Mañana de fiesta y celebración en el Campo de Futbol de La Foresta en Tres Cantos, en una soleada mañana, con el termómetro marcando 23º, donde y como anticipo a lo que sucedería después, antes del inicio del encuentro que enfrentaba al Tres Cantos contra el Complutense Alcalá, se homenajeó a los Campeones Benjamín A y B que ganaron sus respectivas ligas.

Con las gradas a rebosar, y la afición dispuesta a vivir una jornada inolvidable, el Sr. Toth dio el pitido inicial, puso el balón en juego el jugador local Palencia, con 90´por delante para poner el epilogo a una temporada.

El Club de Futbol Tres Cantos vestía totalmente de blanco, con una cruz azul en la parte izquierda de su camiseta, y la Asociación Deportiva Complutense Alcalá lo hacia con camiseta azul con algunas irisaciones, y pantalón y medias también azules.

Los técnicos dispusieron unos ambiciosos sistemas de juego, uno por la necesidad de un punto al menos que les catapultase al ascenso, y otro por el mero hecho de jugar al futbol y disfrutar del juego. Así Javier Garcia Gonzalez colocó a los tricantinos en una línea defensiva de 4, con los laterales jugando muy adelantados, sobre todo cuando atacaban, un dúo organizador, y prácticamente 4 delanteros que se movían constantemente por el campo contrario. Por su parte Juan Alonso Merino también arriesgó y dispuso 4 defensas, un pivote central algo más adelantado, un trio de centrocampistas de largo recorrido y 2 delanteros centros.

El Tres Cantos tenía al balón, y en esos primeros minutos consiguió un saque de esquina, puso el balón en juego Emilio al primer palo, rematando de cabeza el veterano Villafafila, escapándose el cuero a escasos centímetros del poste izquierdo de los complutenses.

Los de Javier Gonzalez llevaban el peso del encuentro, pero no se aproximaban con peligro a los dominios de los de azul, y así iba transcurriendo el partido, el cuero lo tienen los de blanco, lo pierden y lo llevan los de azul, que se aproximan tímidamente al área contraria, y en el mejor de los casos finalizan jugada con disparos flojitos, o bien fuera o a las manos de Ivan, y poco a poco se iban haciendo con el dominio del juego.

Había emoción por el resultado final, pero el encuentro era insulso, y solo lo salvaba Villafafila con sus pases en largo al área contraria en busca de un delantero que lo aprovechara, en un alarde de toque de balón, que este incombustible jugador, que ni se sabe por los equipos que ha pasado en su larga trayectoria deportiva, y lo que le queda, derrochaba para deleite de los aficionados que le animaban con canticos: “ese Villa, ese Villa ehhh…”

El capitán local Carlos pedía el esférico, para poder llevarlo con criterio a posiciones mas adelantadas, casi siempre se lo dejaba a Palencia que estaba dispuesto a pelearse con la defensa en todas las posiciones del campo. Mientras que en los de Alcalá la manija la llevaba Moraga que se afanaba en defensa y en ataque para ponérselo fácil a sus compañeros.

“A 90 minutos de un sueño” rezaba una pancarta, y no sabían lo cercanos que estaban de la realidad que tendría lugar mas adelante, ya que con la consecución de un punto seria suficiente para quedar por delante del Sanse B, y garantizarse un puesto en la categoría superior.

La delantera local no paraba, y era Emilio el que cada vez ocupaba una posición, batallando y recorriendo kilómetros como si se tratara de un corredor de medio fondo, derrochando ganas y en una excelente forma física, dada la temperatura que había en el terreno de juego.

El tiempo inexorable iba pasando, sin variación en el marcador, y sin que los porteros tuvieran apenas que intervenir, y mucho menos en jugadas de peligro, y eso era lo mejor que le podía suceder al Tres Cantos.

Ivan animaba a los suyos “paciencia, intensidad que va a llegar…”, pero no llegaba nada, y el aburrimiento del juego, dejaba en un compas de espera a la grada, que se lo tomaba con tranquilidad, porque el Complutense Alcalá no llevaba ningún peligro al área de los de casa.

