento de su historia. No se dan cuenta los que utilizan la represión de que esto nos hace más fuertes. Esta temporada, a pesar de todos los golpes represivos que estamos sufriendo, se ha demostrado que la gente de dentro de la afición del Rayo y también de fuera nos conoce y nos apoya. Que las peñas y el rayismo nos apoyen nos da una fuerza tremenda, que los jugadores salgan con cordones naranjas nos da una fuerza tremenda, que la plantilla coja nuestro banderón y lo extienda sobre el césped después de un partido nos da una fuerza tremenda. Las medidas represivas hacen mucho daño, no a nosotros, sino al fútbol en general. Entrar sin bombos, sin megáfono, sin banderas, sin tifo… y con el miedo que tienes. No vamos al campo a disfrutar, estamos más pendientes de qué nos vamos a encontrar ese día a la entrada del campo que de si el Rayo juega o no con Quini atrás, por ejemplo. Pero estamos fuertes, con mucho ingenio, prueba de ello es que somos el único grupo que hemos conseguido colgar la pancarta en dos partidos, y eso es a base de ingenio, de organización y de fuerza.

P: ¿Cuántos sois?
R: Socios de carné hemos alcanzado el récord este año, con más de 700 de pago, de cuota de carné. Incluso gente que no va a la grada y se hace socio simplemente por apoyarnos.

P: ¿Por qué Bukaneros no quiere ser una Peña oficial del Rayo Vallecano?
R: Es una decisión que forma parte de la filosofía de la Peña desde su nacimiento en 1992. No queremos pasar por ahí porque nunca lo hemos hecho. No lo vemos necesario, somos una asamblea horizontal y no vemos la necesidad de dar los datos que ellos quieren: quién lleva el megáfono, quién se encarga de los tifos o lo que sea. Como no vemos beneficio ni para nosotros ni para el club, no queremos pasar por ahí.

P: ¿Qué es ser un ultra? ¿Por qué defendéis la condición de ultra?
R: Está mal visto porque han conseguido que esté mal visto, algo que no ocurre en otros países. Ser un ultra es ver el fútbol de una forma diferente, es vivir nuestro equipo y nuestro grupo 24 horas al día durante los 7 días de la semana. Punto.

P: ¿Por qué o quién os sentís perseguidos?
R: A las pruebas me remito. A algunos de nosotros han venido a nuestro trabajo a detenernos acusados de una cosa que no hemos cometido, el tema de los cables del estadio. Si por ser ultra del Rayo Vallecano me acusan de algo, cuando durante aquel partido yo estaba trabajando, vienen a sacarme de mi trabajo, y me piden entre 8 y 12 años de cárcel, yo creo que blanco y en botella. La persecución está ahí desde hace muchísimos años, aquí en Vallecas de represión sabemos mucho. Incluso durante los cuatro años de Segunda B aquí había multas por todo, recuerdo una de 3000 euros a un compañero por escupir en el suelo u otra por llevar un imperdible. El día del Almería en Copa fue el primer día en la historia de la democracia que se cargó con pelotas de goma dentro de un estadio de fútbol. Y registros a nuestro local sin orden judicial. Todo eso que llevamos sufriendo años es una persecución, y desde el asesinato de Jimmy ya no hay ningún pudor. Que te venga aquí un mando policial sin orden judicial y te diga que va a entrar en el local sí o sí, pues tú me dirás si es una persecución o no.

rayo-vallecano-bucaneros-2014-2015-620-05

P: ¿Te refieres al último registro?
R: Sí, pero hay tropecientos casos. Ese ha tenido más eco por tener aquí en el local a 200 personas retenidas en medio de un partido, pero podemos hablar de persecución en el día a día simplemente por ser de Bukaneros. Pregúntale a los muchachos del barrio cómo les paran simplemente por llevar alguna prenda de Bukaneros.

