Hay días que solo vale el resultado, y el resto de componentes futbolísticos pueden quedar a un lado. Partidos vitales, trascendentales, que pueden definir una temporada, que suelen darse a comienzos de temporada, aunque en esta jornada nueve se vio en Foresta. Evidentemente, todavía quedan ochenta y siete puntos en disputa, pero el partido de este domingo, es de esos que pueden definir una temporada.

También hay que tener en cuenta los condicionantes con los que ambos equipos afrontaban el choque. Sin apenas tiempo para prepararlo y recuperación, el tercer partido en ocho días para dos recién ascendidos, es el que más valor tenía sobre el papel. Dos equipos que se supone serán rivales hasta el final de temporada en la lucha por la permanencia, y quién sabe si en juego no había más que tres puntos, por aquello del gol average a final de temporada.

El choque, no tuvo mucho que contar. Ambos equipos tenían mucho respeto por el contrario, y por lo que pudiera pasar al final del mismo. El cansancio, unido a la anómala alta temperatura para ser Octubre, podía ser un factor que determinara el resultado, y ambos parecieron jugar un poco con el freno de mano, en cuanto a las alegrías defensivas. En cuanto a lucha e intensidad, los dos equipos dieron un nivel alto, aunque no tanto en lo futbolístico.

Como era de esperar, este tipo de partidos ásperos, con poco fútbol fluido, solo podía decantarse en una acción a balón parado, como así fue. Apenas habían transcurrido el primer cuarto de hora, cuando el Tres Cantos botó una falta lateral. El balón a la olla, lo trataron de rematar dos jugadores locales en el primer palo, o al menos peinarlo, y otros tantos visitantes. Finalmente, el cuero siguió su curso, y en el segundo palo apareció Palencia, en estado de gracia, para meter lo justo el pie, y anotar el que acabaría siendo el único tanto del partido; prácticamente en la única acción reseñable del primer acto. Eso sí, sin contar el desgraciado encontronazo del cancerbero Iván Villar, que estrenaba paternidad, y que no pudo acabar el partido.

El segundo tiempo resultó algo más entretenido, aunque más por aquello de lo ajustado del marcador y otra cosa. De inicio, nada cambió, y los minutos iban pasando entre disputas, choques, y desgaste físico, sin mucho espectáculo. Pero precisamente, según iban pasando los minutos, las piernas de los veintidós protagonistas iban pesando, y la intensidad se iba perdiendo por desgaste. Esto derivó en que cada equipo tuviera un par de opciones para marcar, saliendo a relucir la figura de los dos cancerberos, para salvar su portería.

En definitiva, un trabajado triunfo para el equipo de Javi García, que pega un pequeño salto en la clasificación, y sobre todo consigue sumar tres puntos, que pueden ser de oro de cara al desenlace final de campeonato. Enfrente, Los Yébenes quizá mereció no marcharse de vacío (tampoco ganar), pero al menos continuará fuera del descenso una jornada más.

TRES CANTOS
Iván Villar (Bengoetxea 44′); Gerard, Gali (Emilio 10′) (A), Rubén Muñoz, Suañez (A), Jesús, Zarza, Miguel (Rubén González 76′), Moro, Lalo y Palencia (A).
LOS YÉBENES
Garvia; Pepe, Rueda, Marvin, Noah (Greciano 46′); Durán, Abraham (A) (Paco 72′) (A); Nano, Gallardo (A) (Jesús 78′), Maya; y Trujillo.
GOLES 1-0 Palencia (16′).
ÁRBITRO Sánchez Meneses (2). Amonestó al técnico visitante, César Garzón.
INCIDENCIAS Foresta, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2017/2018
TRES CANTOS
LOS YÉBENES
3. 3.
2. 2.
1. Palencia 1. Garvía
E: Javi García 2 E: César Garzón 1

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.