A los 45´un centro chut desde la derecha de uno de los mejores jugadores del día, Gerard, no puede atajarlo Sanabria, y el balón sale a su derecha, igual que podía haberse alojado en el fondo de las mallas. Sin mas se llegó al final de la primera parte, y a ver si se cumplía luego el dicho de… y ahora viene la segunda que es la mas interesante, y en esta ocasión, desde luego que además definitiva para los intereses locales.

Antes del comenzar los últimos 45´de la temporada, se reunieron en un circulo en el centro del campo los jugadores del Tres Cantos a escuchar una arenga de su jugador numero 2, Gerard, que por los gestos les animaba a pelear y trabajar los minutos que les restaban en el convencimiento que harían la gesta de subir de categoría. En la reanudación el discurrir del encuentro era el mismo que en la primera parte, aunque se notaba que los blancos querían, querían, pero no podían.

Al primer minuto Emilio cedía el balón a Lalo que lanza un punterazo que sale rozando el poste a la izquierda de Sanabria, en lo que seria el primero y uno de los pocos avisos que dejarían los de Javier Garcia Gonzalez. En el minuto 3 se produce una jugada muy discutida, cuando Lalo disputa un balón en el área visitante, se adelanta a su defensor, Monroy, y cuando se encara a afrontar un mano a mano con el portero es presuntamente entrado por detrás por el 2 visitante y cae en el área. Lo que parecía un penalti claro favor de los locales, el Sr Toth lo convirtió en una falta de Lalo al defensa, ante la estupefacción del publico, y el desanimo de los tricantinos, el futbol es así. Y en la tercera oportunidad en pocos minutos Carlos envió un balón peligroso al área que el portero consiguió atajar en dos tiempos, en otra oportunidad de gol que no cuajo. El Tres Cantos cree en la victoria, pero esta no llega, y mantiene el empate de la tensa tranquilidad.

A los 60´ una nueva jugada de los blancos, conduciendo el cuero Johan por banda izquierda, caracolea en el medio campo, dejando finalmente la pelota en las botas de Emilio, que recorre lateralmente el frontal del área en un afán de colocarse en remate franco a puerta que finalmente consigue realizar rechazando la defensa azulona, el cuero le llega entonces a Palencia que chuta a puerta desviando Sanabria, llegándole nuevamente el esférico a Palencia que remata de cabeza golpeando el larguero el balón, saliendo finalmente fuera, por encima de la portería.

75´con un equipo mas enchufado, que quiere la victoria, y un Complutense Alcalá que permanecía en el campo, pero tenia mas ganas de irse a la ducha, que de seguir pasando calor. Villafafila seguía insistiendo con balones cruzados en largo desde la defensa a los dominios de Jesús, que se hacia grande en el control, aunque perdía el balón posteriormente.

A falta de un minuto para el tiempo reglamentado Moro y Palencia pelean un balón en el medio campo, se lo llevan, y Palencia se lo pasa a Jesús que remata a puerta rechazando Sanabria la clara ocasión de inaugurar el marcador para el Tres Cantos.

El Colegiado Sr. Toth tras 4´de prorroga puso fin al choque, que pasaportaba a los locales a Tercera División. Y con los gritos de toda la hinchada local de “a Tercera oe, a Tercera oe…” el Tres Cantos se dispuso a festejarlo con toda la afición, viviendo un sueño, como anticipaba la pancarta inicialmente

TRES CANTOS
Iván Villar; Gerard, Ruben Muñoz, Villafafila, Suañez; Carlos, Gali; Johan (Moro 78´), Emilio (Jesús 78´), Lalo (Edgar 89´) y Palencia.
COMPLUTENSE
Sanabria; Monroy, Galán, Obrian, Daniel; Moraga (Timo 58´); Alamancos (Alex 78´), Romero, Gian Franco; Nacho (Jonatán 82´) y Pedro.
GOLES No hubo
ÁRBITRO Loand Zoltan Toth
INCIDENCIAS Foresta, unos 800 espectadores.

 

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.