P: ¿Por qué no tenéis un líder?
R: Es así desde el principio y va dentro de la idiosincrasia del grupo y de la gente que lo componemos. Es nuestra forma de entender la vida. No creemos en jefes, ni en capos, ni en líderes, aunque nos los quieran imponer desde arriba. Tenemos una asamblea que decide sobre los asuntos importantes del grupo y todas esas decisiones se llevan luego a asambleas generales. Cualquier socio puede venir, opinar, debatir y decir si está de acuerdo o no. Es un sistema que nos lleva funcionando bien desde hace más de dos décadas.

P: ¿Ha habido roces?
R: Jamás. Aquí lo que se valora es el trabajo de cada componente. No hay jerarquías. Roces por liderar el grupo, nunca. Aquí no sacamos beneficio económico, todo el dinero que se recauda está en las cuentas del grupo. El grupo está dividido por comisiones, según cualidades o deseos de trabajar en una cosa u otra: tifos, animación o, por ejemplo, comunicación para mantener esta entrevista y exponer lo adecuado delante de un periodista.

P: ¿Perseguidos por quién?
R: Nos remontamos a hace más de una década. Nosotros hemos sufrido represión con Cristina Cifuentes como delegada del Gobierno y también con Soledad Mestre, del mal llamado Partido Socialista. Y en la época de Berjano, también. Nos hacen ver que al sistema no le gusta lo que hacemos. Nosotros hemos denunciado igual casos sociales o políticos esté quien esté en el Gobierno, y eso no interesa. Sacar eso en una grada, con el recorrido y la trascendencia que tiene el fútbol, no les interesa. Es molesto. Desahucios, corrupción. Es un motivo de persecución.

P: ¿No os parece paradójico animar a tipos con coches de alta gama y que no hace mucho tiempo salían del estadio con bolsas de dinero negro?
R: Si nos pusiéramos puristas 100% en todo lo que hacemos y en lo que trabajamos, ni tú estarías trabajando donde estás ni nosotros animaríamos en la grada. Creo que la gente ni siquiera saldría de sus casas. Sabemos que el fútbol está podrido, ahora están saliendo las cloacas y la mierda nos está llegando hasta arriba. Los peligrosos ultras lo estamos denunciando desde que nacimos, de ahí el lema de siempre de odio eterno al fútbol moderno. Abogamos por un fútbol popular, en el que no mandara el dinero ni hubiera estas corruptelas.

rayo-vallecano-bucaneros-2014-2015-620-02

P: ¿Os gustaría más por ejemplo un Rayo en Tercera División?
R: Nos daría igual la categoría, nos gustaría un Rayo en manos de sus aficionados, un Rayo popular. Como el caso del Xerez, que ha pasado de Primera a Regional y alucinas con la gente de allí, está encantada. Es su equipo y así lo sienten. Lo ves y sientes envidia sana. Nosotros que nos hemos chupado los 4 años de Segunda B y otros 3 de Segunda, y que llegamos a Primera como si fuera la tierra prometida, uf, cuando llegas ahí miras a la cara a la mierda del fútbol: precios, horarios y todo con lo que no estamos de acuerdo. Nosotros queremos ser consecuentes, no sólo criticarlo, sino luchar para que nuestro equipo no sea como el resto. Cada año al principio de la temporada tenemos una charla con toda la plantilla para hacerles ver que esto no es como el resto, o al menos para hacerles ver que el Rayo es diferente. Y a los nuevos les hacemos una visita guiada por el barrio, no entendemos por ejemplo que a los jugadores lo primero que le recomienden es que se vayan a vivir a Pozuelo o Majadahonda.

P: Es la tendencia al bienestar, ¿no?
R: Sí. Y algunos nos han dicho que si lo llegan a saber se hubieran venido aquí a vivir, como Labaka o ahora Cristian Álvarez. Nosotros somos la afición, ellos el equipo, pero todos somos uno. Hace muy poco han estado en este local 5 o 6 jugadores para conocer la sede, también en el lugar exacto donde se fundó el club, bueno, que conozcan todo. Y ahora tenemos un trato directo con ellos, prácticamente cada semana nos reunimos con ellos. Y les decimos que nosotros no vamos a hacer como otros grupos ultras, que no les vamos a pedir dinero, ni fotos, ni autógrafos siquiera.

P: ¿Pensáis que el futbolista prefiere que no se sepa su relación con vosotros?
R: Todo viene muy contaminado, entendemos que quieran poner ciertas barreras. Luego la realidad es bien diferente, y eso lo notan a los 10 minutos de conversación. Recuerdo cuando vino aquí el Chori Domínguez, que nos dijo que quien pensara que en España había un problema con la violencia, que se fuera a Argentina. Se quedó sorprendido porque no le pedimos dinero. Nosotros sólo queremos que el tiempo que estén aquí lo den todo por el Rayo, nada más que eso.

P: Os estáis defendiendo de manera popular, pero también de manera judicial, ¿no?
R: Defendemos nuestros derechos en el estadio, en la calle y en los juzgados. Recientemente hemos presentado más de 100 denuncias contra Cristina Cifuentes y contra la coordinadora de seguridad del Rayo Vallecano, para nosotros una de las grandes culpables de lo que está ocurriendo. No se está aplicando la ley del deporte igual en nuestro estadio que en otros estadios. Y hemos denunciado al mando policial que ejecutó el registro de nuestro local sin orden judicial. Y aparte nos seguimos defendiendo de aquel atropello que se cometió con los 13 rayistas.

rayo-vallecano-bucaneros-2014-2015-620-03

P: ¿Os sentís apoyados por las peñas?
R: 100%

P: ¿Por el resto de la afición?
R: 100%

P: ¿Por los jugadores?
R: Sí. Y el tema de los cordones naranjas es básico. Nosotros fuimos allí, se lo entregamos al capitán porque no queríamos presionar a nadie, ellos son libres, por supuesto. Igual que no todos se pusieron los cordones contra la homofobia y aquí no ha pasado nada. Con los cordones naranjas lo mismo, y nosotros sí hemos sentido el apoyo de una plantilla que con todo lo que está pasando ahora, tiene las reticencias de tener un gesto público para con un grupo ultra. Ellos son trabajadores del club y como se ha demostrado puede haber consecuencias. Presiones del club, de los organismos externos, de los medios de comunicación. Algunos nos conocen desde hace años y otros desde diciembre, cuando se ha intensificado la represión. Bukaneros le ha llevado a los jugadores muchísimas propuestas porque creemos que hay muchas formas de ayudar a la afición. Y ellos tienen en su mano que eso tenga repercusión mediática, claro.

P: ¿Apoyados por el club?
R: El club como tal no apoya, ni ahora ni durante estos 4 años.

P: ¿No ha habido un acercamiento en los últimos tiempos?
R: Tenemos la mano tendida con Raúl Martín Presa, siempre. Es el presidente que más fácil lo ha tenido en la historia de un club. Veníamos de la miseria en cuanto a gestión y nivel social. De los Ruiz Mateos, a punto de desaparecer, cualquier cosa que hubiera hecho se hubiera ganado a la afición. Y así se lo transmitimos en una primera toma de contacto junto al resto de peñas. No sabemos de dónde viene, sospechas que tenemos nosotros y que también confesaban en privado los antiguos gestores de la entidad. Pero queríamos empezar de 0 porque juntos podríamos tener una gran fuerza, remando todos en la misma dirección. Los hechos han demostrado que se ha equivocado y que no es capaz de gestionar un club de fútbol.

P: ¿Es una relación perdida?
R: Nosotros jamás vamos a dar por perdida ninguna relación.

P: Ya, pero quiero que me contestéis con sinceridad.
R: Te lo está diciendo alguien, yo personalmente, que he sido denunciado por él, que me he pasado 4 noches en un calabozo, que he estado a punto de perder mi trabajo, imagínate los problemas con mi familia y mi pareja que supone eso. Después de eso Javi, Gelo y yo mismo hemos estado sentados en una mesa con él por el bien del Rayo Vallecano. Y cuidado, que todavía tienen que salir los juicios, aunque no haya pruebas y todo sea un montaje. Y nos seguimos sentando con él, y llevando al club un montón de propuestas, como lo de Wilfred, los días del rayismo, los días contra el racismo, el día del parado o el día del niño, ideas que le trasladamos al presidente antes de empezar la temporada. Si ve el valor que tiene Bukaneros y el resto de peñas, que estamos aquí sólo por y para el Rayo, sería muy aprovechable para potenciar todo esto. El Rayo es así porque tiene unos valores, como se ha demostrado con el tema de Carmen. Le hemos dicho que abra la venta de acciones, que venda el 10% simplemente para que los rayistas se sientan más implicados, para que todos podamos tener esa acción de nuestro club. O el tema del escudo, que es una cabezonería. Se lo hemos planteado ya no desde el punto sentimental o histórico, sino económico. Ninguno nos vamos a comprar una camiseta con el RVM, y si la compramos le ponemos el parche con ADRV. Estamos abiertos, pero nos encontramos muchas, muchas, muchas, muchas puertas cerradas.

rayo-vallecano-bucaneros-2014-2015-620-06

P: ¿Hay ultras buenos y malos? ¿Los de izquierdas son los buenos y los de derechas son los malos?
R: Nosotros como grupo no estamos para valorar a ningún otro ultra. Respondemos por lo que nosotros somos, lo que suceda en otros colectivos o estadios no es nuestro, igual que no nos gustaría que otros juzguen lo que pasa aquí sin conocer en profundidad lo que ocurre aquí dentro.

P: ¿Qué opinión tenéis de los hechos que condujeron a la muerte de Jimmy?
R: Lo vemos como cualquier seguidor que muere o al cual asesinan en un campo de fútbol, jamás podremos defender eso, sea el que sea o sea del equipo que sea. Sentimos la muerte en accidente de tráfico del último seguidor realista que vino al Bernabéu, como la de aquellos seguidores del Recreativo que años atrás murieron en un autocar de camino a Madrid, en aquella ocasión incluso sacamos una pancarta.

P: Pero no es lo mismo…
R: No estamos en el fútbol ni para matar a nadie ni para que nos maten, eso lo decimos claramente. Lo de Jimmy trasciende porque es un grupo afín y porque es una persona con la cual teníamos relación. Era amigo del grupo y nos sentimos orgullosos de aquella amistad. Bajó a Vallecas y estuvimos aquí con él la última vez que jugó en Madrid el Deportivo. Más allá de eso, nos hemos manifestado públicamente porque nos metieron en un sitio en el que no estábamos, y 3 meses después se ha demostrado. La delegada del Gobierno mintió, nosotros no estábamos allí. No estábamos juzgando lo que allí ocurrió, si estaba bien, mal o regular, sólo defendíamos que Bukaneros no estuvo allí. No teníamos ningún motivo para mentir. Hay que ser ruin y miserable para aprovechar la muerte de una persona para hacer daño a un grupo. Sobre el asesinato de Jimmy, así lo consideramos, es una persona moribunda que acaba en un río.

P: ¿Qué pasó?
R: No lo sabemos, no estuvimos allí, no podemos emitir un juicio. Lo que nos interesa es que hay un fallecido. Por eso estuvimos en el hospital con Jimmy y el resto de los heridos, por eso estuvimos en el tanatorio con su mujer, y también se nos ha criminalizado por eso, cuando simplemente acompañábamos a una viuda a reconocer el cadáver de su marido. Por eso estuvimos en el entierro, para recordar a Jimmy, como lo recordaremos siempre.

P: ¿Qué os parece que en el futuro haya que acceder a un estadio a través de la huella dactilar?
R: En Vallecas no será para ultras, sino en todo el estadio, porque como todos al final somos delincuentes… Es un paso inconstitucional. Han sabido allanar el camino para que ahora saquen esto y nadie se escandalice ni se lleve las manos a la cabeza. Ya todo vale. Por cierto, que lo de Jimmy pasa a 900 metros del Calderón, no dentro. Los estadios están llenos de cámaras de seguridad, ahora nos van a poner huellas dactilares. Y hay que decir que España es el país europeo con menos problemas y menos peleas, las pocas que ha habido en los últimos años y en la historia son fuera de los campos. Que no nos engañen, no son medidas para atajar la violencia, sino de represión, de control. Quieren acabar con la pasión del fútbol.

P: ¿Te pueden requisar en el estadio de Vallecas esa sudadera de Bukaneros que vistes ahora mismo?
R: En el partido contra el Granada me llegaron a preguntar si llevaba bufanda, algo que jamás me había ocurrido. Ni siquiera la llevaba al cuello. Estamos teniendo problemas con las sudaderas, con los pantalones, con los gorros, con las gorras… con todo. No sólo ropa de Bukaneros, sino por ejemplo una camiseta con la leyenda “Antifascista siempre”, un lema que el que no lo apoye tiene un problema. Esa es la situación surrealista que sufrimos nosotros ahora en nuestra propia casa.

P: ¿Bukaneros condena la violencia?
R: Es un tema que me encanta que me lo preguntes. ¿Cuántos muertos ha habido en la historia del fútbol español? En 40 años de movimiento ultra nos salen apenas 3 o 4.

P: Te hablo de violencia, no sólo de muertos.
R: Este fin de semana seguro que ha habido en Madrid más violencia y más heridos que en toda la historia del movimiento ultra en España. Las asesinadas por la violencia de género en un año supera de largo esto. Te hablo también de accidentes laborales, de terrorismo patronal, y nadie se lleva a las manos a la cabeza. O de la violencia en las comisarías, donde ha habido más muertos que en los estadios de fútbol.

P: Aún no me habéis contestado la pregunta. ¿Bukaneros condena la violencia de forma rotunda e innegociable?
R: A nosotros se nos pregunta, se nos exige que condenemos la violencia.

P: ¿No os parece que sería un paso muy importante de cara a la imagen exterior?
R: ¿Por qué no se le pregunta a un policía si condena la violencia en las comisarías? ¿Por qué no se le pregunta a un Gobierno si condena la violencia?

P: Yo estoy ahora delante de Bukaneros, no de un policía ni de un Gobierno… y os hago esta pregunta.
R: Me choca que se me pregunte si yo condeno la violencia, digamos que en la pregunta ya se nos está juzgando, esa es mi sensación como ultra, como si yo fuera violento.

rayo-vallecano-bucaneros-2014-2015-620-04

P: Tú sabes que la imagen que tiene Bukaneros fuera del barrio puede ser esa. ¿Qué puede pensar un receptor imparcial de la puesta en escena que tuvisteis después de la muerte de Jimmy, casi todos tapados? ¿No transmitía intimidación?
R: Fue una puesta en escena equivocada. Pero nadie habló ni habla de las dos personas que estaban delante dando la cara por el grupo. Se pone el foco en los malo. Pero tienes toda la razón, y cuando cometemos errores, lo reconocemos, no tenemos ningún problema en hacerlo. Por eso nos sorprende que no se nos creyera con el tema del Calderón. Ahí nos equivocamos, y más cuando 2 personas dieron la cara y se jugaron el curro y mucho más. También tengo que decir que la gente no se puede hacer una idea de lo que estamos sufriendo simplemente por ser ultras y ser Bukaneros. Gente que ha perdido el trabajo, problemas familiares. Todo eso empuja a una persona a no salir dando la cara porque las consecuencias son muchas. Eso no pasa en Alemania o en Italia, donde la palabra ultra se concibe de otra manera. No tenemos problemas en ponernos delante de una cámara porque ninguno de nosotros se siente avergonzado de lo que somos y de lo que representamos. Es más, nos sentimos orgullosos. Pero cuidado con la criminalización que viene después.

P: Alguien que lea esto puede pensar que dais muchas vueltas con el tema de la violencia. Por orgullo, porque os jode que os pregunte, por lo que sea. ¿No es más fácil hablar de esto con naturalidad?
R: No tenemos que decir condeno esto o lo otro. Tenemos que actuar. Y creemos que con las acciones se demuestran las cosas. 4 años en Primera División y no ha habido ni un solo problema. Eso es lo que nos tiene que importar, no lo que digamos o no digamos. Somos más de 700 socios, con todo lo que eso supone. No podemos hablar de temas tan trascendentales en boca de tanta gente. Con la violencia… o también con la ideología.

P: ¿Concibes a un votante del Partido Popular en Bukaneros?
R: No sé lo que hay en nuestra grada.

P: ¿Pero lo concibes?
R: No lo sé, no lo pregunto. Me parecería incoherente sacar pancartas contra los desahucios y votar al partido que desahucia a la gente, pero yo no le pregunto la ideología a los 1800 que van al fondo. Para acabar, y porque nadie tenga la sensación de que le damos rodeos a nada, te digo claramente que los últimos años son la mejor respuesta que te puedo dar. Tenemos la sensación de que cuando se nos pregunta por el tema de la violencia en el fútbol, estamos dando la razón a los que piensan que en el fútbol español hay violencia. No creemos que haya ese problema. Un problema es la violencia de género, con muchos muertos al año. O en las discotecas de Madrid o de todas las ciudades de España cada fin de semana.

P: ¿Tú crees que pueden ir 700 Bukaneros al Bernabéu sin custodia policial? ¿O 700 Ultrasur a Vallecas? ¿De verdad no hay violencia? La gente no necesita muertos para pensar que existe la violencia, también la verbal, ¿qué pensaís?
R: Te lo compro. Pero no hablemos de un partido. Hablemos del día a día. No es un problema del fútbol, sino de la sociedad que se puede reflejar en el fútbol. Pero es que es en el fútbol donde se ponen cámaras, y huellas, y multas de 60.000 euros. El problema no es la violencia en el fútbol. La ley del deporte lleva muchos más años que la ley mordaza, y así lo venimos denunciando. Fumarte un porro en la calle son 300 euros, fumártelo en un estadio son 3.000. ¿Por qué no hablamos de esas cosas? Y también de la gran convivencia que tenemos a menudo con los visitantes que vienen a Vallecas.

P: ¿Bukaneros ha dejado de viajar o va a dejar de viajar?
R: Al revés, hemos redoblado esfuerzos en los viajes pese a los precios abusivos de las entradas y malos horarios. Hemos estado en Anoeta y en San Mamés, y posiblemente de aquí al final de temporada viajaremos a más sitios, pese a las trabas que se nos ponen a nosotros y en general a todos los aficionados del Rayo Vallecano. No son sólo medidas contra nosotros. No creo que Javi (Peña Bus Uno) sea sospechoso de violento, y tiene que dar el DNI de todos los que viajan con él. Y explicar la forma de viajar o el hotel en el que se quedan. A este paso van a tener que decir de qué color son sus calzoncillos. Por no hablar de que no dejan entrar elementos de animación como bombos, pancartas, megáfonos o banderas, como pasó en el Calderón. Es exagerado y ridículo. Antes nos has preguntado que por qué no nos legalizamos. No se acabarían los problemas. Ha sucedido tener todos los permisos necesarios y no poder pasar el bombo o los globos a un campo, como le ocurrió a Javi en San Mamés. Y se le pidió un papel para reclamar y el coordinador de seguridad dijo: “¿Te quieres ir a casa con 6000 euros?” Esa es la realidad del mundo del fútbol, y no la que se nos vende de violencias y peleas. Esa es la realidad que sufrimos la mayoría de aficionados al fútbol. Para los viajes están poniendo las cosas muy complicadas. Si en España ya había poca tradición para viajar, ahora menos. Y no se potencia, con buenos horarios y precios asequibles.

P: ¿Os da igual la imagen que tenga Bukaneros fuera del barrio de Vallecas?
R: ¿Es mala?

P: Creo que mucha gente lo piensa…
R: La filosofía del grupo es que nos importa mucho todo lo que tenga que ver con nuestro grupo. Jamás nos deja de importar, eso por delante. Pero a nosotros también nos llega una realidad completamente diferente. Desde el Estado español, desde Europa y hasta desde Sudamérica nos llegan apoyos desde hace muchos años. Y en los últimos tiempos creo que nos hemos convertido en un referente. Y no sólo de aficiones afines. Nos están llegando apoyos de grupos no precisamente afines. Nos alaban el hecho de abanderar la lucha contra el fútbol moderno y Javier Tebas. Un ejemplo: la protesta de los Simpson salió en los medios de todo el mundo, y nos llegó la admiración desde muchos sitios. ¿La percepción mala? Es complicado cambiar eso cuando abres un periódico y te encuentras las mentiras que aparecen en los medios de información, es difícil que a una vecina de Carabanchel le hablen de Bukaneros y no tenga una connotación negativa. No nos resbala porque es mentira, esa imagen negativa es malintencionada. Y trabajamos en ello. Nadie se acuerda cuando sacamos la pancarta denunciando que iban a desalojar la iglesia de Entrevías. Pues 7 años después el párroco vino de observador a apoyarnos para ver la represión que sufrimos en nuestro estadio. Nosotros sentimos mucho apoyo, y no sólo del barrio, sino del fútbol en general, y también cada vez mayor de la sociedad.

rayo-vallecano-bucaneros-2014-2015-620-01

P: ¿En qué se ha equivocado Bukaneros en los últimos 23 años?
R: Como todo el que trabaja y no está de brazos cruzados nos habremos equivocado en muchísimas cosas y nos equivocaremos en muchísimas otras. Trabajamos para no equivocarnos o cuando lo hemos hecho, que no se vuelva a repetir. ¿Casos concretos? Lo que hemos hablado de la puesta en escena es un buen ejemplo.

P: ¿Por qué no admitisteis preguntas?
R: Nosotros no tenemos ningún problema en contestar, llevamos 1 hora hablando contigo. Lo que hay que preguntarse es qué había ocurrido durante aquellos días para no admitir preguntas. Un compañero del grupo, con su cara, su coche y su matrícula, abrió los Deportes de Cuatro y la portada del AS, por el simple hecho de acompañar a una viuda a reconocer el cadáver de su marido. ¿Con qué cara te pones delante del que te está criminalizando?

P: ¿Cuál es vuestra opinión de la prensa?
R: Tenéis que pensar qué estáis haciendo mal para que la sociedad tenga esa imagen de los medios de comunicación. Y no hablo del mundo ultra ni del fútbol, sino de la sociedad en general. Algo estará haciendo ese cuarto poder, como transmitir intencionadamente noticias falsas en los medios. Los periodistas tenéis qué preguntaros qué estáis haciendo mal para no tener fiabilidad, para que la gente piense en manipulación. Dicho esto, con los que cubren la información del Rayo no tenemos ningún problema, o al menos nosotros no queremos tener ningún problema con ellos. Sabemos que hay presiones, así nos lo han hecho saber compañeros tuyos que llevan muchos años haciendo la información del Rayo Vallecano. No ponemos el foco, ni siquiera los propios periodistas, en lo que realmente ocurre dentro de los medios. Está pasando, así nos lo ha confesado alguno de tus compañeros o compañeras, que de un tiempo a esta parte no puede publicar nada que vaya en contra de la directiva del Rayo, que han llegado a un acuerdo con el presidente. O cuando Javi o Gelo llaman a un medio para dar luz a alguna protesta o reivindicación, y le dicen que ya no lo pueden sacar porque han llamado desde la directiva. O cuando un periodista tiene órdenes de su grupo empresarial de machacarnos o decir todo lo malo de Bukaneros. Escarbemos y digamos cuál es el origen del problema. Y con esto no quiero poner el foco sólo en los que son los periodistas del día a día. Con ellos nosotros también hemos hecho durante los últimos meses el ejercicio de no ver el enemigo ahí, sino de apuntar a las causas. Y cuando se publica algo extraño le preguntas a él directamente. Y te dice que hay un jefe que le está presionando y que su familia tiene que comer. Y nos dicen que si ponen algo bueno de nosotros están en la calle, lo que pasa es que eso no se sabe.

P: ¿Qué 2 jugadores de la historia del Rayo podrían haber sido, por su forma de entender las vida, miembros de Bukaneros?
R: Uno, Mikel Labaka. Ha estado aquí en la sede. Yuma nos ha acompañado el otro día en las charlas en el peor momento de represión de la historia del grupo. Y una semana antes vino como observador a la entrada del estadio y cuando vio lo que vio se marchó indignado para su casa, que sin Bukaneros él no entraba al fútbol. Wilfred estuvo con nosotros en las jornadas contra el racismo y el único homenaje que recibió en vida se lo hizo Bukaneros. Es verdad que el fútbol en los 90 no era como hoy, y nuestro grupo no tenía tanta fuerza, estamos seguros que si hubiera coincidido hubieran cambiado muchas cosas con la plantilla. En general, no hemos tenido mala suerte con los futbolistas de las últimas plantillas. Recuerdo en Soria que había un problema de la grada con Ángel, ex del Espanyol, y Movilla se subió a nuestra zona sin importarle las cámaras, y nos llevó a unos cuantos a la puerta del vestuario para hablar todos y zanjar el asunto. La semana previa al famoso Tamudazo comimos en el Restaurante Cota con varios jugadores del equipo para ver de qué manera el partido se podía comenzar a ganar desde la grada, no sé, presionar a los recogepelotas, hacer un tifo especial, ver la manera de conseguir entre todos la permanencia. Este no es el fútbol de los 90 ni las plantillas de Segunda B, pero sí hay un acercamiento, si vamos a un entrenamiento te atienden de tú a tú, incluido Paco Jémez.

P: No creo que haya un caso parecido en el fútbol español, ¿no?
R: Al principio los jugadores se sorprenden de recibir una llamada o un mensaje, o que vayas a entregarles unos cordones. Pero es lo bonito, la esencia del fútbol, aunque se haya perdido. Cobeño, Trashorras, Tito o Nacho están ahí, pero como es un club de paso aquí los jugadores vienen y se van al siguiente año.

P: ¿Por qué elegisteis el nombre de Bukaneros?
R: Viene por la historia de la batalla naval en Vallecas, la reivindicación utópica (como casi todo en este barrio) de Vallecas como puerto de mar.

P: ¿Queréis añadir algo más?
R: Que somos un grupo transparente, somos lo que ves, no hay más, no busques más allá. Aquí no nos comemos niños, no somos esos ogros que quieren pintar, sólo somos tu hijo, tu primo, tu sobrino, tu amigo o tu hermano. Gente con sus inquietudes, con sus problemas diarios y que sólo quiere disfrutar durante 90 minutos de su equipo. Punto.

2 comentarios

  1. Se preguntans i en verdad hay mala percepción de ellos fuera por el tema de la vioencia,olvidan cuando Cristiano regalío su camiseta a una niña que sin querer el dió un pelotazo y 4 de estos “valientes” la rodearon y le obligaron a tirarla. Son igual igual que los indar Gorri de Oasuna,con la excusa de dar ambiente al estadio ,usan las gradas a su antojo para hacer politica.

  2. Me parece que esta gente se cree que está por encima del Rayo Vallecano. No sé por qué les tienen que dar un trato especial, son simplemente gente que va a ver el equipo y que pueden animar o no al equipo.
    No condenan la violencia, dan largas…y por experiencia propia, diré que coartan la libertad de expresion de quien no piensa como ellos. No van a recibir con besos a alguien que vaya con una bandera de España…
    Ya son mayorcitos para jugar a “los ultras”, no estan por encima de ningun otro seguidor del Rayo aunque se lo crean. No son mejores que nadie…

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.